El cine está popularmente considerado como una forma de entretenimiento. Pero no hay que olvidar que el cine también es el séptimo arte e, igualmente, una potente herramienta educativa y de comunicación. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que podemos utilizar las películas para reflexionar sobre la educación, como herramientas pedagógicas y como formas de mejorar la educación.

El valor didáctico del cine se enriquece a partir de la unión de imagen, sonido, buenos actores y excelentes guiones que nos permiten desarrollar más empatía y, muchas veces también, aprender. Es grande el cajón que contiene a todas las películas que son una fuente de transmisión de valores de diversa índole, tanto cultural y social, como de valores educativos y emocionales.

Esta película tiene lugar en la prestigiosa Universidad Welton, la mejor escuela privada de Reino Unido, cuya educación está basada en cuatro pilares fundamentales: la tradición, el honor, la disciplina y la grandeza. La historia comienza en 1959, con el acto de bienvenida del nuevo año escolar.

El inicio de este curso se caracteriza por la entrada de un nuevo profesor, el Sr. Keating, que tiene una manera de actuar y de enseñar muy diferente a la de los demás profesores. Las clases del Sr. Keating son dinámicas y divertidas, con el lema Carpe diem que significa ‘aprovecha el momento’.

Un grupo de alumnos, a través de la investigación de la historia del profesor, descubren el club de los poetas muertos. El Sr. Keating les explica la historia del club y los alumnos deciden seguir con él. En el club de los poetas muertos el profesor ayuda a los alumnos a descubrir sus propios caminos, rompiendo con algunas pautas de la escuela tradicional.

Una película en la que la relación entre profesores y alumnos se convierte en una búsqueda motivada por intereses convergentes. Enseñar a los alumnos a pensar y ejercer la reflexión crítica es una meta que frecuentemente mencionamos como inherente a la función docente. Sin embargo, muchas veces esta sentencia no termina por materializarse.

“El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente; sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro; y examinándote de la asignatura fundamental: el amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida”.

-John Keating (Robin Williams)-

La educación prohibida

La educación prohibida es una película documental que se propone cuestionar las lógicas de la escolarización moderna y la forma de entender la educación, visibilizando experiencias educativas diferentes. Formas no convencionales que plantean la necesidad de un nuevo paradigma educativo.

La escuela ha cumplido más de 200 años de existencia y es considerada la principal forma de acceso a la educación. Hoy en día, su papel, y en general el de la educación, es un concepto discutido en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil.

Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy la mayoría consideramos obsoletas y anacrónicas, que no acompañan las necesidades del siglo XXI. Su principal error reside en su escaso poder de adaptación: no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo.

A partir de estas reflexiones críticas, han surgido, a lo largo de los años, propuestas y prácticas que pensaron y piensan la educación de una forma diferente. Esta es una de esas películas para reflexionar sobre la educación ya que propone recuperar muchas de ellas, explorar sus ideas y visibilizar aquellas experiencias que se han atrevido a cambiar las estructuras del modelo educativo de la escuela tradicional.

Los chicos del coro

La película Los chicos del coro transcurre en el internado “El Fondo del Estanque”, en 1949, tras la guerra mundial, en una Francia llena de conflictos sociales y de pobreza, en que muchos niños eran huérfanos de guerra, y otros de familias de precaria economía. Donde Clement Mathieu, un profesor de música, empieza a trabajar en este internado de reeducación de menores.

El sistema de educación autoritario del director del internado no logra mantener la disciplina sobre los alumnos difíciles. Mathieu siente una íntima rebeldía ante los métodos del director e intenta ayudar a los chicos aportando un rayito de luz, una ilusión a sus complicadas vidas. De este modo, el profesor decide formar un coro de música, inspirándoles y dándoles la esperanza que les faltaba.

El método de enseñanza del profesor Mathieu consigue crear un fuerte vínculo con los alumnos, lo que hace que el comportamiento de los internos mejore enormemente. Con el tiempo y la excepcional voz de Pierre Morhange, uno de los alumnos más conflictivos, el coro consigue ser todo un éxito.

El lema principal de esta película es: la magia de la música puede cambiar a las personas. Una historia emotiva y de las mejores películas para reflexionar sobre la educación.

La Ola

Esta película narra la historia de un profesor alemán que diseña una estrategia para que sus alumnos entiendan que en la reproducción de conflictos y enfrentamientos, las circunstancias tienen un peso muy importante.

Comienza su clase como si se tratara de un juego, en la que sus alumnos tienen que hacer todo lo que él dice. Poco a poco, la mentalidad del alumnado va cambiando; la clase cada vez es más agresiva y autoritaria.

En realidad, Rainer Wenger, el profesor, ansiaba dirigir un proyecto educativo en torno a la anarquía; pero otro profesor se le adelanta y debe conformarse con abordar en su clase la autocracia. Relacionándolo con el surgimiento de dictaduras, el fascismo y el nazismo,

Wenger articula unas sesiones muy prácticas, en las que presenta los elementos que explican su atractivo: espíritu de grupo, ideales comunes, ayuda mutua, uniformes -e general, el poder de aquellos objetos o hábitos que pasan a ser identificativos del grupo-.

Este es el punto de partida de un experimento que terminará con resultados trágicos. En apenas unos días, lo que comienza con una inoculación suave de distintas ideas, como la disciplina y el sentimiento de comunidad, se va convirtiendo en un movimiento real. Cuando el conflicto finalmente da paso a la violencia, el profesor decide no seguir con el experimento. Lo que ocurre a partir de aquí, ¡es mejor que te lo cuente la propia película!

La lengua de las mariposas

La lengua de las mariposas es una de esas películas para reflexionar sobre la educación. Esta película española nos cuenta la historia de un niño de ocho años, gallego y asmático, Moncho. Transcurrido el invierno de 1936, nuestro protagonista se incorpora a la escuela “Rosalía de Castro” con cierto temor hacia el profesor y hacia el entorno, en sí, que se va a encontrar.

Aquí conocerá a su maestro, Don Gregorio, con quien iniciará una vinculación muy especial comenzando junto a él, y su amigo, Roque, su aprendizaje del saber y de la vida. Don Gregorio es un maestro preocupado porque sus alumnos adquieran conocimientos y valores, y todo va transcurriendo en un ambiente de equilibrio y armonía.

Sin embargo, esta paz se verá truncada en Julio de 1936, cuando la Guerra Civil estalla en España. Con la llegada del fascismo, comenzó la censura y la persecución de aquellas personas que pensaban diferente; entre ellas, Don Gregorio. El mensaje que subyace en La Lengua de las Mariposas es el del poder que tiene la educación para trasmitir o defender valores, como la honestidad, o derechos, como la libertad.

Hay muchas más películas para reflexionar sobre la educación. Este solo es el punto de partida de un camino interesante. Si tú conoces más, ¡compártelas con nosotros en un comentario!

Antía Bentancort

Activista incondicional de la unicidad humana. ¡Todos somos únicos, con un poder único, una genialidad única y una manera única de enriquecer este mundo!

Deja un comentario

Deja un comentario