MÁS ALLÁ DE LA ISLAMOFOBIA: LA AMENAZA DEL SALAFISMO Y EL YIHADISMO

Hay matices en los que detenerse, porque no podemos ignorar que el mundo musulmán va a estar cada vez más presente en nuestra realidad. Podemos rechazarlo o idealizarlo, pero no estaría mal intentar primero entender qué elementos en su seno entrañan un peligro para la convivencia pacífica.

Muchos no hablan del islam por miedo a cargar con el sambenito de “islamófobos”. Cuando se evitan los hechos y las discusiones lógicas, sólo prevalecen las posiciones simplistas y extremas. Por ello, hay gente en la extrema derecha que rechaza visceralmente al Islam, y hay gente en la izquierda que sólo sabe repetir clichés como “el Islam no tiene nada que ver con el terrorismo”. Como siempre, la realidad es refractaria al reduccionismo de todo blanco o todo negro. El Islam ha creado un caldo de cultivo increíblemente eficaz de cara a la radicalización terrorista, pero -afortunadamente- no todo musulmán es candidato a la “yihad”. ¿Qué elementos dentro del Islam dan lugar al extremismo y al terrorismo?.

Antes que nada, no es fácil generalizar al Islam, ya que hay diferentes ramas y creencias teológicas.

Añádanse factores como la cultura, la religión y la época, y el concepto se vuelve más matizado. El Islam chiíta liberal urbano sirio de los 90 es muy diferente del Islam suní ultraconservador rural saudita de los años 40.

Sunnitas contra chiítas

En términos generales, hay dos grandes divisiones del islam: suní y chiíta. Dentro de ambos, hay diferentes escuelas de pensamiento y subsectas. Aunque ambas siguen el Corán, los suníes también usan los hadices, que son compilaciones de lo que, según la tradición, Mahoma dijo e hizo.

Históricamente, la división de suní contra chiíta se basa en desacuerdos acerca del sucesor del profeta Mahoma. Es una disputa familiar entre el suegro y el yerno de Mahoma. Los suníes a favor del primero y los chiítas a favor del segundo. El yerno (Alí) fue asesinado por califas suníes durante el Ramadán. Por tanto, no es una coincidencia que los chiítas todavía sean atacados por los terroristas suníes cada año durante el Ramadán.

Los suníes radicales declaran que los chiítas ni siquiera son musulmanes. En Siria, la mayoría de los rebeldes son extremistas suníes y han masacrado a civiles chiítas y destruído santuarios chiítas. El conflicto más grande en el Medio Oriente es entre Arabia Saudita e Irán, y es una lucha de poder entre suníes y chiítas. El mayor temor de Arabia Saudita, según ha sido expuesto por Wikileaks, es la “expansión chiíta” de Irán, Irak, Siria y Líbano. Por lo tanto, no es sorprendente que grupos yihadistas financiados por Arabia Saudita y EEUU como el Estado Islámico en Siria e Irak hayan atacado poblaciones y santuarios chiítas. Es una guerra de intermediarios por el dominio regional, con una alianza potencial entre Irán, Irak, Siria y Rusia por un lado, y Arabia saudita y EEUU por el otro.

En términos demográficos, el 85% de los musulmanes en el mundo son suníes.

Wahabismo, salafismo y salafismo yihadista

Estos son tres términos importantes que conducen el Islam geopolítico. El wahabismo se refiere a la versión saudita del islam suní. Nombrado en honor a un predicador del siglo XVIII, es extremadamente dogmático y puritano. El salafismo es casi idéntico al wahabismo en términos de ideología y doctrina. Ambos insisten en una sociedad que refleje lo que Mahoma y sus compañeros hicieron en el siglo VII.

Luego tenemos a los yihadistas salafistas que quieren defender y esparcir el salafismo por medio de la yihad. Con “yihad”, no quieren decir “lucha espiritual interna”; quieren decir conflictos armados, lucha de guerrilla y terrorismo. Éstas son las gentes que originalmente salieron del proyecto muyahadín en Afganistán. Podemos agradeer a Arabia Saudita y a la CIA por estos islamistas violentos que son ahora la amenaza más grande a la estabilidad de las naciones alrededor del mundo.

