Los flavonoides pueden reducir el riesgo de diabetes

Muchos ya han escuchado el término flavonoides, pero la mayoría de las veces no tienen idea de qué son. Los flavonoides están presentes en las plantas (frutas y verduras), son responsables de darles color, las protegen de los factores ambientales nocivos y también son conocidos como fitoquímicos. Los flavonoides no solo son útiles y saludables para las plantas, sino también para los humanos.

Flavonoides para evitar la diabetes

Flavonoides para evitar la diabetes

¿Qué alimentos son ricos en flavonoides?

Comúnmente las frutas y verduras de un color rojo intenso son muy ricas en flavonoides, algunos ejemplos son:

  • Remolacha
  • Col morada
  • Cerezas
  • Manzanas
  • Uvas

Pero hay muchos más alimentos que son ricos en flavonoides y polifenoles.

El efecto de los flavonoides en el organismo humano

Las personas que frecuentemente comen frutas y verduras con un alto contenido de flavonoides tienen un sistema inmunológico fortalecido, ya que los flavonoides se unen y controlan a los radicales libres en el cuerpo y también protegen contra el cáncer. Estos también están aptos para proteger el sistema cardiovascular y tienen propiedades antivirales, antiinflamatorias, antifúngicas, anticancerígenas, antimicrobianas y antibacterianas.

El conjunto de fitoquímicos, que incluye a los flavonoides, no solo proporciona un color atractivo a las plantas, sino que también es importante para su sabor. Es por eso que estas frutas y verduras a menudo saben muy bien.

Flavonoides y diabetes

Muchos estudios han encontrado que los flavonoides originados en los alimentos podrían mejorar el metabolismo de la glucosa, el perfil de lípidos, regulando las hormonas y enzimas en el cuerpo humano, protegiendo aún más al ser humano de enfermedades como la obesidad, la diabetes y sus complicaciones. [1,2,3,4,5]

¿Por qué los flavonoides son tan saludables?

Los flavonoides son capaces de atrapar radicales libres en el cuerpo ya que cuentan con brazos que sirven para agarrarlos y unirse a ellos. Además de esto, los flavonoides pueden expulsar fácilmente a los radicales libres fuera del cuerpo sin causar ningún daño.

Algunos flavonoides se comportan en el cuerpo de manera similar a un antibiótico. Son capaces de prevenir la reproducción de bacterias y la propagación de virus.

La cáscara de manzana no solo contiene flavonoides sino también pectina. Al comer frutas que contienen flavonoides y pectina, se puede observar un efecto de saciedad que dura más tiempo, es decir, que elimina la sensación de apetito por más tiempo. Gracias a esto, no solo serás capaz de mantener estable tu azúcar en la sangre por la fibra que contiene, sino que también podrás perder peso más rápidamente. Los alimentos ricos en fitoquímicos contienen flavonoides diseñados para prevenir la obesidad y reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

El efecto de los flavonoides en la obesidad podría demostrarse mediante estudios

Científicos estadounidenses observaron a más de 124,000 mujeres y hombres mayores de 25 años. Estos tuvieron que completar cuestionarios durante este período de observación, con la ayuda de los cuales se pudo analizar su comportamiento alimentario. 

Los participantes que frecuentemente consumían alimentos ricos en flavonoides, como manzanas, fresas, arándanos, etc., tuvieron un aumento de peso significativamente menor que el otro grupo. Los científicos dicen que los responsables de esto son los flavonoides, y no la fibra como comúnmente se cree.

Ellos llegaron a la conclusión de que los flavonoides no solo tienen un efecto positivo en el metabolismo del azúcar, sino que también pueden reducir la formación de grasa. También descubrieron que pueden ralentizar la proliferación de células cancerosas y evitar los patógenos.

Los flavonoides contra la diabetes

Los flavonoides, tienen un efecto considerablemente positivo contra la diabetes. Si tienes un mayor riesgo de tener diabetes, deberás consumir más alimentos ricos en flavonoides y antocianinas.

Estos alimentos incluyen el tomillo, perejil, cebolla, vino y apio. Sin embargo, los flavonoides no son un medicamento para la diabetes y no pueden reemplazar a tu tratamiento. Pero es bueno saber que puedes disfrutar de una comida deliciosa, sin tener que sentirte culpable después. Los flavonoides se encuentran solo en alimentos de origen vegetal porque los animales no pueden crearlos naturalmente.

Los productos alimenticios naturales se han utilizado para combatir enfermedades humanas durante miles de años. Los flavonoides de origen natural, que incluyen flavonas, flavonoles, flavanonas, flavonoles, isoflavonas y antocianidinas, se han propuesto como suplementos efectivos para el tratamiento y la prevención de la diabetes y sus complicaciones a largo plazo basadas en modelos in vitro y animales.

Bibliografía:
  1. Clement S, Krause U, Desmedt F, Tanti JF, Behrends J, Pesesse X, et al. The lipid phosphatase SHIP2 controls insulin sensitivity. Nature. 2001;409:92–7.
  2. Tyagi S, Gupta P, Saini AS, Kaushal C, Sharma S. The peroxisome proliferator activated receptor: A family of nuclear receptors role in various diseases. J Adv Pharm Technol Res. 2011;2:236–40.
  3. Duncan BB, Schmidt MI, Pankow JS, Ballantyne CM, Couper D, Vigo A, et al. Low-grade systemic inflammation and the development of type 2 diabetes: The atherosclerosis risk in communities study. Diabetes. 2003;52:1799–805.
  4. Hajiaghaalipour F, Khalilpourfarshbafi M, Arya A. Modulation of glucose transporter protein by dietary flavonoids in type 2 diabetes mellitus. Int J Biol Sci. 2015;11:508–24.
  5. Prasath GS, Subramanian SP. Antihyperlipidemic effect of fisetin, a bioflavonoid of strawberries, studied in streptozotocin-induced diabetic rats. J Biochem Mol Toxicol. 2014;28:442–9.

Deja un comentario