No te pases la vida esperando que llegue tu momento, ya vives en él

por Atrevete y despierta
fuente mauandayoyi.blogspot.com

Probablemente ésta sea una idea muy trillada, pero te has detenido realmente a observar en pleno el momento en el que te encuentras? eres realmente capaz de observar lo que ocurre en tu interior? te percatas de lo que está sucediendo a tu alrededor?…
Vivir atrapados en el pasado y ansiosos del futuro se puede hacer costumbre, de hecho es la manera más común de vivir, aprendemos del pasado y pasamos el resto de la vida esperando que el futuro sea mejor, siempre planificando un viaje, las próximas vacaciones, mi futuro hijo, la pareja que llegará, ese empleo que algún día concretaré, la casa que podré comprar y una serie de cosas que se traducen en esperanzas, ilusiones futuras que alimentan nuestro deseo de vivir el presente, siempre en pro de lograr algo.
Así se nos pasa la vida, ignorando que el momento más importante de tu vida es el minuto que está transcurriendo justo ahora, ni más ni menos.

No dejes que el minuto se te escape

Vivir en esa burbuja del tiempo, que nos lleva del pasado hacia el futuro una y otra vez, nos aísla del presente, del momento que nos encontramos viviendo, preferimos alimentar la ilusión que asumir la realidad y no nos damos cuenta que este, este minuto, este momento, ahora es nuestra vida, no mañana, no ayer…ahora.
Presta atención a lo que estás haciendo, incluso leyendo este artículo puedes no estar plenamente alerta,los pensamientos van y vienen de tu mente, las preocupaciones, las comparaciones y la premura de lo que debes ir a hacer luego de revisar esta página, no te permites realmente disfrutar el momento en toda su plenitud, cuando en realidad el minuto presente es el único que cuenta, porque de el depende el futuro inexistente, procura aprovechar al máximo el momento que estás viviendo, sacando toda la utilidad que puedas para aprender cada día más.

El mañana todavía no llegó

Este pensamiento resulta muy provechoso si se le comprende realmente, no tiene sentido preocuparnos por cosas que no han sucedido y que quizá nunca sucedannos distanciamos de cosas verdaderas, como por ejemplo el llamado de un hijo que demanda un minuto de tiempo, lo dejamos de un lado porque debemos atender algo de lo que depende nuestro futuro, la sonrisa incitadora de nuestra pareja cuando necesita complicidad y la evadimos porque los quehaceres nos esperan, cuando un amigo nos influencia para perder un rato el tiempo en una conversación o simplemente en silencio, pensamos entonces que no podemos darnos ese lujo pues hay mucho que hacer…
Lo que debes hacer es lo que haces justo ahora, no aquello que cambiará tu vida para siempre, acciona en el momento justo y oportuno, utiliza sabiamente el pensamiento, colócalo en su lugar correcto, no dominando tu mente y tus minutos, no ocupando tu presente viviendo en el futuro o del pasado, dale su lugar y que no sea impedimento en vivir tu minuto presente.
No hay momento que te necesite más que el minuto presente…
www.mujer.gurú

Deja un comentario