Para avanzar en la vida es necesario dejar atrás lo que nos retrasa…

Esto puede interpretarse de una manera dura, hasta desagradable, el hecho de tener que reconocer que hay cosas que debemos dejar atrás para poder progresar en la vida, se trata de identificar aquello que nos genera retraso, que no suma progreso, y que en el peor de los casos se convierte en un obstáculo y nos estanca.

Algunas personas piensan que aferrarse a las cosas les hace más fuertes, pero a veces se necesita más fuerza para soltar que para retener. Hermann Hesse

Muchas veces no nos percatamos de estas situaciones, no se trata más que de una especie de negación, especialmente si nos sentimos atados a esa situación, estado o persona específica, que aún y cuando nos desacelera la marcha en nuestro camino, permanecemos atados a ello.

mano-sujetando-corazón-maltratado-1

Dejar atrás aquello o aquellos que nos retrasa, puede resultar doloroso en primera instancia, pues en muchos casos, representa el tener que darse cuenta que no todo resulta como lo deseamos, ese trabajo en el que hemos permanecido tanto tiempo, ese tiempo invertido sin obtener los frutos deseados, esa persona que tanta ilusión significó para nosotros y nos toca darnos cuenta que pasa a ser un ciclo necesario de cerrar.

El arte de vivir implica saber cuándo aferrarse y cuándo dejar ir. Havelock Ellis

Dejar ir

Lo más difícil es reconocer, saber aceptar aquello que está en nuestras vidas, por elección o por imposición y no contribuye a que avancemos. En la mayoría de los casos es por elección, pues realmente pocas cosas pueden imponer a un alma libre, el libre albedrío es derecho innegable a cada ser humano, aún en las ciscunstancias más penosas, elegimos perpetuar el sufrimiento o tomar otra actitud.

Retener es creer que solo existe el pasado, dejar ir es saber que hay un futuro. Daphne Rose Kingma

Entonces nos corresponde mirar en nuestro interior, identificar en nosotros lo que estamos proyectando en esa situación o persona, lo que nos ata a esa carga pesada, temor, duda, costumbre, inseguridad…muchos pueden ser los factores y muchas las emociones, pero la valentía y la fortaleza develar lo que no queremos reconocer, es fundamental para avanzar en la vida.

chica-con-abrigo-rojo-simbolizando-el-dejar-ir-una-paloma (1)

Cuando nos sinceramos con nosotros mismos, podemos demostrar que somos capaces de asumir nuestra virtud, que dejar atrás lo que nos retrasa, por doloroso que sea, es el camino más certero al progreso, que cada persona y situación en nuestra vida tiene un papel, un espacio y un tiempo y cuando ese tiempo se cumple necesario es continuar, dejando atrás lo que corresponda, que indudablemente también deberá seguir su camino.

Por: Marvi Martínez

También te invitamos a visitar:

Aprende a dejar ir las cosas que no puedes controlar

Pocas cosas requieren más valor que dejar ir

Dejar ir es reconocer que algunas personas son parte de tu historia, no de tu destino

Yo también tengo a alguien que a pesar de los daños, me cuesta mucho dejar ir

Deja un comentario