Ya nos encontramos inmersos en el último retrógrado de Mercurio de este año. El próximo será en febrero 2021. Este año los tres retrógrados ocurrieron en signos de agua, el primero entre febrero 18 a marzo 9 en el signo de Piscis, retrocediendo a Acuario.

Ahora llega el último que comienza el 14 de octubre hasta el 4 de noviembre, justo para las elecciones en los Estados Unidos y ocurre a partir de 11º Escorpio 39′ y retrocederá hasta los 25º Libra 57′.

Mercurio Retrógrado

El segundo fue entre el 17 de junio y el 12 de julio y fue en el signo de Cáncer, cuando la mayor parte del mundo se encontraba encerrados en casa.

Mercurio retrógrado ocurre tres y a veces cuatro veces al año

Este evento cósmico que ocurre tres y a veces cuatro veces al año, es uno de los más populares aún cuando no sepas nada de astrología, ya que afecta a todo el mundo igual y su efecto es fácil de comprobar.

El 23 de septiembre pasó por este grado de Libra, dando comienzo a lo que llamamos el periodo presombra, o sea el grado hasta donde retrogradará antes de volver a su moción directa.

Perdemos o nos roban el móvil, la Internet no funciona igual, ciertas redes sociales caen por un día o más, nuestras palabras se malinterpretan, y sobre todo, nos vemos forzados a reconsiderar muchas situaciones y relaciones. Todo lo que sea trámites oficiales se atrasan, se complican, etc, etc.

Sólo tienes que prestar atención a los eventos dentro del periodo retrógrado y comprobaréis que todo lo que tiene que ver con la comunicación parece volverse bananas.

El 7 de octubre, Mercurio en Escorpio, antes de iniciar su retrógrado, ha opuesto a Urano en Tauro, contacto que puede haber traído decisiones repentinas y apresuradas acerca de ciertos temas, aspecto que repetirá el 19 de octubre y el 17 de noviembre.

Marte en retrógrado

Este año tenemos la contrariedad que Marte también está en retrógrado por tanto, los nervios nos jugarán más de una jugarreta. Pero miremos primero los aspectos que Mercurio hará a revisar.

Una posibilidad de expandir nuestro conocimiento y sobre todo crecer. Escorpio tiende a esconder, guardar secretos y esto puede afectar positiva o negativamente a los demás. Dependiendo dónde tengamos estos dos signos en nuestra carta astral, veremos dónde se nos propone nuevas alternativas y sus dificultades.

Estos dos planetas pueden ser como una descarga eléctrica mental, cuando se nos ocurren grandes ideas y visiones que luego debemos traer a tierra. La angularidad activada por este aspecto es entre Escorpio y Tauro, que nos hablan de posibles inversiones o pagos que debemos realizar para llevar a cabo una nueva idea.

Este será un periodo para reflexionar, observarnos con detenimiento, sobre todo cuando la respuesta emocional a veces nos lleva a sobre-actuar, o a actuar desproporcionadamente.

Tauro también nos habla de nuestras posibilidades reales, nuestros talentos, capacidad de aprender, creatividad y también nuestra autoestima. El retrógrado de Marte desde el signo de Aries, también nos conecta con cómo actuamos cuando nos encontramos con obstáculos e inconvenientes.

Mercurio en Libra

Mercurio en retrógrado nos inspira a observar “cómo” nos comunicamos, “como” nos expresamos y las palabras que usamos tratando de establecer un vínculo.

A nivel político esto puede provocar grandes “leaks” o “fugas” a periodistas de parte de empleados del gobierno, acerca de actuaciones secretas de los políticos .

Esto ocurre a todo nivel y no sólo dentro de una relación personal. Antes de estacionarse directo el 4 de noviembre, Mercurio ya reentrado en Libra volverá a formar la cuadratura a Saturno que formó el 23 de septiembre.

Por tanto son momentos muy positivos e interesantes donde desde la auto-observación podemos conocernos mejor y tomar consciencia de cómo manejamos nuestra emociones a la hora de expresar cómo nos sentimos.

Posibilidades que los planetas retrógrados nos ofrecen

Tendremos que revisar con detenimiento nuestra posición y la veracidad de nuestro argumento antes de lanzarnos a la confrontación con otros, lo que nunca es una mala idea.

Mercurio en Libra es muy conciliador y prefiere evitar grandes confrontaciones pero esto puede resultar difícil esta vez, ya que en este tipo de angularidad a Saturno en Capricornio, nos confrontamos con lo que está dispuesto por una entidad o comunidad de individuos que pueden parecer más intransigentes que nunca.

Cuanto antes comprendamos las posibilidades que los planetas retrógrados nos ofrecen, más creceremos y nos beneficiaremos de ello. La palabra mágica en estos tiempos: PACIENCIA

En estos momentos de tanta confrontación política y de otros tipos en el mundo, ahora más que nunca debemos aprender a vivir con la contrariedad que otros piensan y ven la vida completamente diferente a nosotros. El gran desafío actual.

Relacionado

Medalla de Mercurio Retrógrado

Astrología Arquetípica – Cristina Laird

Medalla de Mercurio Retrógrado – La Estrella de 12 puntas

Lucía Marrero

Escribidora, no escritora. Mi mundo gira diariamente y quiero compartirlo con mis lectores.

Deja un comentario

Deja un comentario