Pechuga de pavo al horno, rellena con quinoa y hierbas

Rinde 6 porciones, cada una aporta 400 calorías, 53 g de proteína, 18 g de grasa, 8 g de carbohidratos, 3 g de fibra, 5 mg de sodio.

Ingredientes

  • 1/4 de taza (50 g) de quinoa roja, enjuagada y escurrida
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 poro (solo la parte blanca), rebanado finamente
  • 2 cucharadas de vino blanco
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de piñones
  • 2 cucharadas de semillas de girasol
  • 1 cucharada de arándanos deshidratados, picados
  • 1 cucharada de salvia fresca, picada
  • 2 cucharadas de perejil fresco, picado
  • 4 filetes de pechuga de pavo, sin piel
  • Encurtido de arándanos, para servir

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200 ℃.
  2. Cubre una bandeja para hornear con papel de estraza.
  3. Cocina la quinoa en una cacerola grande con agua hirviendo durante 20 minutos, hasta que esté suave. Enjuágala bajo un chorro de agua fría y escurre bien.
  4. Calienta el aceite en una sartén grande. Saltea el poro a fuego medio durante 10 minutos, hasta que esté suave y dorado.
  5. Vierte el vino y cocina hasta que se evapore. Añade el ajo, los frutos secos, las semillas y los arándanos. Cocina 5 minutos, hasta que doren los frutos secos.
  6. Pasa la preparación a un tazón, junto con la quinoa y las hierbas; mezcla bien.
  7. Coloca una pechuga de pavo entre dos piezas de plástico autoadherible y golpea con la base de una sartén para aplanar la carne.
  8. Pon dos cucharadas copeteadas del relleno sobre una de las orillas del filete, enrolla y une los extremos con un palillo. Repite con el resto del pavo y el relleno.
  9. Acomoda los rollos en la bandeja preparada y hornea durante 15 minutos, hasta que la carne esté suave.
  10. Sirve el pavo acompañado con encurtido de arándanos, chícharos dulces y camote anaranjado asado.


Ir a la fuente

Deja un comentario