Mensaje del Maestro Jesús: Conectarse con la Luz del alma

Queridos amigos míos, Soy Jesús, un viejo amigo suyo. Los saludo a todos, y estoy agradecido y alegre de estar aquí en medio de ustedes. Sienten mi energía, mi presencia. Soy un igual, un alma gemela. Quiero abrazarlos como camaradas, y no estar por encima de ustedes, sino tocarlos de corazón a corazón.

Sienten mi aprecio por ustedes. Han sido valientes, buscando cada día lo esencial de sí mismos, de su “yo” y de lo que son.

Están buscando el ancla dentro de ustedes mismos.

Ustedes saben en el fondo que no pueden vivir verdaderamente en la Tierra hasta que hayan encontrado ese núcleo de ustedes mismos, y la paz que está allí para encontrar silenciosamente su camino en la vida.

Encontrar y experimentar este ancla en ustedes mismos es quizás el paso hacia adelante más importante que puedan dar en la vida como alma en la Tierra.

Si pueden encontrar su “yo” aquí, en medio de las energías movidas y confusas de la tierra, y saborear el silencio en sus corazones y escuchar a sus almas hablar, entonces están aquí desde su fuerza interior, viven desde dentro de ustedes mismos.

La Luz de sus almas reside entonces en sus cuerpos terrenales y están literalmente animados por ella.

En vez de vivir de afuera hacia adentro, siempre reaccionando a estímulos externos, empiezan a vivir de adentro hacia afuera, de su verdad que se encuentra una y otra vez en el silencio.

Cómo conectar con esa verdad en sí mismo es de lo que quiero hablar hoy.

adult background backlit 1615776 mensaje del maestro jesús: conectarse con la luz del alma ID186577 - hermandadblanca.org

Estímulos Internos y Externos (Alma)

Acabo de hablar de estímulos externos que los alejan de su verdad, de su ancla, de su punto de descanso en sí mismo.

Esos estímulos no sólo vienen del mundo y de las personas que están fuera de ustedes, sino también de partes de ustedes que han interiorizado esos estímulos, que ahora están dentro de ustedes: en sus cabezas, en sus pensamientos, en sus patrones de comportamiento.

Tienen ideas compulsivas sobre sí mismos. Por ejemplo, ustedes creen que deben comportarse de cierta manera para ser una “buena persona“, o un “buen tipo“. Tienen ideales que creen que deben cumplir, pero hacer eso los presiona.

Casi todo el mundo hace eso continuamente como resultado de impulsos que no vienen de su alma, ni vienen enteramente del exterior.

Esos impulsos se encuentran “profundos” en sus campos de energía. Son los impulsos más difíciles para deshacerse de ellos en el camino interior hacia la tranquilidad y la paz dentro de uno mismo.

Son estos estímulos internos, estos requerimientos e ideales que han tomado sobre ustedes mismos, y que realmente creen que se aplican a ustedes, los que los mantienen alejados de sí mismos y de la voz de sus almas.

Quiero pedirles que ahora creen espacio en su campo de energía, el cual está hecho de estos patrones de pensamiento, hábitos, comportamientos y patrones reactivos automáticos.

Les pido que no hagan esto desde su mente pensando en ello, sino conectándose inicialmente con el suelo bajo sus pies y con el latido del corazón de la Madre Tierra. Conscientemente, tomen conciencia de sus pies y del campo de fuerza que vive dentro y alrededor de sus pies.

   Energía de la tierra   

Sientan que no importa lo que piensen o hagan, o lo que sea que les preocupe, están siendo apoyados por la energía de la Madre Tierra. Sientan cómo esto sucede por ustedes mismos, y permítanse ser apoyados por eso.

Sientan cómo el flujo de la Tierra se conecta con ustedes, entra lentamente a través de sus pies y fluye hacia arriba a través de sus piernas y rodillas, sus muslos, sus caderas, su pelvis. Sientan el poder silencioso y estable de esta energía.

Esta energía de la Tierra es silenciosa y sin embargo es muy específica, porque fluye exactamente a aquellas partes de ustedes que pueden usar estabilidad y seguridad extra.

¿Pueden dejarse abrazar por la Tierra, por su fuerza y su sabiduría? Sienten cómo ese poder alivia los pensamientos ocupados en sus cabezas, el deseo de dirigir y controlar la vida.

Cuando están conectados con el flujo de la Tierra, dejan ir ese deseo y comienzan a pensar con su corazón y no con su cabeza.

Inténtenlo. Siéntanse llevados por una tranquila corriente estable de la tierra que rodea sus piernas y sus caderas, hasta llegar a su abdomen. Sientan cómo pueden dejar ir todo lo demás y que están siendo sostenidos por esa corriente.

Vean qué pasa con la energía en sus cabezas y cuánto más silenciosa se vuelve. Imaginen que todo ese pensamiento, reflexión y planteamiento se les escapa.

La cabeza se vuelve menos activa y más tranquila. Pueden experimentar, en el centro de sus cabezas, un punto que observan sin pensar.

Es simplemente una presencia, una conciencia, que no razona, sino que observa. Sientan lo agradable que es simplemente estar allí, y que no tienen que hacer nada: está alerta y presente.

   Experiencias pasadas   

Ahora dirijan su atención desde ese punto tranquilo en el centro de sus cabezas hacia el área de sus corazones, de sentimiento.

Con el “ojo” en sus cabezas, busquen cuidadosamente el área de sus corazones, las sutiles y refinadas energías que allí habitan.

No tengan expectativas ni juicios sobre lo que ven.

Algunos de ustedes pueden experimentar una sensación de calidez en el corazón, mientras que otros pueden experimentar una sensación de algo cerrado.

Tal vez sus corazones tienen miedo de abrirse y eso es muy comprensible, porque en cada uno de ustedes viven viejos miedos y convicciones que hacen difícil mantener sus corazones abiertos.

Ahora, mientras se sienten apoyados por la Madre Tierra, y se crea un lugar tranquilo en sus cabezas, vamos a ver esos viejos miedos o pensamientos negativos que les impide volver a abrir sus corazones.

Lo más importante es que observen desde adentro de ustedes mismos, y no a través de influencias externas, o formas de pensamiento, o juzgando algo como “debería ser”, sino con una mirada pura y abierta.

Sientan ese espacio en sus corazones por un momento, un espacio que está lleno de belleza eterna que le pertenece, a sus almas.

Vean allí la Luz que son y que han desarrollado a través de las muchas vidas que ya han llevado en la Tierra y en otros lugares.

No tienen que saber exactamente dónde y cómo, para darse cuenta de que son un ser desarrollado a través de sus muchas experiencias y vidas donde han descubierto y explorado muchos aspectos de ustedes mismos y los han hecho tomar conciencia.

   Abriendo puertas   

Sientan por un momento la riqueza de sus corazones, sientan el refinamiento y los matices con los que pueden pensar y sentir.

Allí se pueden ver colores e imágenes de la naturaleza, como flores, entre otros, aunque no importa lo que se vea.

Sólo sepan que la riqueza está ahí, aunque hay partes de ustedes que todavía están bajo llave, porque tienen miedo de dejar que esa riqueza sea vista por ustedes mismos y por el mundo.

Está ahí -lo veo- y por eso los quiero tanto y los aprecio tan profundamente. También veo el dolor que experimentan cuando sellan partes de ustedes mismos: su propia riqueza y abundancia, su propio amor y Luz. ¡Es doloroso vivir así!

Aunque a veces parece más seguro cerrar partes de uno mismo, sientan por un momento lo que esto les hace.

Sientan la luz, la alegría, el entusiasmo que naturalmente quiere fluir, y quiere ser visto y conectarse con el mundo. Sientan la inspiración que vive en su interior.

Ahora vamos a abrir una puerta por la cual algo se libera en ustedes para lo cual ha llegado el momento.

Ahora puede fluir y manifestarse en ustedes de una buena manera en sus vidas.

Imaginen por un momento que ven en el área de sus corazones una vieja puerta oxidada que se abre con mucha dificultad.

Sientan la energía de esa puerta, que ustedes mismos han puesto allí para sobrevivir emocionalmente, o incluso físicamente.

Hay todo tipo de razones en su pasado, en sus infancias, o incluso en vidas anteriores, del por qué han puesto esa puerta allí, y por qué se sintieron seguros al hacerlo.

Pero ahora duele más de lo que ayuda – es hora de abrir esa puerta.

Imaginen por un momento que ahora se dirigen hacia esa puerta. Sientan la tranquilidad en sus cabezas, y sepan que simplemente van a estar allí y observen lo que se ha mantenido oculto por tanto tiempo.

Ustedes abren la puerta lentamente, mientras todavía sienten el poder y la firmeza en sus pies que la tierra les da, para que sepan que están siendo apoyados.

