Mente: ¿Por qué hay personas que tienen éxito?

A menudo, nos lo preguntamos ¿por qué hay personas que tienen éxito? ¿Es suerte? ¿Se debe a los buenos contactos, quizá? Como bien suele decirse, no hay nada como tener «padrinos» para escalar posiciones y estar en la cumbre del triunfo. Ahora bien, si pensáramos de cada persona que logra algo en la vida, estaríamos adoptando una visión algo sesgada.

Buena parte de quien logra el éxito lo hace por méritos propios. No importa el área en que nos centremos: arte, economía, ciencia, tecnología… Hay perfiles con grandes competencias que no solo merecen la posición que han logrado, sino que además, con su habilidad, han contribuido a nuestro progreso.

Si restáramos la valía del potencial humano, estaríamos dejando a un lado una de las herramientas que más han contribuido a nuestro avance como grupo social a lo largo del tiempo. Ahí tenemos figuras de inmensa relevancia como Isaac Newton, Albert Einstein, Marie Curie, Beethoven, Sigmund Freud, Steve Jobs o Elon Musk, etc.

¿Qué las hace diferentes? ¿Es su cociente intelectual, quizá? ¿Su actitud? ¿Su capacidad de visión? Lo analizamos.

¿Por qué hay personas que tienen éxito?

Decía Confucio que el éxito depende de la preparación previa y que sin ella estamos condenados al fracaso. Es una realidad. A menudo, damos por sentado que quienes logran ascender la escalera del triunfo lo hacen por disponer de unas competencias únicas y extraordinarias. Cuando en realidad, hay millones de personas que tienen un don para algo en concreto.

El mundo está lleno de buenos arquitectos, científicos, diseñadores, pintores, escultores, músicos… No obstante, por las razones que sean, solo unos pocos conquistan posiciones de renombre. Esas en las que no solo consiguen ser conocidos, sino que además nunca dejan de progresar, de desarrollar los medios para seguir avanzando a un nivel más elevado.

Tienen otra visión del mundo

Si nos preguntamos por qué hay personas que tienen éxito, una de las claves está en su visión particular de las cosas. Son hombres y mujeres que por término medio, tienen una visión diferente de las cosas. Su capacidad de innovación y creatividad reside, sobre todo, en una percepción más amplia de las cosas; esa en la cual, no hay miedo a desafiar lo establecido, a romper viejos esquemas.

Creen en sí mismos y en la validez de sus ideas

Pocos aspectos son más decisivos para el triunfo como la convicción en que uno vale para aquello en lo que invierte su vida. Confiar en las propias ideas, saber que puede aportar visiones nuevas y valiosas dentro de esa disciplina, de ese ámbito artístico o del saber, es esencial.

Capacidad de acción, herramientas para el cambio

Las buenas ideas no sirven de mucho si no pasan del plano abstracto a la realidad funcional. No basta con ser una persona creativa, original e innovadora: se necesitan también herramientas para aplicar esos conceptos y convertirlos en realidad. La capacidad de acción es clave del éxito y para ello, se necesita resolución, capacidad para ver oportunidades e ir más allá de los problemas.

Asimismo, a las personas que alcanzan el éxito, les define también, su actitud, esa con la cual, confiar en que lo imposible puede ser posible.

Aceptan los fracasos y las dificultades: son parte del propio proceso de crecimiento

Si nos preguntamos por qué hay personas que tienen éxito y otras no, la clave está a menudo en el fracaso. La forma en que se manejan, se afrontan y se usan a favor de uno mismo es a menudo decisiva. Por término medio, cuando alguien invierte tiempo, sueños y planes en un objetivo lo que evita a toda costa es la incomodidad, el fallo, la crítica, el error y, por supuesto, el fracaso.

Por contra, quienes alcanzan sus metas y el éxito, dejan espacio a esas vivencias más adversas y aprenden de ellas. En gran parte de los casos, lo ven como un paso atrás para tomar mayor impulso.

Se entrenan en nuevas habilidades, competencias y conocimientos de manera constante

Para alcanzar la cumbre una persona nunca deja de habilitarse y de aprender nuevas estrategias, mejores habilidades y conocimientos innovadores. El secreto del éxito está en el movimiento, en no estancarse en unas mismas ideas, perspectivas y situaciones.

La vida está en constante movimiento y el único modo de aprovechar cada variación, cada tendencia está en ir siempre por delante, en estar preparado y ser proactivo.

¿Por qué hay personas que tienen éxito? Porque son ambiciosas (pero nunca avariciosas)

La ambición no es un pecado capital es una fuerza de motivación excepcional. Bien dirigida puede cambiarnos la vida. De este modo, si nos preguntamos por qué hay personas que tienen éxito, es mejor dejar a un lado las típicas ideas de que todo es producto de la suerte o de la ayuda de terceros. Estos enfoques no ayudan.

Quien triunfa es ambicioso. Y es que esto sea así no es negativo, les confiere en realidad un propósito, una estrategia existencial y un deseo permanente que todo lo impulsa y lo reviste. Ahora bien, la ambición no puede ir de la mano de la avaricia. Porque entonces el propósito nunca es lícito, se pierden los principios y si se alcanza un tipo de éxito promovido solo por lo económico, ese triunfo, será temporal. Tarde o temprano llegará el declive, la falsedad y la corrupción.

Para concluir, el triunfo tiene como ingredientes algo más que el coraje, la suerte o el que otros nos allanen el camino. Tiene que ver sobre todo con la constancia y el trabajo duro, ese en el cual, nunca se deja de lado la pasión por aquello que se hace.

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos