Hasta los 6 meses de vida, según recomendaciones de la OMS, la alimentación de los bebés se basa en lactancia materna o leche de fórmula, exclusivamente. Posteriormente, se suele complementar la alimentación del bebé con alimentos triturados en forma de purés y papillas. Pero, ¿y si, en lugar de triturados, se le presentaran al niño -de forma progresiva- alimentos fáciles de comer para aumentar su interés hacia ellos? Esto es lo que hace el Baby Led Weaning (BLW).

El BLW ha ganado mucha fama en los últimos años ya que es un método de complementación cómodo para los padres, respetuoso para el bebé y que favorece el desarrollo de determinadas habilidades. ¿Qué es el Baby Led Weaning? ¿Cuáles son sus beneficios para el bebé? ¿Qué precauciones se deben tomar? Aquí te acercamos a tan ya conocida técnica.

¿Qué es el BLW o Baby Led Weaning?

Literalmente el significado de Baby Led Weaning es ‘destete guiado por el bebé’. En castellano la podríamos llamar «alimentación complementaria dirigida por el bebé«. Consiste en complementar la alimentación del bebe (la leche) con alimentos enteros (no triturados) que el bebé pueda coger con sus propias manos y llevarse a la boca en función de sus intereses o de su apetito.

Es decir, se le ofrecen al niño alimentos sólidos y se deja que él decida qué comer, cuándo comer y cómo comer. Siempre teniendo en cuenta que, a falta de muelas, se debe empezar por alimentos que puedan aplastar con las encías o con la lengua contra el paladar, e ir progresando conforme a su desarrollo bucodental.

A pesar de que se empiecen a introducir alimentos sólidos para complementar, debemos tener en cuenta que la alimentación basal del bebé va a seguir siendo la lactancia a demanda (ya sea con leche materna o con leche de fórmula). Por ello, el BLW se debe hacer después de la toma habitual de leche del bebé.

Entre los 6 y 8 meses, cuatro quintas partes del aporte calórico del bebé debe provenir de la leche, mientras que el balance se equilibra entre los 9 y los 11 meses. Sabiendo esto, se puede ir ampliando el número de comidas en las que se hace BLW.

¿Qué beneficios aporta la alimentación complementaria guiada por el bebé?

El BLW tiene numerosos beneficios, tanto para la familia como para el bebé. Muchas veces el bebé es un mero espectador de su alimentación y espera sentado tranquilamente a que llegue «el avioncito» que le alimenta. Incluso no respetamos sus señales de saciedad y pretendemos que se termine la papilla, incluso cuando puede que el niño no quiera comer más.

Gracias al BLW, implicamos al niño activamente en su alimentación. Es cierto que hay que tomar también algunas precauciones respecto al tipo de alimento y cómo cocinarlo. También es necesario haber alcanzado determinados hitos del desarrollo antes de empezar con el BLW.

Antes de empezar con la alimentación complementaria, es bueno comprobar lo siguiente:

  • Que sea capaz de permanecer sentado, estable y sin caerse hacia los lados.
  • Que haya desaparecido el reflejo de extrusión, que es el que hace que expulsen con la lengua cualquier objeto o alimento sólido que se les introduce en la boca (para evitar atragantarse). Este reflejo desaparece en torno a los 6 meses.
  • Que tenga una adecuada coordinación ojo-mano-boca que le permita coger alimentos y llevárselos a la boca.

Beneficios generales del BLW

  • Se reduce la posibilidad de desarrollar aversión por la comida, ya que se le va acercando progresivamente a distintos sabores y texturas.
  • Aprende a comer alimentos saludables.
  • Se ahorra tiempo y es más fácil que el niño se integre en las comidas familiares.
  • Previene factores de riesgo para obesidad, alergias, hipertensión…
  • Mejora la transición a alimentos sólidos, ya que se van introduciendo texturas que se adaptan a su desarrollo bucodental.
  • Evita la sobrealimentación, ya que el niño come lo que necesita comer.

Beneficios para el desarrollo del bebé

  • El bebé aprende a distinguir las señales de hambre y saciedad, por lo que aprende a autorregular su apetito.
  • Se respeta la autonomía del niño y sus ritmos evolutivos.
  • Favorece el desarrollo psicosocial. Facilita que el bebé entienda las comidas como actos sociales.
  • Estimula el desarrollo psicomotor del bebé: la coordinación, la masticación, la deglución, la realización de la pinza…
  • El momento de la comida se concibe como un aprendizaje, con los beneficios que ello conlleva, y les brinda la capacidad de experimentar y descubrir.

BLW para todos

El Baby Led Weaning es un método de crianza muy respetuoso con el bebé. Habrá quien piense que es una moda pasajera, pero la verdad es que es lo que ya hacían nuestras bisabuelas. ¿Qué hay más respetuoso que ir preparando al niño con una representación fiel, pero facilita, de lo que va a ir comiendo a lo largo de su vida? La verdadera moda es comprar potitos en frasco.

A pesar de todos sus beneficios, el BLW también requiere estar formado para no perjudicar al bebé y tomar ciertas precauciones para evitar accidentes. Sobre todo, debemos entender y normalizar que cada niño tiene su ritmo y que no todos mostrarán interés por tocar la comida y llevársela a la boca al mismo tiempo, ¡eso es crianza respetuosa!

Antía Bentancort

Activista incondicional de la unicidad humana. ¡Todos somos únicos, con un poder único, una genialidad única y una manera única de enriquecer este mundo!

Deja un comentario

Deja un comentario