“Mi jefe me presento al asesino de JFK” Dos meses antes de ser asesinado.

Durante más de 55 años después de la muerte del presidente John F. Kennedy, los detalles s con su asesinato se han acumulado como copos en una tormenta de nieve.
Lee Harvey Oswald asesino o chivo expiatorio

Antonio Veciana  de 91 años, revela en sus memorias un encuentro que mantuvo en Dallas con su jefe David Atlee Phillips también conocido como Maurice Bishop,  y Lee Harvey Oswald presunto asesino de JFK dos meses antes del asesinato, hecho acecido el 22 de noviembre de 1963.

Antonio Veciana Blanch, exiliado cubano que  fue reclutado en 1959 por David Atlee Phillips, con la finalidad que matara a Fidel Castro  y desestabilizara al gobierno cubano como espía para la CIA, fue el fundador de Alpha 66 organización terrorista anticubana,

Recibió sus primeros entrenamientos en una academia de lengua inglesa que asesoraba la embajada de Estados Unidos en la capital cubana, y además  tomó un curso de 3 semanas en guerra psicológica y sabotaje.

Veciana se vinculó en muchos casos y conocía muy bien a.  David Atlee Phillips o Maurice Bishop como era su nombre de  funcionario de alto rango de la CIA. Además de estar a  cargo de todas las operaciones de la agencia de inteligencia  en el hemisferio occidental,

 “La muerte de JFK fue un golpe ordenado por oficiales militares y agentes de inteligencia en los niveles más altos del poder de los Estados Unidos”

Veciana cree que los intransigentes dentro del complejo militar-industrial pensaban que Kennedy era demasiado blando. Su apático apoyo a la invasión de la Bahía de Cochinos respaldada por la CIA. Su negativa a atacar a Cuba directamente durante la crisis de los misiles y su relación diplomática con el primer secretario de la URSS, Nikita Khrushchev, los convenció de que Kennedy debía ser removido del poder mediante el uso de la fuerza letal.

Veciana afirma que fue testigo de una cita entre el principal agente de la CIA y Lee Harvey Oswald asesino material de JFK.

La larga y bizantina historia de las actividades de Veciana con el Ejército de los EE. UU  y la CIA está dominada por su afirmación de que tuvo una reunión con  David Atlee Phillips que usaba el seudónimo Maurice Bishop, en Dallas, Texas, en septiembre de 1963, y, además, que un hombre que Veciana más tarde reconoció como Lee Harvey Oswald también estuvo presente en esa reunión.

“Lo reconocí de inmediato, era él, sin duda, el mismo hombre pálido de cara demacrada que había visto en Dallas en  septiembre de 1963, y fue allí donde aparentemente se organizó el asesinato en nombre de la agencia”.

El testimonio de Veciana ciertamente es detallado, y si alguien tuviera conocimiento interno del lado oscuro y sombrío del espionaje estadounidense, sería él.

En 2014 y 2015, un hombre llamado Wynne Johnson, que tenía 15 años en 1963, subió tres videos a YouTube alegando que él y su novia presenciaron la reunión entre Veciana, Bishop y Oswald en el Southland Center en Dallas.

Sería fácil rechazar las afirmaciones de Veciana si no fuera por el hecho de que hay otras pruebas que corroboran su declaración.

Miami

En 1979, Veciana recibe  un disparo de pistoleros desconocidos en la cabeza en un tiroteo, no mucho después de que  publicara su informe que contradecía a la comisión Warren. ¿Era este un operativo pro-castrista? ¿O estaba la CIA atando cabos sueltos?

Los descontentos y los sospechosos han cuestionado la narrativa presentada por la comisión Warren, que determinó que Oswald era el pistolero solitario y que su asesino, Jack Ruby, también actuó de manera independiente.

La tarea principal que enfrentan los investigadores hoy en día es decidir si estas declaraciones de Veciana son verdaderas, o en parte verdaderas, y cuáles no. Si vamos a rescatar cualquier pieza de este rompecabezas que fuera cierta, primero debemos eliminar muchas piezas que pueden ser falsas.

Si mantiene su palabra, Donald Trump dará luz verde para que los miles de archivos secretos vean finalmente la luz.

Miembros de la inteligencia estadounidense han presionado al presidente para que deje algunos documentos de JFK específicos bajo llave, lejos de una opinión pública ávida por conocer la verdad.

La liberación de documentos desclasificados de la muerte de JFK  por parte de Trump puede exponerlo como un denunciante o como un fraude. Simplemente tendremos que esperar y ver.

 

Rafael Flores Esparza

Periodista. Director de Operaciones de RCENI LATAM.





Deja un comentario