Continúo —y termino— con lo que empecé hace algunos días. Vayamos al grano sin entretenernos:

Y como no he podido resistirme a rebelarme, aunque sólo sea de manera testimonial, aquí va también esta humilde contribución que no sé cómo encajaré en el programa:

Cualquier día de estos me lío la manta a la cabeza y me rebelo más todavía preparando un temita sobre literatura en el exilio. Claro que si me lanzo, igual me quitan el carné de profesor, no sé.

imagenes-exposicion-antologica-Equipo-Cronica_EDIIMA20150210_0640_4

Deja un comentario