Otro mito que va cayendo, el del consumo diario de Aspirina para «prevenir» infartos

Durante muchos años ha existido la recomendación médica o «moda» de tomar una Aspirina diaria entre adultos, por lo general de más de 40 años, para «prevenir» infartos y accidentes cerebrovasculares en personas con riesgo a padecerlos. Pero ese es otro de los mitos que lleva años cayendo. Los estudios recientes han provocado que dicha práctica de riesgo se restrinja.

El problema con ese tipo de prácticas es que se generalizan con el tiempo de tal modo que al final la población se automedica con los daños que ello puede acarrear. Existen bastantes trabajos publicados en los últimos años que alertan sobre este asunto. El uso de la aspirina está generalizado en grupos de riesgo como ancianos y adultos con úlceras pépticas (llagas dolorosas en el revestimiento del estómago que afectan a un 10% de la población).

En Estados Unidos gran parte de la población consume aspirina sin el consejo de su médico. Las autoridades sanitarias llevan años advirtiéndolo como nos hemos hecho eco en más de una ocasión.

Las investigaciones recientes suelen concluir que la práctica mencionada con Aspirina conlleva pocos beneficios y mayores riesgos (entre ellos de muerte) y de sangrado en el aparato digestivo, uno de los principales efectos secundarios del popular medicamento, asociados al uso diario de la aspirina.

De hecho estos hallazgos han llevado al Colegio Americano de Cardiología (ACC) y a la Asociación Americana del Corazón (AHA) a cambiar las pautas clínicas a principio de este año. Ahora ambas instituciones desaconsejan el uso rutinario de la aspirina en los mayores de 70 años y en aquellas personas que, aun sin haber padecido ninguna enfermedad cardiovascular (como un infarto o derrame cerebral), sí tienen riesgos de sangrado.

Hay que tener en cuenta que muchas personas pueden estar en ese riesgo sin saberlo, simplemente porque nunca lo hayan padecido o no lo hayan detectado. La Aspirina tiene casi 120 años y es seguramente el fármaco más conocido del mundo. Empezó usándose contra el dolor y sus fabricantes han ido continuamente haciendo estudios para intentar ampliar sus indicaciones, éxito del que es producto el uso indebido que ahora se advierte.

Un trabajo de investigación del médico Colin O’Brien del Centro Médico Beth Israel de Boston en USA corrobora el hecho: Tomar aspirina diario sin observación médica puede no servir e incluso puede ser peligroso.

O’Brien y su equipo encontraron que durante el año 2017, cerca de 29 millones de personas mayores a 40 años tomaban una aspirina diaria, a pesar de no padecer problemas cardíacos diagnosticados. Alrededor de 6,6 millones lo hacían sin indicación médica.

Pero como se ha comprobado en otras ocasiones también, las personas de riesgo bajo a moderado no obtenían una «ayuda extra» por tomarse la Aspirina. Y sin embargo, sí son más susceptibles a hemorragias y sangrado en el sistema digestivo. Por lo que, en algunas personas, el consumo de aspirina diaria ofrece mayores riesgos que beneficios.

Ahora las pautas de la ACC y la AHA son que solamente un número restringido de personas de 40 a 70 años con un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca, debe tomar de 75 a 100 miligramos de aspirina al día, previa recomendación realizada por un médico. Así que la práctica aún no ha sido descartada, veremos si con el paso de los años también esa recomendación se convierte en otro mito caído.

http://www.migueljara.com/2019/07/29/otro-mito-que-va-cayendo-el-del-consumo-diario-de-aspirina-para-prevenir-infartos/

Deja un comentario