“No soy bueno en nada” – ¿Por qué esto es una gran mentira?


Si esto es algo que te has estado diciendo últimamente, detente. Detente ahora mismo porque es una gran mentira. ¿Sabías que con la excepción de los narcisistas y sociópatas, casi todo el mundo por ahí sufre de síndrome del impostor? Cada persona en el planeta sufre de un tipo de problema de autoestima u otro, pero pocos lo admitirán.
IMAGEN: DAILYMAIL
 Los medios de comunicación social tienen un montón de usos, pero también pueden ser seriamente perjudiciales para aquellos que disfrutan en los éxitos aparentes de otras personas. La gente simplemente no quiere admitir sus fracasos y debilidades, porque todos estamos intentando tener éxito en algo, cualquier cosa, sólo por un momento, y muchas personas lo hacen a través de las redes sociales. Todo lo que sabemos sobre otras personas es lo que eligen compartir, y eso no es una representación completa de lo que realmente son. La persona que piensas que es el ser más talentoso que alguna vez has encontrado puede estar luchando contra una enfermedad difícil o problemas financieros graves. Aquellos a quienes admiras se comparan con los demás también, y tienen sus propias dudas y sentimientos de inutilidad. Así que si puedes, por favor trata de salir de esa rueda y terminar ese feo ciclo.
Todos somos buenos en algo
Si te tomas un momento para sentarte en silencio y ser realmente honesto contigo mismo, sin duda, encontrarás algo impresionante en lo que eres realmente bueno. Puede que no sea algo de lo que te harías una fotografía con el fin de obtener “me gustas” en Facebook u otra red social, pero podría muy bien ser un talento o habilidad suave que pocas personas podrían conocer, serías uno de los pocos con ese talento.

No creas todo lo que piensas
Nuestras propias mentes pueden ser nuestros peores enemigos, especialmente cuando pasamos por momento difíciles. Las frustraciones, los retrocesos personales o de la carrera, y las dificultades de la relación pueden lanzarnos en espirales descendentes de odio y de la recriminación hacia uno mismo, pero en estos tiempos necesitamos ser más compasivos con nosotros mismos. La mayoría de nosotros tenemos expectativas poco realistas que nunca soñaríamos tener para los demás, pero es mucho más fácil ser compasivos y amables con nuestros seres queridos que demostrar esa misma ternura y bondad hacia nosotros. ¿Sabes lo que es realmente útil en momentos como estos? Ir hacia los que te aman para un poco de refuerzo positivo. Escribe en un papel en blanco todas las cosas maravillosas que tus amigos te han dicho para que puedas volver a leerlas siempre que las necesites.


Hacer lo que amas es mucho más importante que la perfección
Si todavía no estás familiarizado con el concepto de Wabi Sabi, compruébalo. Es un concepto japonés basado en la belleza que existe en la imperfección y la impermanencia. Lo que amamos y apreciamos no necesita ser “perfecto” para ser maravilloso, bello y apreciado. Puedes estar sujetándote a un estándar ridículamente alto de la perfección respecto a las cosas que te gustan hacer y así perder la alegría al hacerlo. Trata de liberarte de esto y apreciar el momento mientras realizas la actividad y no preocuparte por el resultado final.
¿Sabes qué pasa cuando dedicas tiempo y esfuerzo a algo que te apasiona? Consigues mejores resultados. Cualquier tipo de práctica te ayudará a mejorar tus habilidades, y a su vez reforzará tu confianza en el tema. Otra cosa a recordar es que no puedes haber descubierto lo realmente grande que eres todavía. Si estás frustrado con los diversos esfuerzos en los que has estado inmerso, trata de ir en una dirección completamente diferente e intenta algo totalmente nuevo. Prueba una clase de cocina, swing danza, escultura, jardinería, lo que sea el polo opuesto a la rutina que actualmente tienes. A veces la frustración de no sobresalir es un tema que proviene del tedio.
 
Madre Teresa tenía algunas palabras sabias para decir acerca de la grandeza, y aunque el contexto podría ser diferente de lo que estamos discutiendo, el sentimiento suena verdadero:
“No todos podemos hacer grandes cosas. Pero podemos hacer pequeñas cosas con gran amor.


Escrito por Paola Céspedes de Hoy Aprendí

Deja un comentario