Nos hacen creer que la democracia es el producto final de la evolución humana

EL PLAN LUCIFER ESTIMULÓ LA CÁBALA Y LA MASONERÍA

Desde la llamada «Luz», la humanidad ha caído gradualmente bajo el hechizo de la Cábala (también llamada Kabbalah). Lo que hemos aprendido a creer que es el «progreso», es en realidad el renacimiento de un antiguo culto de la fertilidad pagana satánica, personificada por la Cábala. El «dios» de la Kabbalah no es un dios en absoluto. Es Lucifer. Los judíos illuminati y sus aliados masónicos están construyendo sigilosamente un nuevo orden mundial dedicado a Lucifer.
Según el perspicaz investigador David Livingstone, el plan de Lucifer fue formulado en la Cábala en el siglo VI a.C., cuando los judíos estaban prisioneros en Babilonia. Según la Biblia, este exilio fue un castigo por haber adoptado el paganismo de sus vecinos, los cananeos. Se apropiaron del viejo culto al dios moribundo, Lucifer. Entre las prácticas atroces prescritas por este culto estaban los ritos «misteriosos» de la música, las drogas, el sexo orgiástico y el sacrificio humano.
La Cábala está basada en antiguas mitologías paganas que cuentan la historia de un dios original que creó el universo y un dios usurpador (Lucifer) que finalmente lo derrota y logra gobernar el universo en su lugar.

Este [sacrificio de niños] se convirtió en la base de este culto en todo el mundo antiguo. Los rituales de muerte y resurrección imitaban los del dios [Lucifer] Los participantes usaban drogas y bailaban con música para alcanzar un estado de éxtasis o posesión demoníaca que les permitía alcanzar habilidades sobrenaturales como el cambio de forma, la clarividencia y otros poderes mágicos. En este estado, mataron a un niño, comieron su carne y bebieron su sangre para que el dios pudiera renacer en ellos.”

Los filósofos griegos fueron los primeros cabalistas importantes. Cuando Ciro el Grande liberó a los judíos de su cautiverio, muchos cabalistas se extendieron a varias partes del mundo, incluyendo Grecia y Egipto. Las filosofías dionisíacas fueron influenciadas por la Cábala. “Desde Grecia y Egipto, las prácticas cabalísticas se extendieron por toda Europa, donde se las conocía como brujería. Pero las influencias más importantes fueron el humanismo del Renacimiento y el ascenso de los Rosacruces. El movimiento rosacruz fue inicialmente aplastado tras la Guerra de los Treinta Años, pero algunos de ellos se refugiaron en Inglaterra, donde fundaron la masonería. Con el advenimiento de los iluminati, los francmasones fueron el origen del gran proyecto de la Ilustración, cuyo objetivo era suplantar la autoridad cristiana a través de las revoluciones americana y francesa. El propósito de estas revoluciones era crear sociedades seculares, mediante las cuales el cristianismo, o cualquier religión, se separaría de manera permanente del «Estado».

Deja un comentario