María Magdalena… ¿y el feminismo?

Son muchos engaños que están siendo promovidos por los medios masivos de comunicación y la industria del entretenimiento, pero uno de los más prevalentes en estos tiempos consiste en revivir la moda por la María Magdalena gnóstica, moda que se inició desde la película y el libro “El código Da Vinci” de Dan Brown. Las libertades que Dan Brown se tomó en alterar la verdad y presentar una versión gnóstica, manufacturada por el enemigo de Dios para confundir, se vuelven a repetir tanto en cine como en TV durante este año, agregando incluso más elementos torcidos y tomándose más libertades en modificar las Escrituras, así como contratando actores que no sienten respeto siquiera de actuar personificando a nuestro Redentor.

Anteriormente hemos hablado sobre el engaño de la falsa María Magdalena, a quien hemos expuesto en este artículo. Tanto como sucede con María, la madre humana de Jesucristo, el nombre de María Magdalena ha sido usado como una sucursal de la imagen de la diosa, para continuar la veneración gnóstica, desviarnos de poner nuestra atención y fe solamente en el Padre, Hijo y Espíritu Santo, e incluso como una forma de enmascarar las iniciaciones ocultistas paganas a través de las instrucciones en sacerdocios “de María Magdalena”. (Arella ya contó su experiencia al haber sido iniciada en tal sacerdocio, en este video y en éste video). La verdad es que la verdadera María Magdalena estaría horrorizada por la forma como el enemigo ha tomado su nombre para seguir con sus engaños.

Una nueva película se estrenó este año en Viernes Santo en los Estados Unidos, bajo el título de “María Magdalena”, estelarizada por Joaquin Phoenix como Jesucristo. Hay mucha tela de donde cortar al respecto de ésta nueva película.

De qué va la nueva película sobre María Magdalena

Joaquin Phoenix interpreta a Jesucristo en la pantalla grande. Sin embargo, el suyo es un Jesús muy diferente al que encontramos en Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

A juzgar por el avance y el despliegue de la prensa, la película se basará en un texto gnóstico del siglo segundo conocido como “el Evangelio de María”.  Muchos son los textos gnósticos que aparecieron como por generación espontánea después de la venida de Cristo al mundo, entre ellos el de Tomás, e incluso se repopularizó el famoso libro de Enoc. No debería de sorprendernos que el contraataque del enemigo fuese sembrar confusión tomando elementos y personajes de la Biblia para armar evangelios distintos al verdadero.

En la nueva película sobre María Magdalena, una versión revisionista de los evangelios, Phoenix co-protagoniza como el mesías junto a su novia, Rooney Mara, quien interpreta a María Magdalena. Curioso que los actores de esta película son novios, ya que siempre el gnosticismo ha querido ligar a Jesús como pareja sexual y amorosa de María Magdalena, una de las principales mentiras vendidas por los gnósticos, y todo el cuento de que tuvieron una hija y un linaje. De todo eso ya hablamos en éste artículo.

Cuando se le cuestiona a Joaquin acerca de la gran cantidad de material sobre Jesucristo y todas las diferentes versiones, él se encoge de hombros, despreocupado.

Mucho material. Mucho material conflictivo. Pero, al final, es un personaje. Y, como con todos los personajes, ya sea Johnny Cash o quien sea, tienes que hacerlo sobre un hombre; sobre su experiencia personal. Y para Jesús, lo que hace que su muerte sea tan sacrificada es que él no quería morir. Este era un hombre que quería continuar la experiencia de vivir, tal como lo hacemos todos. Así que fue importante para mí encontrar esas cualidades humanas.

Ni una palabra sobre Jesús siendo el hijo de Dios. Ni una palabra sobre la redención y el hecho de que Jesús murió voluntariamente para pagar por nuestros pecados. Sin embargo, en énfasis en el comentario de Joaquin es de que Jesús es solo un personaje más en su carrera, un hombre que no quería morir, que “quería continuar la experiencia de vivir”. Vaya… seguro… como cada vida es solo una “experiencia”…

Así mismo, Joaquin se tomó algunas atribuciones al respecto de lo narrado en los evangelios. Se negó a realizar uno de los milagros tal como estaba descrito. Una de las primeras escenas de la película requería que el actor de 44 años realizara un milagro del Evangelio de Juan, en el que Jesús curó a un ciego frotándole lodo en los ojos.

Sabía sobre esa escena de la Biblia, pero creo que nunca la había considerado realmente. Cuando llegué a esa escena, pensé: no voy a frotarle lodo en los ojos. ¿Quién podría hacer eso? no tiene ningún sentido. Esa es una horrible introducción a recuperar la vista.

Phoenix tomó el asunto en sus propias manos, simplemente lamiendo su pulgar y frotando los ojos. El actor argumenta que el hecho de no usar el lodo no le quita el milagro que Jesús realizó. O sea, que cada quien lo haga como quiera, no importa si es veraz o no lo que estás haciendo, o si se apega a la realidad. Hay atribuciones que no deberían simplemente tomarse por el capricho de un actor, pero no podemos podemos esperar mucho si lamentablemente esa persona sigue engañada por el mundo y no conoce al Señor.

Otra escena que vale la pena comentar es la del bautismo de María Magdalena, donde ella se come con los ojos a Joaquin en su papel de Jesucristo, y se intenta transmitir cierta atracción o tensión sexual entre ellos. Mensajes entre líneas… de allí al supuesto sexo tántrico que según las mentiras de las canalizaciones “extraterrestres” y los libros gnósticos dicen que tuvieron, ya es solo un paso.

La película, dirigida por Garth Davis, se estrenó el Viernes Santo. Originalmente se programó su lanzamiento para finales de 2017, pero fue aplazada repetidamente después de que The Weinstein Co. se vio atrapada en las múltiples acusaciones de agresión sexual contra el productor, Harvey Weinstein.

Para interpretar el papel de Jesucristo, las creencias de Joaquin no son las más adecuadas:

“Yo no creo en Dios. No creo en la vida después de la muerte. No creo en el alma. No creo en nada. Creo que está totalmente correcto que la gente tenga sus propias creencias si eso los hace feliz, pero para mí, esa es una idea absurda”.

Pues… qué buenas referencias sobre la gente involucrada en esta película, ¿no crees?

María Magdalena… ¿y el feminismo?

Antes de que alguien brinque y nos diga que somos anti-feministas, es importante comentar que somos muchas las mujeres que contribuímos a este blog, y que sabemos distinguir entre una discriminación y una rebelión. Mientras que un acoso sexual, o un menor sueldo solo por ser mujer es algo que condenamos, podemos reconocer la agenda feminista que se usa para promover los valores del enemigo de Dios, entre ellos el odio a los hombres, el aborto bajo la excusa de que “es mi cuerpo” y muchas otras desviaciones que vemos en movimientos que más que feministas, son feminazis.

Arella comentó en sus videos que el llamado de la diosa pagana suele intentar tocar la fibra de las heridas en las mujeres por discriminación de género, como anzuelo para llevarlas a la rebelión que el feminazismo promueve. Por tanto, no es raro encontrar un feminismo encubierto en muchas de las agendas de Satanás.

De acuerdo a los medios masivos, la nueva película sobre María Magdalena mira la historia de Jesús desde una perspectiva “más femenina”, ya que muchos eruditos bíblicos han calificado a la polémica mujer, interpretada en la película por la novia de la vida real de Phoenix, Rooney Mara, como la “primera feminista” registrada. Leyendo la Biblia tal y como es, la verdad no podemos encontrar de dónde sacaron esa idea de que la Magdalena haya sido feminista. No se encuentra en ninguna parte del texto. La Magdalena Bíblica era una mujer acosada por 7 demonios, pecadora arrepentida, obediente y sometida a Jesús y eternamente agradecida por haberla liberado.

Podemos incluso establecer un comparativo de lo que quieren hacer con María Magdalena a nivel de feminismo con Lilith, en la leyenda Judía que indicaba que Lilith había sido la primera mujer de Adán, y que no había querido someterse a él. Obviamente esto fue in invento, pero el arquetipo de la feminista sí que se ha quedado presente, para darle nombre ya sea de Lilith -un conocido demonio femenino – o ya sea la María Magdalena gnóstica.

Queda totalmente clara la intención del enemigo y de la gente que está influida por él, de usar a María Magdalena como el arquetipo del feminismo (que en nuestros tiempos raya en feminazismo) y en aproximar a la diosa pagana y sus ideas feministas a las mujeres. De acuerdo a la descripción dada por los medios masivos sobre ésta película, la describen como la historia de una mujer de “espíritu libre” que huye de un matrimonio arreglado y encuentra refugio con un predicador llamado Jesús.

Les ofrecemos un premio a quien encuentre referencia a lo del matrimonio arreglado de María Magdalena en la Biblia. Inventos, inventos y más inventos, con temas que seguro desatan la respuesta emocional de las feministas.

Según el resto de la descripción de los medios de comunicación sobre ésta película: “María se convierte en la única mujer en su banda de discípulos y desafía los prejuicios de una sociedad patriarcal mientras experimenta un despertar espiritual”. Caray… primero que nada, se ha desviado la atención sobre nuestro Redentor para ponerla en una María que nada tiene que ver con la verdadera, además de que en realidad habían otras mujeres cercanas a Jesús y los apóstoles. Segundo: ahora se trata del desafío al patriarcado… y luego, ella experimenta un “despertar espiritual”… seguro que se le subió la kundalini o algo por el estilo… de risa, y muy obvio la forma como describen el trasfondo real de esta película.

En la película, Jesús recibe a María Magdalena después de que su familia afirma que está lidiando “con un demonio”. Ella le dice:

“Si hay un demonio en mí, siempre ha estado allí. Ojalá hubiera un demonio “, admite.

Confundido, él le pregunta: “¿Por qué? ¿Qué es lo que temes en ti misma?

“Mis pensamientos. Mis anhelos, mi infelicidad ”, dice ella. “Me temo que avergüenzo a mi familia. Yo los avergüenzo. No soy como se suponía que fuera “.

Al revelar que se siente insatisfecha en su vida, María dice que anhela “conocer a Dios”.

“Siempre ha estado allí”, le dice Jesús. “Todo lo que necesita es tu fe”.

Analicemos esto, aunque sea solo para divertirnos: primero, están implicando que la familia de María Magdalena decía que tenía un demonio en ella por no obedecerles y someterse a un matrimonio arreglado. Luego ella dice que si eso es tener un demonio, entonces siempre ha estado en ella. Jesús no le dice nada ni le expulsa ningún demonio, sino que le hace una pregunta muy estilo terapeuta de la nueva era: “¿qué es lo que temes en ti misma?” y para cerrar con broche de oro, Jesús le dice que Dios siempre ha estado allí y que él solo necesita de la fe de María para manifestarse.  Tal vez de allí ambos se fueron a hacer una constelación familiar y una biodecodificación para sanar el árbol familiar 😉

No hay mención de los 7 demonios, ni de la necesidad de arrepentimiento. Todo ha sido maquillado para adaptarse a la agenda del enemigo. Es burdo, pero lamentablemente, habrá gente que se trague el cuento.  Y el hecho de alterar la realidad del relato en los evangelios ya está fuera de control, por lo cual tenemos que incrementar el discernimiento, porque el enemigo sí que va con todo.

Mara y Phoenix han estado vinculados románticamente desde la filmación de María Magdalena. Tal vez para reforzar una idea subconsciente en el público de que el verdadero Jesús y la verdadera María Magdalena fueron pareja. Según los informes, los dos pasaron tiempo juntos y fuera de la filmación el otoño pasado, y eran captados en el balcón de su hotel italiano, donde se les veía pasar el rato fumando.

El mismo argumento: los textos y evangelios “excluídos”

Si tú platicas con un nuevaerista, o si leyeras los muchos mensajes que nos mandan, la gran mayoría tiene la misma carta bajo la manga, ya sea sobre la “alteración de los textos de la Biblia” o bien sobre la censura de otros libros y textos que según ellos, “debían haber sido incluídos”. Esto es lo mismo que Joaquin dice.

En una entrevista reciente con Newsweek, Phoenix criticó al cristianismo primitivo por no canonizar este y otros escritos apócrifos sobre Jesús, diciendo: “¿Por qué no se incluyó el libro de María en la Biblia? El hedor del sexismo flagrante”, dice, es “inescapable”.

Phoenix fue aún más lejos en otra entrevista: “Alguien tomó la decisión de excluir las observaciones y sentimientos de María Magdalena sobre la vida de Cristo y su experiencia. Parece que hubo una clara intención de excluir a las mujeres de ese proceso”.

Para los tiempos feministas (y feminazis) que vivimos, este tipo de frases sientan bien a la mayoría de la población que desconoce la verdadera Palabra de Dios. En los tiempos del “todo vale, todo se acepta” y donde todo lo que digas en forma de crítica es una violación a los derechos de otros, buscar involucrar al feminismo con la Biblia es simplemente otro intento del enemigo para presentar una versión de sus ya establecidas agendas, entre ellas, el feminismo.

La verdad es que nadie excluyó las experiencias de María Magdalena de la Biblia. Los estudiosos universalmente están de acuerdo en que ella no escribió este llamado evangelio. Junto con otros textos como “el evangelio apócrifo de Juan” , “el evangelio de Tomás”, “el libro de Enoc” y “la Sofía de Jesucristo”, “el Evangelio de María” nunca fue reconocido por la Iglesia como parte del Nuevo Testamento. La razón es que es una falsificación obvia. El Evangelio de María es una obra de ficción creada por miembros de una religión falsa que intentaron usar a Jesús para sus propios fines. Fiel al patrón de otros textos gnósticos, el “Evangelio de María” afirma que Jesús entregó una revelación privada (información oculta u ocultista) que contradice radicalmente los evangelios canónicos.

Aún más, la revelación de María Magdalena en la Biblia es la mejor respuesta que tenemos a la acusación de que el cristianismo primitivo era sexista. Recordemos que ella es reportada como la primera testigo del Señor resucitado, una afirmación que habría escandalizado a los lectores judíos del primer siglo. En esa cultura, el testimonio de una mujer se consideraba sin valor, sin embargo, a ella y a otras mujeres se les encomendó entregar el mensaje de la resurrección de Cristo a sus discípulos, y esos discípulos dudaron en creerles. Si los cuatro evangelios se escribieron para hacer que los seguidores masculinos de Jesús se vieran bien a expensas de las mujeres, entonces hicieron un mal trabajo…

Autores como Alvin J. Schmidt y Rodney Stark han documentado que el cristianismo, lejos de oprimir a las mujeres, elevó radicalmente su estatus en el mundo antiguo. Es difícil para nosotros en 2019 comprender qué tan revolucionarias fueron las palabras del apóstol Pablo de que “no hay judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús”.

La buena noticia es que existe una gran cantidad de recursos apologéticos disponibles que desmienten la idea de que los evangelios gnósticos fueron suprimidos injustamente o que ofrecen información nueva sobre la vida de Jesús.

Joaquin y River Phoenix: cultos destructivos y esclavos MK Ultra

Según publica Karly Rainer en Moviepilot, el actor de Gladiator, Her o The Master fue criado en el seno del culto conocido como “los Hijos de Dios”. Fundado en 1968 por el antiguo pastor baptista David Brandt Berg, este grupo religioso, considerado como una secta por intelectuales como Benjamin Beit-Hallahmi y John Huxley, fue especialmente popular entre los miembros del movimiento hippie que buscaban una nueva vida espiritual.

La Familia Internacional, como se conoce a este grupo actualmente, predica la salvación y la revolución espiritual contra el mundo exterior por medio de la denominada “Ley del Amor”; es decir, el “amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos”. En su opinión, el sexo es el mayor regalo que Dios nos ha dado, un don poco apreciado y activamente demonizado por las iglesias más tradicionales.

Las primeras polémicas surgidas alrededor de esta agrupación surgieron por su defensa del amor libre y la atracción de conversos por medio del flirty fishing, una especie prostitución religiosa cuya traducción podría ser “pescar ligando” y que consistía en utilizar el sexo para adoctrinar a los nuevos adeptos. El grupo también repartía propaganda donde animaba a sus miembros a practicar sexo activamente con los demás integrantes de Los Hijos de Dios. Y pronto las acusaciones de abusos sexuales, incluso a niños, comenzaron a hacerse públicas. Hasta Berg fue denunciado por abuso sexual en reiteradas ocasiones por miembros de su propia familia, como sus hijas y nietas.

La familia de Phoenix se unió a esta secta a mediados de los 70, siendo Joaquin un bebé, y viajó por toda Sudamérica con ellos. El actor nunca ha hablado demasiado sobre el tema pero no culpa a sus padres, que cuando pocos años después abandonaron la secta cambiaron su nombre al mencionado fénix (Phoenix) como símbolo de un nuevo comienzo. Cabe señalar que el actor, de 41 años, dijo haber utilizado su experiencia para preparar su personaje de Freddie Quell en The Master, una película inspirada en la biografía del fundador de la Cienciología L. Ron Hubbard.

River Phoenix, a quien vemos mostrando poses totalmente ocultistas en la foto, el también famoso hermano de Joaquin, murió exactamente la noche de Halloween de 1993 en el Viper Room de Sunset Blvd. a la edad de 23 años. Mucho se especula de un sacrificio humano en esta fecha especial para el satanismo, y se dice que fue parte de una iniciación para Johnny Depp dentro de la élite hollywoodense. Depp era co-propietario del Viper Room y estaba tocando con su grupo en escena en el momento que River Phoenix colapsó con convulsiones. Se especuló que había sido envenenado, muy acorde al nombre del lugar donde murió (viper=serpiente).

Esto ya nos deja con muchas interrogantes sobre el tipo de vida que vivieron tanto Joaquin como su hermano, River Phoenix. Posibles abusos desde la infancia, para luego entrar al mundo del entretenimiento, y rumores de que la muerte de River no fue un accidente o una simple sobredosis, empañan aún más la confianza que podríamos poner a las “buenas intenciones” en la actuación de Joaquin.

Dentro de los diversos roles en su carrera como actor, el siguiente personaje que Joaquin interpretó es el de Joker o Guasón, un papel que tiene ciertas implicaciones preocupantes considerando el desenlace del último Joker (Heath Ledger).

La historia de ‘María Magdalena’ llega a Netflix

Lamentablemente, Latinoamérica ya se subió al mismo tren y a la misma agenda. La serie “bíblica” protagonizada por María Fernanda Yepes, Manolo Cardona y Luis Roberto Guzmán, anunció su reestreno en la plataforma de Netflix, luego de su repentina salida de la programación abierta de TV Azteca.

La historia que “recrea” (más bien reinventa) los tiempos de Jesús y los Apóstoles, fue producida por Dopamine y Sony Pictures Televisión, quienes vendieron los derechos de transmisión a la plataforma de Netflix, con el propósito de que el público pueda verla sin restricciones.

La actriz Colombiana María Fernanda Yepes, quien da vida a María Magdalena, celebró esta decisión.  “Estoy muy emocionada porque fue un trabajo hecho a conciencia, con mucha calma, con mucho amor, bordada a mano durante seis meses de grabación, todo con el propósito de llevarle a la gente una producción de primer nivel”, expresó. “Fue un reto para todos recrear una época tan lejana y distinta, pero se logró una manufactura excelente y prueba de ello es su llegada a Netflix. Estoy muy feliz de que ahora todos podrán verla y por primera vez me está pasando algo increíble, que es que mis amigos están enganchados viendo un trabajo mío. Antes por los tiempos era complicado, pero al estar en streaming ya no hay pretexto”, agregó la actriz.

María Fernanda también se ha subido al caballo del feminismo con María Magdalena, y se dijo orgullosa de interpretar un personaje tan importante para millones de creyentes en el mundo.

Nunca se había contado en español la historia de Jesús y menos desde la mirada de una mujer. Ha sido un proyecto lleno de magia y puedo decir que llegó en un momento perfecto, pues ya tenía madurez como actriz y como ser humano. No hubiese podido interpretarla antes.

Sobre el impacto que el personaje ha generado en su vida, la actriz dijo ser “más espiritual que religiosa” y haber “conectado” con los textos de Jesucristo.

“Puedo decir que me llegó el mensaje de ese gran maestro (¿el maestro Jesús como le dicen en la nueva era?) del amor y de María Magdalena, a quien considero la primera mujer feminista, completamente revolucionaria y mal juzgada, como todas las mujeres lo hemos sido durante toda la historia”.

María Magdalena consta de 60 capítulos y fue filmada en Bogotá, Chía y Tatacoa (Colombia), así como en locaciones exteriores de Marruecos durante 2018.

Tanto la película de Hollywood como esta serie Latinoamericana dicen exactamente lo mismo y siguen exactamente la misma agenda: la confusión masiva de la verdad en los Evangelios, el apoyo a la agenda feminazi, y desviar todos los puntos clave de la importancia de la venida de Cristo al mundo (que es el Hijo de Dios, que pagó por nuestros pecados, que no era solo un maestro o solo un hombre, que expulsaba demonios, etc).

Aun así, las versiones infundadas y la historia falsa que cuenta esta película sonarán convincentes para muchos, de la misma manera en que lo hizo Dan Brown en “El Código Da Vinci” hace algunos años.

El problema no es que la verdad no esté disponible. El problema es que la verdad rara vez llega a tanta gente como lo hacen las falsedades de la industria editorial, los medios de comunicación o Hollywood, que, como los gnósticos de la antigüedad, nunca se cansan de producir falsos cristianos y falsos cristos.

Nuestro trabajo es divulgar la verdad, entablar conversaciones y hacer todo lo posible para que las personas no se dejen engañar en estas marañas mediáticas que usan los medios de comunicación y entretenimiento para divulgar falsedad. El enemigo es muy hábil, pero quien conoce la Verdad y la Palabra de Dios, no se deja engañar.

Comparte el artículo con:

Deja un comentario