Los cereales y el pescado ayudan a reducir el estrés

                                                                                                     Yessika Lata/El Universal

«El estrés prolongado nos debilita, para recuperarnos necesitamos reponer las sustancias que ayudan a producir los neurotransmisores. El cuerpo en ese estado necesita más recursos energéticos, por eso, cuando estamos estresados, nos apetecen alimentos procesados con grasas hidrogenadas y un exceso de azúcar o sal, pero son placeres que desequilibran el sistema nervioso.», dijo la Nutricionista Nadymar Ray.

 El estrés no es peligroso, pero estar expuestos a niveles altos tiene consecuencias como el insomnio, dolores generales, depresión, úlceras y pérdida del cabello.

Alimentos para el estrés

Los carbohidratos como cereales integrales, pasta, arroz, patata, legumbres, garantiza el suministro de glucosa al cerebro, evitando los bajones de ánimo. La carencia de Ácidos grasos omega 3 como el pescado, marisco y nueces provoca nerviosismo, falta de concentración y defensas bajas.

La necesidad de Vitamina C aumenta en estrés, por lo que conviene comer como mínimo tres frutas fresca al día y dos raciones de verdura como kiwi, piña, lechuga, tomate.

Lentejas, este grano contiene vitaminas del grupo B, indispensables para el cerebro.

Deja un comentario