Los partidos pos ante las urnas ¿cuáles son sus banderas económicas? #Katecon2006

Nos encontramos a dos semanas para que en España se enfrente a sus elecciones generales, en las que predomina una elevada incertidumbre entre los electores y, a su vez, una fuerte competencia entre las diversas formaciones políticas.

Es el momento de examinar qué banderas económicas se identifican… Exactamente cuáles son las propuestas de las principales formaciones en materia de impuestos.

Por ello, indagaremos en sus propuestas económicas que sirven como líneas maestras y muestran aquellos principios que ensalza un partido político para que el ciudadano pueda investigar si se adecúan o no a sus preferencias en el momento de ejercer su voto el 28 de abril.

Partido Popular: Blindaje fiscal para el ahorro

El Partido Popular se presenta ante los electores con una política que no es contraria al Estado del Bienestar sino más bien para su sostenimiento aunque matizan: “Sostener el Estado de Bienestar no exige gastar más sino gastar mejor”.

Dmc 1953

Hacen una mención específica en lo que se refiere la reducción del peso de la deuda por lo que subrayan “un compromiso a cumplir la senda del déficit”, un hecho que como mínimo es cuestionable pues con el Gobierno del Partido Popular de Rajoy, vimos como la ratio disminuyó lentamente tras alcanzar su máximo en 100,4% del PIB en 2014.

Deuda

La propuesta estrella del partido de Pablo Casado es la creación de un blindaje fiscal del ahorro para la jubilación (propuesta 24) que permite extender los beneficios fiscales que actualmente están relacionados con los planes de pensiones a la vivienda habitual y a los planes de ahorro.

Esta medida es especialmente importante porque puede ser la de mayor trascendencia para el conjunto de españoles. Según los datos de Inverco, casi el 20% de los españoles adquirido planes de pensiones individuales, y, en contraste, el 77,8% de los residentes en España tienen la vivienda en propiedad, una clara muestra de los beneficiados por esta medida

En materia de impuestos, pretenden aprobar una rebaja fiscal para que el tipo máximo del IRPF se sitúe por debajo del 40%, rebajar el Impuesto de Sociedades situando el tipo máximo por debajo del 20%, la supresión del Impuesto sobre Patrimonio, la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y otros impuestos que han tenido su importancia mediática como el de Actos Jurídicos Documentados.

En materia de Cotizaciones Sociales que son una de las grandes cargas para el trabajador, su propuesta está orientada en su reducción para la contratación de jóvenes parados de larga duración.

PSOE: Encaminados a igualar el gasto público hacia la media europea

El PSOE ha sido el partido del Gobierno de España en los últimos meses a partir de la moción de censura y se ha visto obligado al adelanto electoral ante su incapacidad de fraguar los pactos necesarios para sacar adelante sus Presupuestos. Las últimas semanas han sido claves para concentrar una batería de medidas gracias a la fórmula del Real Decreto-ley que supone un mayor gasto público y alejarse del objetivo de déficit marcado. Pero, ¿cuáles son sus propuestas si repitieran en el Gobierno?

D4hcslzx4aep1hs

En primer lugar, el PSOE también apuesta por la consolidación fiscal, la reducción del déficit y la deuda pública y la sostenibilidad de las cuentas en el medio plazo, aunque en su proyecto de PGE 2019 pretendían desviarse de los objetivos déficit según la Comisión Europea, el Banco de España o [el Sindicato de Técnicos de Hacienda Gestha](aumento de 19.746 millones, un 9,5% respecto al avance de liquidación de 2018).

Nos encontramos ante una gran curiosidad en el programa electoral del PSOELa palabra impuestos aparece presente en una única medida (propuesta 46) y no para la política marcadamente interna del país sino en un compromiso a nivel europeo: “Adaptaremos la fiscalidad a la economía del siglo XXI, promoviendo la armonización a nivel europeo: impuestos sobre determinados servicios digitales, impuesto sobre transacciones financieras e impulso a la fiscalidad ambiental que desincentive la contaminación y favorezca la transición ecológica”.

Explícitamente no materializan ninguna propuesta concreta en lo que se refiere al IRPF, el IVA o al Impuesto de Sociedades, lo que sí tenemos es un compromiso para converger paulatinamente hacia el promedio de recaudación de la Unión Europea reforzando la progresividad del sistema fiscal (propuesta 45) “incrementando la aportación de las grandes empresas, y de los contribuyentes de ingresos más altos y con mayores patrimonios. Mejoraremos la equidad entre la fiscalidad de las rentas del capital y las rentas del trabajo”.

Si observamos los datos de 2016, el gasto público español asume un peso del 41% sobre PIB y en el conjunto de la Eurozona el gasto público es del 45,8%, es decir cerca cinco puntos porcentuales más.

Gov

Para igualarnos deberíamos de: incrementar la recaudación del IPRF en 1,9 puntos porcentuales, 0,6 décimas de IVA, 0,3 décimas en el Impuesto de Sociedades y 1,1 puntos porcentuales en cotizaciones sociales. En otras palabras, si el objetivo del PSOE es acercarnos a la media europea, es indispensable acechar más al trabajador con más impuestos. Pero solo se mencionan a los ricos como si repercutiendo ese incremento de impuestos fuera suficiente para reducir las diferencias con la UE.

Unidas Podemos: Altas rentas y grandes patrimonios en el punto de mira

Al igual que el PSOE, Unidas Podemos siempre ha apostado por acercarnos a la media europea en materia de gasto público. Pero la principal diferencia es una mayor concreción en su programa en el diseño tributario en su programa.

Pablo Iglesias Participa En Un Encuentro Con La Militancia En El Auditorio De Zaragoza Foto Dani Gago 700x441

El programa de Unidas Podemos, no se buscaría perseguir fiscalmente a “todos” sino específicamente a “las rentas de más de 100.000 euros anuales contribuirán un poco más, con un 47%, que llegará hasta el 55 % para rentas superiores a 300.000 euros anuales” (propuesta 239). Además, rebajarían el tipo del primer tramo del IRPF hasta el 18%.

Existe una medida (propuesta 161) con voluntad de subir la cuota a los autónomos que buscan cotizar lo mínimo para escaparse del sistema de la Seguridad Social: En el modelo actual, identifican un desajuste entre los ingresos realmente obtenidos por las personas que trabajan como autónomas y sus cotizaciones sociales, por lo que su iniciativa sería cotizar según rendimientos obtenidos.

En Unidas Podemos alegan que las grandes empresas pagan el 5%, por lo que su respuesta (propuesta 234) se encamina a establecer “un tipo efectivo mínimo, más eficaz y justo, del 15% sobre el rendimiento neto positivo para los grupos empresariales, que se ampliaría hasta el 20% para las entidades financieras y empresas de hidrocarburos. Al mismo tiempo, rebajaremos el tipo para las pequeñas empresas (aquellas que facturen menos de un millón de euros) del 25% al 23%”.

Podemos

Una medida que se basa en una premisa falsa, por la utilización del tipo efectivo sobre los beneficios contables y no sobre la base imponible -el IS se paga donde se genera (extranjero) y los tratados de doble imposición evitan pagar dos veces por la misma actividad-. De hecho, las empresas del Ibex tributaron a un 27,8% de media en 2018, un pago de 17.619 millones de euros sobre un beneficio de 63.275 millones de euros.

Ciudadanos: Deducciones fiscales y mejoras para autónomos para promover la natalidad

Si PSOE, Unidas Podemos y el resto de partidos nacionalistas/independentistas no son capaces de sumar fuerzas para la formación de una nuevo Gobierno y su continuidad, Ciudadanos se postula como el único partido que puede pactar tanto con el PSOE como con el Partido Popular (apoyado por Vox). Esta posición concede una mayor posibilidad de incorporar parte de su programa en un proyecto de legislatura. Así que repasamos sus contenidos económicos.

Unnamed 3

En materia de IRPF su propuesta va orientada en la reducción de un punto porcentual en el tramo máximo del IRPF, desde el 45% actual al 44% y también para el conjunto de rentas medias.

Su gran apuesta la vemos en 5.000 millones orientado en una serie de deducciones fiscales para familias numerosas, en la búsqueda de incrementar la natalidad del país. Por ejemplo, el caso de las familias con más de 3 hijos se verían beneficiados de una deducción de 2.400 euros más 600 euros por cada hijo anualmente repercutiendo a un total de casi seis millones de familias.

