Mente: Últimamente no puedo concentrarme: ¿qué me ocurre?

Advertisement

¿Es esto normal? ¿Estamos sufriendo quizá algún tipo de problema? Bien, el simple hecho de que este fenómeno sea algo común ya nos debe tranquilizar un poco. Miedo, angustia, exceso de información de la que estamos pendiente, cambios, incertidumbre constante… Nuestro cerebro es incapaz de procesar tanto estímulo, tanto ruido y altibajo emocional.

Mantener una conversación, rendir en el trabajo, tomar una decisión por simple que sea… En los últimos días, hasta las cosas más sencillas cuestan un mundo. Es más, la frase más común que escuchamos estos días es «no puedo concentrarme, no sé qué me pasa». Parece como si, de pronto, muchos de nosotros tuviéramos el mismo nivel de atención que un pez dorado, es decir, de ocho segundos.

Es más, y no solo es importante para el ámbito laboral o escolar. Centrar la atención mejora nuestras relaciones y optimiza las oportunidades para ser más felices, para recordar qué es lo importante y trabajar en ello.

Ahora bien, más allá de que sea un hecho recurrente, es esencial controlar nuestro enfoque y manejar un poco mejor la atención. La mente que se dispersa y que poco a poco se va volviendo errática hace mella en nuestro bienestar. Daniel Goleman ya nos explicó en su libro Focus que hemos descuidado durante varias décadas la importancia de la atención. Se nos olvida que este recurso psicológico es la pieza esencial para el desempeño en la vida.

Hombre estresado en el trabajo pensando que no puedo concentrarme

No puedo concentrarme ¿qué puedo hacer?

La concentración es fundamental en nuestro día a día. Sin ella, la mente se pierde, divaga y elige irse donde no debe (hacia las preocupaciones, esa notificación del móvil que más tarde nos lleva a responder un mensaje y después a mirar por la ventana…). La tendencia a divagar y a perder el enfoque nos hace caer a menudo en círculos de auténtica frustración.

El contexto que nos rodea reduce aún más la capacidad de atención

Si partimos de la base de que nuestra capacidad de focalización es (por término medio) baja, a esto hemos de añadirle otro factor: el contexto que nos envuelve.

Valeria Sabater ha trabajado en el área de la psicología social seleccionando y formando personal. A partir del 2008 ejerce como formadora de psicología e inteligencia emocional en centros de secundaria y ofrece apoyo psicopedagógico a niños con problemas del desarrollo y aprendizaje. Además, es escritora y cuenta con diversos premios literarios.

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos