Mente: Hay días que podemos con todo y días en que todo nos puede

Advertisement

Ahora bien, la cuestión reside en que por término medio, gestionamos bastante mal esas épocas en que el desánimo nos supera y oxida el rendimiento. Hay veces en que la mente dice «vamos, esfuérzate, tienes cosas que hacer» y no solo el cuerpo no acompaña, sino que hay una parte de nuestro cerebro que responde aquello de «lo siento, hoy no hay reservas para el entusiasmo, las ganas o la motivación».

Hay días en que todo nos puede y momentos en que nada se nos resiste. ¿Hay algo malo en ello? ¿Supone algún problema experimentar esos altibajos en el ánimo, esos vaivenes en el universo de la motivación? Desde luego que no. Las personas no somos máquinas, androides infalibles en los propósitos cotidianos. Somos seres humanos con días mejores y momentos menos buenos.

Esos días «de bajón» no son ni mucho menos el reflejo de que estemos sufriendo ningún trastorno; no es una depresión. Sin embargo, lo más adecuado es procurar que esos estados no se alarguen el tiempo. Tal y como vienen, deben irse, ser visitantes pasajeros, de los que nos dejan su mensaje y más tarde nos abandonan para dar paso a momentos mejores. Profundicemos un poco más.

Esa falta de energía no siempre se debe a un problema de salud, el desánimo tiene un relieve y una composición propia que cuando se instala y nos atrapa, cuesta mucho deshacernos de él. Es una mezcla compleja de procesos psicológicos y emociones. En ella hay pensamientos, sensaciones físicas, preocupaciones y varios tipos de emociones (apatía, tristeza, frustración…).

Hombre con pereza frente al ordenador representando esos días en que todo nos puede

¿Qué es lo que nos pasa en esos días en que todo nos puede?

Puede resultar curioso, pero los expertos en psicología de la motivación nos señalan algo llamativo: los altibajos nos enriquecen como seres humanos. Pasar por esas épocas en que uno es capaz de comerse el mundo y al poco, surgen los días en que todo nos puede, pueden darnos la oportunidad de enseñarnos varias cosas. La primera, que no somos infalibles y que tocar fondo de vez en cuando entra dentro de la normalidad.

Valeria Sabater ha trabajado en el área de la psicología social seleccionando y formando personal. A partir del 2008 ejerce como formadora de psicología e inteligencia emocional en centros de secundaria y ofrece apoyo psicopedagógico a niños con problemas del desarrollo y aprendizaje. Además, es escritora y cuenta con diversos premios literarios.

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos