Mente: Mi pareja es celosa ¿qué puedo hacer?

Advertisement

Habrá quien piense que lo mejor es dejarlo y poner distancia. Cuanta más, mejor. Sin embargo, como bien sabemos, estas situaciones no son fáciles porque está el amor, está la pasión y ese afecto que no se rinde a la primera, a la segunda y, a veces, ni a la décima. Esto hace que muchas personas acaben tolerando lo intolerable y se conviertan en sufridores abnegados de relaciones dañinas.

Decía Molière que el celoso siempre piensa que él ama más que el otro, cuando en realidad lo que hace es amar peor que nadie. Admitámoslo, pocas situaciones provocan tanta angustia como descubrir que mi pareja es celosa y que, con esa conducta, se están creando situaciones de elevado desgaste y coacción. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Hay algún modo de manejarlo?

Nadie puede ser feliz si los celos se convierten en ese tercer inquilino en una relación. Más aún, en caso de que nuestra pareja demuestre una clara celopatía y esa convicción de que el otro solo busca traicionarlo, el sufrimiento será devastador y la situación altamente peligrosa.

Debemos tenerlo claro, los celos son el peor compañero de viaje en una relación de pareja. No son románticos y no por sentirlos, esa persona nos quiere más. Dicha dimensión esconde en sus entrañas el miedo y la inseguridad, además de esa inmadurez emocional que rara vez facilitará construir un vínculo estable y satisfactorio.

Mi pareja es celosa, ¿qué puedo hacer en estos casos?

Los celos son un tipo de emoción compleja a la vez que desordenada. Es como un cajón desastre en el que caben otras emociones, carencias y pensamientos distorsionados. Quien siente celos experimenta rabia, miedo y temor a ser humillado. Las investigaciones sobre este tema nos dicen que las personas con esta tendencia demuestran baja autoestima, alto neuroticismo y un temor patológico a ser abandonados.

La ruptura, la posibilidad más común si mi pareja es celosa

Los celos no son una buena compañía en una relación de pareja. Lo señalábamos al inicio, en estas situaciones no son dos los que conforma una relación, hay un tercer integrante que todo lo destruye con sus celos. En estas situaciones, y en caso de que nos estén obligando a renunciar a lo que somos, a lo que nos gusta e incluso a quienes queremos (familia, amigos, etc.) la única opción razonable es la ruptura.

  • Hay que hablar sobre el origen de esos miedos, trabajar la relación y promover a su vez, el autotrabajo de la persona celosa. No podemos olvidar que los celos trazan una anatomía psicológica con serias carencias, con una clara inmadurez emocional que se debe atender y resolver.
  • Una relación sana exige que sus integrantes hayan resuelto sus miedos y sus vacíos. Por ello, siempre es recomendable en estos casos pedir ayuda profesional.
  • Es necesario poner condiciones y ser asertivos a la hora de defender nuestros derechos. En caso de que las vulneraciones sean constantes y nos veamos cada vez más arrinconados, vigilados y asaltados por preguntas sin sentido, deberemos tomar una decisión. Dejar la relación es la más evidente.

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos