Paridad cambiaria: características, cálculo, ejemplo

La paridad cambiaria se refiere al tipo de cambio entre las monedas de dos países para poder hacer que el poder de compra de ambas divisas sea sustancialmente igual. También se conoce como paridad monetaria. Por tanto, la paridad cambiaria muestra la relación existente entre dos monedas, es decir, cuánto se debe entregar de una divisa para poder tomar una unidad de otra moneda.

En teoría, los tipos de cambio de las monedas pueden establecerse a nivel paritario e irse ajustando para así mantener la paridad a medida que vayan cambiando las condiciones económicas. Los ajustes se pueden hacer en el mercado, cambiando los precios, según cambien las condiciones de la oferta y la demanda.

Fuente: pixabay.com

Este tipo de ajuste ocurre naturalmente si se permite que las tasas de cambio fluctúen libremente o dentro de amplios rangos.

Sin embargo, si los tipos de cambio se estabilizan, se establecen de manera arbitraria o se implantan dentro de un rango estrecho, se podrán mantener los tipos de interés mediante la intervención de los gobiernos nacionales o de agencias internacionales como el Fondo Monetario Internacional.

Características

Con la globalización existente en el mundo, los cambios en la paridad cambiaria generan importantes influencias en la economía de las naciones, tanto en las importaciones, exportaciones, estructura del sistema productivo, inflación, etc.

Existen muchos modelos económicos e investigaciones para poder indagar estos fenómenos.

Paridad flotante y fija

Cuando se está ante una política cambiaria de paridad de cambio flotante, se podrá modificar la paridad cambiaria en el tiempo, por variadas motivaciones de la oferta y demanda de las monedas. Por ejemplo, en los últimos años el valor del euro con respecto al dólar viene fluctuando entre 1,20 y 1,60.

Cuando se refiere a una paridad cambiaria fija, significa que el valor de la moneda se conserva invariable en el tiempo con respecto al valor de otra moneda, otra canasta de monedas o algún otro indicador, tal como el precio del oro.

Actualmente, ni el Banco Central europeo, ni la Reserva Federal estadounidense, ni el Banco de Japón, ni el Banco de Inglaterra, intervienen en el mercado para buscar una paridad cambiaria.

La mayor porción de las políticas monetarias sigue otros criterios, como la reactivación del crédito bancario o estímulos en tiempos de crisis.

Para los inversionistas, la paridad cambiaria solo tiene interés cuando desean obtener más reservas de una determinada moneda sin el propósito de llevar a cabo inversiones rápidamente.

Tasas de interés

Una de las medidas que afectan más al valor de una moneda son las alteraciones de las tasas de interés. Comúnmente, unas tasas altas disminuyen la inflación e incitan que la divisa salga favorecida al cruzarse con otras monedas.

Sin embargo, esto puede ser una carga para las exportaciones y no respalda tampoco a una economía con dificultades en el consumo interno.

Por otro lado, las tasas bajas fomentan la aprobación de créditos con el resultante impacto negativo en la deuda privada y pública. Adicionalmente, no está muy claro que luchen contra la deflación.

¿Cómo se calcula la paridad cambiaria?

Primero, se necesita buscar la tasa de conversión actualizada de la divisa del país con respecto a los euros, dólares o la moneda a la que se quiera convertir.

Se requiere estar enterado del movimiento cambiario, que es la cotización del dólar al día, para poder tomar así cualquier decisión que permita tener seguro el dinero, Esto permitirá saber el valor real de la moneda del país, cuánto se necesita entregar a cambio de un dólar o de cualquier otra divisa extranjera que se requiera.

Esta información se podrá encontrar disponible en la página de algún organismo financiero del país.

Es importante hacer el cálculo del monto de dinero que se va a tener luego de haber realizado el cambio de monedas.

Solo se tiene que multiplicar el monto de dinero que se va a cambiar por la tasa de conversión. El resultado que se obtenga de esta operación será el monto de dinero que se tendrá después del cambio de monedas.

Cálculo de ejemplo

Si “a” es el monto de dinero que se tiene en una divisa y “b” es la tasa de conversión, entonces “c” será el monto de dinero que se tendrá por la paridad cambiaria. De esta manera: a * b = c, por lo cual a = c / b.

Se puede observar con el siguiente ejemplo: Para poder realizar la conversión de dólares a euros, conociendo que la paridad cambiaria de un dólar americano es igual a 0,7618 euros, entonces si se poseen $1.500 se tendrán que multiplicar $1.500 por 0,7618, siendo el resultado de la operación 1.142,7 euros.

Este será el monto de dinero en euros que se tendrá luego de haberse realizado la paridad cambiaria.

Si se realiza el método de manera inversa, en caso que se requieran 20.000 forintos húngaros y se conoce que un dólar americano es igual a 226,43 forintos, entonces para saber el monto de dólares americanos que se van a necesitar, se divide 20.000 entre la paridad cambiaria de 226,43.

El resultado de esta operación es 88,33, que serán los dólares americanos que se requerirán cambiar.

Herramientas de conversión

Para conocer una paridad cambiaria, se puede buscar apoyo en los instrumentos de conversión actualizados que se encuentran disponibles en Internet.

Para poder saber con mayor exactitud las paridades cambiarias actuales de las divisas que se necesitan, algo que se puede hacer es contactar alguna institución gubernamental. Esta podrá brindar ese tipo de información financiera sobre la paridad cambiaria del país que se necesite.

Ejemplo

Si se debe otorgar US$1,5 para recibir un euro, entonces la paridad cambiaria entre esas dos monedas será de 1,5.

Argentina conservó una paridad cambiaria de 1 a 1 entre el dólar y el peso argentino en el período comprendido entre 1991 a 2001.

A este período se lo llamó convertibilidad, ya que el banco central argentino mantenía en sus reservas un monto de dólares equivalente al monto de pesos que circulaban en el mercado. Mediante una ley se imposibilitaba que el Banco Central se desalineara de este proceder.

En la actualidad existen pocas naciones que tengan una paridad cambiaria establecida por ley. Sin embargo, naciones como China interceden con fuerza en el mercado monetario para ajustar la paridad cambiaria al valor que consideran provechoso para su propia política económica. A esto se le llama flotación sucia.

Mercado Forex

Es el mercado internacional de canje de monedas. Está compuesto por una red interconectada de agentes. En este mercado tiene participación una gran cantidad de agentes, tales como inversores institucionales, inversores individuales, bancos comerciales, bancos centrales, etc.

Referencias

  1. Encyclopaedia Britannica (2019). Parity. Tomado de: britannica.com.
  2. Zona Económica (2019). Paridad Monetaria. Tomado de: zonaeconomica.com.
  3. Empresa y Economía (2019). La paridad cambiaria. Tomado de: empresayeconomia.republica.com.
  4. Guía SAT (2019). Tres métodos distintos para calcular el tipo de cambio fácilmente. Tomado de: satgobmx.com.
  5. Will Kenton (2019). Parity. Investopedia. Tomado de: investopedia.com.

Deja un comentario