Miles de israelíes toman las calles para pedir el genocidio Palestino

Desde el pasado mes de octubre, el gobierno israelí ha acusado a los palestinos y a sus aliados de “incitar a la violencia” contra los israelíes, a pesar del hecho de que sólo 34 israelíes han muerto en ese marco de tiempo comparado a 230 palestinos.
 El repunte de la violencia ha sido atribuido a la condena internacional de la invasión israelí en tierras palestinas de la Ribera Occidental impugnada.
La preocupación del gobierno israelí por la reciente violencia les ha llevado a arrestar a los palestinos por los contenidos publicados en medios sociales que “podrían conducir a crímenes”.
 Hasta el momento, 145 palestinos han sido arrestados este año por “pre-criminalidad” a través de los medios de comunicación social por “incitación”. 
Esta práctica finalmente llevó a una colaboración entre Facebook y el gobierno israelí, con un esfuerzo conjunto para frenar la “incitación”, clausurando varias cuentas de Facebook de periodistas y agencias de noticias palestinas.
Sin embargo, los medios de comunicación social, así como los medios de comunicación occidentales, han fallado a condenar la “incitación” de Israel contra los palestinos, una práctica que es sorprendentemente común.
 A menudo estos puestos anti-palestino, imágenes y mítines abundan con llamadas de genocidio, con gritos de “Muerte a toda la nación árabe” y “matarlos a todos”, “árabes a las cámaras de gas” sorprendentemente comunes.
Incluso el Times of Israel publicó un artículo de opinión sobre “Cuando el genocidio es permisible” en referencia al trato de Israel a los palestinos.
 A pesar de que el texto fue finalmente eliminado, apunta a una mentalidad demasiado común y peligrosa que los medios de comunicación social, el gobierno israelí y los medios occidentales convenientemente ignoran.
Una agencia de noticias israelí incluso puso a prueba el supuesto trato preferencial y sostuvo que Facebook y las autoridades israelíes trataron las llamadas de venganza de palestinos e israelíes de manera muy diferente.
Incluso las manifestaciones masivas que piden el genocidio palestino han sido completamente ignoradas por las redes sociales y la prensa corporativa. 
En abril del año pasado, un masivo rally anti-palestino tuvo lugar en Tel Aviv donde miles pidieron la muerte de todos los árabes.
 El mitin fue organizado para apoyar a un soldado israelí que mató a un palestino ya herido al dispararle en la cabeza.
El soldado, Elor Azaria, fue acusado de homicidio por el asesinato, ocurrido en territorio de soberanía palestina, en la ciudad de Hebrón, Al Khalil, en un asentamiento ilegal.
 Que a pesar de su ilegalidad son protegidos por las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI), con más del doble de militares que los mismos colonos que “resguardan”.
 Esto ha dado lugar a frecuentes maltratatos, asesinatos y hostigamiento por parte de los colonos a la población nativa palestina. 
Al rally de Tel-Aviv asistieron unas 2.000 personas y varios íconos pop israelí famosos como Maor Edri, Moshik Afia y Amós Elgali. 
Los cantos de “Elor [el soldado] es un héroe” y llamados a liberarlo fueron la tónica de la actividad. Una mujer fue fotografiada sosteniendo un cartel que dice “matarlos a todos.”
Un reportero israelí en la escena recalcó que parecía “más como una celebración de asesinato que nada.” A pesar de la obvia la animosidad y la incitación, hizo evidente en el rally, no es difícil imaginar lo que la respuesta hubiera sido si este hubiese sido un rally pro-Palestina pidiendo la muerte de los judíos. 
La división tajante entre lo que es permisible para los palestinos y para los israelíes debería preocuparnos a todos, como la generalización de la parcialidad de los medios de comunicación social, la prensa, y muchos gobiernos amenazan con hacernos ciegos de las realidades del conflicto israelo-palestino. 
Fuente: Awdnews, traducido y editado por Federación Palestina de Chile
http://www.federacionpalestina.cl/noticia.php?id=2159

Deja un comentario