A pesar de que la covid-19 es una enfermedad pulmonar, puede afectar distintas partes del cuerpo, además de impactar en lo emocional. Con millones de casos en todo el mundo, se comienzan a ver más rarezas, incluido su impacto indirecto en los ojos. ¿Has notado que en los últimos días se sienten más cansados que de costumbre?

 

Seguramente tu respuesta es «sí», y esto en gran parte se debe al tiempo que pasas frente a los dispositivos digitales. La nueva normalidad ha llevado a buscar diferentes formas para trabajar, tomar clase, estar conectados con el exterior y entretenerse, la mayoría de las veces con una pantalla de por medio.

 

Actualmente los ojos pasan prácticamente de un dispositivo a otro, por lo que se adaptan a diferentes distancias de trabajo y conviven por más tiempo con la luz azul nociva que emiten los dispositivos digitales. Es por ello que podrías presentar síntomas de fatiga visual, como dolor de cabeza, resequedad e irritación ocular.

 

En un estudio que realizó la asociación de utilidad pública Visión y Vida en España se muestra que siete de cada 10 adolescentes han sufrido un cambio en la graduación y uno de cada 10 usa por primera vez anteojos, en los adultos cinco de cada 10 mayores de 40 años han sufrido cambios en su graduación durante este periodo.

 

Es importante considerar que el 80% de los usuarios experimentan reflejos en interiores y exteriores, y a uno de cada dos les molestan los reflejos en sus lentes, lo que los lleva a adoptar nuevos comportamientos consciente o inconscientemente, como mover la cabeza, cambiar la postura e incluso retirarse los lentes.

 

Si notas que las horas frente a los dispositivos electrónicos son más prolongadas y sientes fatiga ocular o molestias, es importante acudir con un profesional de la salud visual, quien realizará un examen de la vista y actualizará tu graduación, lo que evitará que tus ojos hagan un mayor esfuerzo, principalmente en actividades donde tienes más exigencia visual. Pídele que te recomiende protección ante la luz azul, lo que ayudará a reducir la fatiga visual y evitar los reflejos que pueden disminuir la calidad de tu visión. 

 

No olvides aplicar la regla del 20-20-20: por cada 20 minutos de trabajo frente a los dispositivos digitales, descansa tus ojos 20 segundos y observa objetos que estén a 20 pies de distancia (6 metros).

 

Foto de portada: Unsplash

Zaida Bemanar

La conciencia espiritual es la que nos permite tener un propósito claro, reconocer nuestros dones fundamentales y nuestra misión en la vida. Ella ofrece mirarse a uno mismo y al otro de una manera mucho más significativa que lo puramente psicológico o técnico

Deja un comentario

Deja un comentario