Los autónomos es uno de los colectivos en el que Ciudadanos se centra más. Los autónomos que tengan hijos quedarán exentos de pagar su cuota mensual durante dos años y las mujeres que trabajen por cuenta propia en el mundo rural buscan implantar una tarifa plana de 30 euros en un periodo de 24 meses.

Para el Impuesto de Sociedades plantean eliminar una serie de deducciones y suprimir finalmente el impuesto de sucesiones en todo el estado español que se abordaría mediante una reforma de la financiación autonómica.

Vox: Un ajuste estructural de más de 24.000 millones de euros

Hasta la fecha el ideario de mayor relevancia de VOX lo encontrábamos en el documento “100 medidas para la España Viva”. Unos objetivos que claramente incidían en la bajada de impuestos pero, como contrapartida, únicamente dibujaban como objetivo la “drástica reducción del gasto político”, y ninguna mención al Estado del Bienestar, por lo que la principal crítica residía en su falta de rigor en promover la estabilidad presupuestaria en el país con mayor déficit de la UE.

Pero algo ha cambiado en el partido de Abascal: En su web presentan, por un lado, el programa económico en el que durante 52 páginas se desarrolla cada figura tributaria y su correspondiente impacto recaudatorio y, por otro lado, un extenso programa de recortes bajo el nombre “bienestar para todos” de un total de 74 páginas, valorando cuantitativamente los recortes. Dada la extensión de ambos documentos, vamos a resumir sus propuestas más emblemáticas para el contribuyente.

D35dozawwaacyyk

Su propuesta busca un ambicioso ahorro estructural de 24.236 millones de euros para reducir el peso del Estado. Y, su medida para el IRPF es la creación de dos tipos marginales: Del 22% para una base liquidable entre 0 y 60.000 euros y del 30% desde 60.000 euros en adelante.

Aquí surge una primera consecuencia, las rentas más bajas verían una subida de impuestos. Hoy en nuestro sistema tributario de las 19,5 millones de declaraciones, el 38% de esas declaraciones no reciben un impacto fiscal porque con los PGE 2018 se aprobó una medida que eximía de pagar el impuesto a los que ganan entre 12.000 y 14.000 euros, elevando la cantidad exenta. Esta medida, entra en contradicción con el primer documento “100 medidas para la España Viva”, en el que sí constaba una exención entre 10.000 y 15.000 euros (propuesta 39).

Vox

Sobre el Impuesto de Sociedades proponen un tipo nominal del 22% independientemente del tamaño de la empresa. Además, en el corto plazo no apuestan por una modificación ni por el IVA ni de los tipos de las Cotizaciones Sociales, pero proponen en el medio-largo plazo sustituir cotizaciones sociales por incrementos de la recaudación por IVA e impuestos especiales con la finalidad de abaratar las exportaciones y encarecer las importaciones.

Vox enmarca la propuesta más diferenciada en materia de pensiones hacia un sistema de transición para un modelo de capitalización plena, es decir, ir poco a poco abandonado el sistema de reparto actual. En esta transición los menores de 25 años dejarían de cotizar a la Seguridad Social, entre 25 y 45 años tendrían libertad para elegir y los mayores de 35 años seguirían para adquirir un derecho en el sistema público hasta su extinción. La pregunta que surge aquí es ¿cómo se sostienen el pago de las pensiones si el grupo 25-45 años tiene libertad para elegir?

De los más de 24.000 millones de recortes, 16.000 millones de euros los relacionan con el gasto no financiero de la Administración Central del Estado, organismos autónomos y la Seguridad Social. Mientras que los 8.000 millones, restantes deberían acometerlos las Comunidades Autónomas y Corporaciones locales.

Desde VOX reconocen que el punto más problemático es “dónde” van a recortar las Comunidades Autónomas ya que el Estado carece de competencias para obligar a estas a ajustar en unas partidas u otras de su autonomía presupuestaria, por ello lo complementan con un “plan de ajuste” que deberían impulsar desde las administraciones autónomicas.

Seguir leyendo en la fuente original

Deja un comentario