Casi todos los grupos terroristas alrededor del mundo son salafistas yihadistas. Al Qaeda, el EI, la mayoría de los grupos “rebeldes” sirios, Boko Haram (Nigeria), Al Shabaab (Somalia), Abu Sayyaf (Filipinas), el Talibán, etc, son todos la misma sopa servida en distintos platos.

El salafismo y su ley sharia extrema

La práctica del islam en cualquier nación ha significado la unión del Estado y la religión desde el principio del islam. Alrededor del mundo actualmente hay un espectro de leyes sharias. La mayoría de países islámicos utilizan leyes sharias civiles similares para asuntos familiares. El wahabismo en Arabia Saudita utiliza leyes extraídas directamente del Corán y del hadiz también para las leyes criminales. Es por esto que hay decapitaciones, crucifixiones, amputaciones, mujeres apedreadas, etc.

En Arabia Saudita, las mujeres son ciudadanos de segunda clase. Durante toda su vida, una mujer saudita vive bajo un tutor masculino, ya sea su padre o su esposo. Una mujer no puede ir a la escuela, conseguir trabajo, viajar ni incluso casarse sin el permiso escrito de su tutor masculino. Por supuesto, las mujeres no pueden conducir un auto y son arrestadas si no se cubren de los pies a la cabeza en público. Otras dos prácticas extremas de la ley sharia que hacen mucho daño a las mujeres son las bodas de niñas y la mutilación genital femenina.

Bajo el salafismo, es permitido matar musulmanes que dejen el islam, matar a cualquiera que denigre el Corán o al profeta, matar a ateos, a homosexuales, a adúlteros, a gente por tener sexo antes del matrimonio … y ésa es una lista parcial. Una vez más, debemos notar que Arabia Saudita es el principal exponente de este tipo de islam, y Arabia Saudita está completamente apoyada por Estados Unidos.

El salafismo se ha estado esparciendo entre los países musulmanes moderados durante los últimos 30 años. Por ejemplo, en Indonesia, la nueva policía de la sharia está deteniendo a las mujeres por usar pantalones ajustados y forzándolas a usar vestidos de acuerdo a la sharia. Se azota públicamente a gente, incluyendo cristianos, por actividades no-islámicas como vender alcohol, o a una chica soltera simplemente por pasearse con un amigo varón. En Pakistán, un estudiante universitario fue atacado y asesinado por otros estudiantes por publicar algo en Facebook que fue interpretado como una blasfemia. En algunas partes de Turquía, que solía ser un país muy secular, las mujeres son atacadas aleatoriamente por extraños por no vestirse modestamente. En otro caso, los extremistas atacaron salvajemente a hombres jóvenes en Estambul por beber cerveza durante el Ramadán.

Los salafistas no se integran cuando vienen a Occidente. Las mujeres musulmanas todavía sufren bajo las cortes sharias en el Reino Unido. Documentales realizados de manera encubierta han revelado que en mezquitas financiadas por Arabia Saudita en Europa y EEUU se predica lo que es indisputablemente intolerancia, misoginia, antisemitismo y homofobia.

No hay comportamiento políticamente correcto en el salafismo

Mientras que a los estadounidenses y a los europeos se les advierte acerca de la islamofobia, no existen sentimientos similares hacia la tolerancia de las religiones o valores occidentales en el salafismo. Arabia Saudita prohíbe explícitamente sitios religiosos no musulmanes. En Qatar, las iglesias tienen que ser muy discretas y no mostrar una cruz. En Brunei, a los cristianos no se les permite celebrar la Navidad abiertamente. No se permiten árboles de Navidad o a Santa Claus/Papá Noel en público. En Pakistán, las iglesias, los templos hindúes, e incluso las mezquitas chiítas son a menudo bombardeadas. Para añadir más a la depravación, los terroristas eligen fiestas religiosas importantes como la Pascua para maximizar las muertes y aterrorizar a las religiones minoritarias que conforman el 3% de la población.

En Egipto, las iglesias han sido bombardeadas repetidamente durante muchos años; en un pueblo, todos los cristianos fueron perseguidos y expulsados; hace unos meses, un camión rumbo a un monasterio fue detenido y todos los cristianos fueron masacrados a sangre fría. En Indonesia, un popular gobernador cristiano de la capital, Jakarta, fue encarcelado por dos años simplemente por decir que el Corán no prohíbe a la gente votar por un no musulmán. En Filipinas y en Siria, los salafistas yihadistas han destruido y quemado numerosas iglesias. La “primavera árabe” apoyada por EEUU y Arabia Saudita en Siria se convirtió en un “invierno cristiano” con la masacre de miles de cristianos por salafistas.