Adentrarse a lo desconocido

Ahora es el momento de abrirse a una parte más grande de sus almas, a lo que son. ¿Qué quieren salir por esa puerta?

Tal vez primero vean algo de desorden, viejas energías que los han estado molestando y que quieren ser vistas: miedos, dudas, ¿algo oscuro quizás? Mírenlos con facilidad y denles la bienvenida.

Detrás de esos miedos y desorden se esconde algo infinitamente bello que quiere volver a ser incluido en sus corazones abiertos. Pregúntenle si quiere mostrarse, ya que tiene un mensaje para ustedes.

Es una parte de su yo más elevado, su yo angelical que quiere salir y quiere ser recibido en sus vidas.

Envíen Luz, amor y comprensión hacia la puerta y hacia la abertura, para que puedan crear un puente por el cual lo que está oculto pueda salir, y luego atrévanse a verlo.

abandoned adult art 206371 mensaje del maestro jesús: conectarse con la luz del alma ID186577 - hermandadblanca.org
…conéctense nuevamente con su corazón, ese órgano muy sensible en el centro de su ser que es el canal para su alma y lleva el dolor del pasado…

Atrévanse a ver lo grandioso y hermoso que es.

A menudo tienen miedo de su propia fuerza, sabiduría y belleza. Se hacen pequeños en sus mentes y realmente no quieren ver lo que hay allí, pero déjenlo aparecer, y no sean demasiado modestos ni duden de su potencial, porque esta es la energía que han estado esperando en sus vidas.

Ayuda imaginar esa energía en la forma de una persona, así que miren si aparece una figura masculina o femenina. Eso puede decirles algo sobre qué tipo de energía quiere fluir ahora hacia ustedes y puede ayudarlos a abrir sus corazones.

Miren y escuchen lo que esa figura desea decirles. Dejen que esa figura hable y luego anclen en sus corazones la energía de esa persona, que es parte de ustedes. Imaginen que permiten completamente que esa persona entre en su espacio del corazón.

   Alineando cuerpo, mente y corazón   

Permitan que una renovación se lleve a cabo en sus vidas. No se puede predecir con exactitud lo que sucederá entonces, sino confiar y rendirse a ese proceso.

Una vez que se conecten con sus corazones, y estén abiertas las puertas que han sido cerradas, harán la conexión con su alma y sentirán su guía interior. Entonces encontrarán esa ancla, ese núcleo dentro de ustedes mismos, que necesitan para sentir dónde están ahora y para sentir hacia dónde van.

Ahora conecten la cabeza, el corazón y el abdomen entre sí. Sientan de nuevo el poder transmitido de la tierra y conéctense con ella.

Estarán rodeados de energías de ayuda en sus vidas y la tierra es una de ellas. ¡Confíen en ella! Ella quiere crear un camino para ustedes, quiere recibirlos. Ustedes son bienvenidos aquí, y ¡no están solos!

Por favor, conéctense de nuevo con ese centro calmado y tranquilo en sus cabezas, donde no piensan, sino que simplemente perciben, están alerta y presentes.

Y finalmente, conéctense nuevamente con su corazón, ese órgano muy sensible en el centro de su ser que es el canal para su alma y lleva el dolor del pasado.

Tengan compasión por sus corazones, por lo que ha sufrido, pero también tengan aprecio por el enorme potencial que hay en él: la riqueza acumulada de muchas vidas, la profundidad de su vida emocional, de su alma. Valoren su propio corazón.

Luego sientan cómo estos tres centros trabajan juntos y se alinean – cabeza, corazón y abdomen – y simplemente dejen que suceda; no tienen que pensar en ello. Sientan cómo el flujo de arriba hacia abajo los lleva de vuelta a su centro.

Pero si sienten que todavía hay algo de resistencia o discordia, está bien, porque es por eso que están haciendo esto.

Esa mirada interior los ayuda a ser consciente de las partes cerradas de ustedes mismos y a abrir puertas. Que todo sea como es naturalmente.

Gracias por venir aquí hoy. Comparto mi energía con ustedes, Mensaje del Maestro Jesús: Conectarse con la Luz del alma

(Canalizado por Pamela Kribbe).

Otros mensajes canalizados

Autor: Andrea Mora, Redactora y Traductora en la Gran Familia de hermandadblanca.org.

Fuente: Jeshua via Pamela Kribbe: The Anchor

 

Deja un comentario