Nuevos descubrimientos relacionados con el misterio de cómo se construyó la Gran Pirámide

Un nuevo conjunto de investigaciones relacionadas con el antiguo Egipto ha conducido a algunos descubrimientos sorprendentes: la traducción de un antiguo papiro, un ingenioso sistema de canalizaciones desenterrado recientemente y el hallazgo de una barca ceremonial de hace 4.500 años –podrían ser las piezas finales del rompecabezas milenario que revelaría cómo fue realmente construida la Gran Pirámide.

Los arqueólogos han informado de sus increíbles nuevos hallazgos a Mail Online , que los ha hecho públicos en detalle en su documental del canal 4 del Reino Unido Egypt’s Great Pyramid: The New Evidence (“La Gran Pirámide de Egipto: Nuevas Evidencias”).

A pesar de los siglos de investigaciones relacionadas con las pirámides de Guiza, aún no se ha dado una explicación definitiva a cómo los antiguos egipcios cortaron, transportaron y ensamblaron millones de bloques de granito y piedra caliza, cada uno de ellos con un peso medio de 2,3 toneladas métricas. “Para la construcción de las pirámides, no existe ninguna teoría 100% probada o comprobada; todo son teorías e hipótesis,” apuntaba Hany Helal, vicepresidente del Heritage Innovation Preservation Institute (“Instituto para la Innovación y la Conservación del Patrimonio Histórico”).

Gran Pirámide de Guiza. Fotografía: BigStockPhoto

Gran Pirámide de Guiza. Fotografía: BigStockPhoto

¿Cómo se transportaron los bloques de piedra?

Durante largo tiempo se ha sostenido que la piedra caliza era extraída en Tura, a unas ocho millas de distancia, mientras que el granito utilizado en el interior de la Gran Pirámide se extraía en Asuán, a 533 millas de distancia. Sin embargo, los arqueólogos no han sido capaces de determinar cómo fueron transportadas las piedras a Guiza para la construcción de la pirámide de Keops. Un estudio del año 2014 aseguraba haber resuelto parte del rompecabezas: los antiguos egipcios habrían desplazado enormes bloques de piedra a través del desierto mojando la arena ante un artilugio construido para trasladar elementos muy pesados. Pero tres descubrimientos diferentes realizados en los últimos años nos ofrecen ahora una posibilidad alternativa.

Nuevas pruebas revelan que los bloques llegaban en barco

El descubrimiento de un antiguo papiro en una cueva del antiguo puerto del Mar Rojo de Wadi el-Jarf, un sistema de canalizaciones olvidado desenterrado bajo la meseta de Guiza y el hallazgo de una barca ceremonial sugieren ahora con fuerza que miles de trabajadores transportaron 170.000 toneladas de piedra caliza a lo largo del Nilo en embarcaciones fluviales de madera.

Embarcación del antiguo Egipto. Imagen: Museo Canadiense de Historia

Embarcación del antiguo Egipto. Imagen: Museo Canadiense de Historia

El diario de un constructor de pirámides

Un papiro de 4.500 años de antigüedad hallado en Wadi el-Jarf ofrece importante información sobre la construcción de las pirámides. Escrito por Merer, un supervisor con un numeroso equipo de trabajadores de élite a su cargo, el antiguo diario de obras del 27º año del reinado del faraón Keops describe en detalle la construcción de la Gran Pirámide.

“Las letras jeroglíficas … hablan en detalle del transcurso de varios meses de obras de construcción para la Gran Pirámide, cercana a su finalización, y los trabajos en las canteras de piedra caliza de Tura en la orilla opuesta del Nilo,” informa History.com. “El diario de Merer, escrito en dos columnas como un programa diario de tareas, informa sobre la vida cotidiana de los obreros de la construcción y revela cómo los bloques de piedra caliza que eran extraídos en Tura, utilizados para revestir el exterior de la pirámide, eran transportados en barco a lo largo del río Nilo y un sistema de canales hasta el lugar de construcción, en una travesía que duraba entre dos y tres días.”

Un antiguo sistema de canales

Si este documento es exacto, ¿dónde están los canales de los que habla Merer? Hasta hace poco, había escasas evidencias de un sistema así de canalizaciones que hubiera sido utilizado para transportar bloques gigantes. Sin embargo, el arqueólogo Mark Lehner ha revelado ahora el descubrimiento de unos canales olvidados bajo la meseta de Guiza: “Hemos delineado el curso central del canal que creemos que sería la principal área de entrega al pie de la meseta de Guiza,” señalaba el investigador en Mail Online.

Ir a la fuente

Deja un comentario