Del salafismo al yihadismo

La mayoría de occidentales no se da cuenta de que los imanes fanáticos esparcen continuamente mensajes terroristas en televisiones nacionales en Medio Oriente. Aquí hay un vídeo en el que un imán habla sobre lo que ocurre cuando los musulmanes invaden y toman un país de infieles. Habla acerca de cómo toda las propiedades, incluyendo hombres, mujeres y niños, les pertenecen a los musulmanes. Continúa discutiendo los detalles de un mercado de esclavos y cómo vender a los infieles/kafires. Éste es un mensaje brutal que no pertenece al mundo moderno, pero sí resuena con grupos salafistas como el EI que de hecho lleva a cabo tales atrocidades.

Aquí hay otro imán popular en Irak que dice: “Sí, el islam fue extendido gracias a la espada. Sí, invadimos, matamos y esclavizamos. ¿Y qué? Eso es lo que Alá nos ordena y lo que Mahoma hizo.”

El mismo Bin Laden utilizó los versos del Corán 9:73, 5:51, 8:39, 8:60 y 8:12, que dicen (parafraseando): “Los no musulmanes son malos, así que luchen contra ellos; no piensen en los judíos o lo cristianos como sus amigos; peleen contra los no musulmanes hasta que todos sigan al islam; hagan todo lo que esté en su poder para aterrorizar a su enemigo; y Dios pondrá el terror en los corazones de los no musulmanes, así que decapítenlos.”

Incluso el asesinato de mujeres y niños está justificado por los yihadistas que declararon que Mahoma les dio permiso de hacerlo durante una guerra.

El plan maestro para el adoctrinamiento

Arabia Saudita ha creado un ejército global de fanáticos utilizando mezquitas y escuelas. Éste es un proyecto masivo que cuesta miles de millones de dólares cada año. En los años 80, como parte del proyecto muyahadín, Arabia Saudita estableció miles de escuelas islámicas, conocidas como madrasas, para la gente pobre en Pakistán y Afganistán. La verdadera meta era lavarles el cerebro a los niños para convertirlos en yihadistas. Fue tan exitoso que en los últimos 30 años Arabia Saudita ha construido decenas de miles de escuelas islámicas por todo el mundo, incluyendo Europa, EEUU, Canadá y Australia.

Siria es un ejemplo perfecto de cómo las instituciones fundadas por Arabia Saudita se pueden volver poderosas herramientas para derrocar gobiernos. Después de que el padre de Assad prohibiera la Hermandad Musulmana, las mezquitas sauditas se establecieron secretamente en Siria en los 90. Durante los siguientes veinte años, los salafistas yihadistas de Siria y muchos otros países iniciaron una guerra civil con dinero, armas y entrenamiento de Estados Unidos y Arabia Saudita.

En áreas ocupadas por Al Qaeda en Siria, los campos islámicos adoctrinan a los niños para convertirse en bombarderos suicidas. Los predicadores sauditas van a Siria, reclutan niños para convertirlos en bombarderos suicidas, y muestran fotos orgullosamente en las redes sociales. Un rebelde salafista sirio incluso envió a su propia hija de ocho años de edad como suicida para destruir una estación de policía en Damasco.

Conclusión

Cuando los políticos y los medios occidentales dicen que la pobreza es la fuente del terrorismo islámico, tienen razón sólo en parte …. intencionalmente ocultan a los titiriteros: Arabia Saudita, Qatar, la Hermandad Musulmana, los israelíes y la CIA, quienes invierten enormes cantidades de dinero y esfuerzo para reclutar y convertir a jóvenes musulmanes en carne de cañón para su juego geopolítico.

El islam necesita una reforma mayor, especialmente el islam suní que ha sido secuestrado por el salafismo y el wahabismo, que insisten en que todos vivamos como si fuéramos guerreros tribales del desierto del siglo VII. Desde los años 20 hasta los 80, los países islámicos alrededor del mundo aceptaron la occidentalización y la ilustración. Entonces los fundamentalistas tomaron las riendas y han causado un sufrimiento enorme por todo el mundo.

Chris Kanthan
(Fuente: https://es.sott.net/)

Ir a la fuente

Deja un comentario