Libra, el signo del amor: cómo conquistar una relación verdadera – TN.com.ar

Era difícil decir por qué estaba infeliz: me iba bien en el trabajo, tenía una pareja saludable y una vida estable. Pero sentía un vacío interior que se agigantaba todos los días. No sabía bien con qué ni cómo seguir. La respuesta llegó después de mucho tiempo: un astrólogo levantó mi carta natal kármica, vi mi mapa lleno de colores y sentí un shock. Señaló al planeta Venus en el área de Libra. Me indicó que necesitaba una profunda transformación de hábitos para relacionarme con los demás. Ese día, empecé un camino de transformación que se basó en la primera ley que vimos en Buen Karma: la vida es como un gran espejo que nos refleja todo lo que proyectamos hacia ella. Empecé un proceso de cambios tal que ese mismo astrólogo, Cristian Fhers, me convocó para trabajar en su fundación de astrología, donde hoy miramos a Libra con mucha atención en todas las cartas cada vez que nos preguntan sobre el amor.

Libra, el inicio de las relaciones

En Fundación Fhers, usamos a la carta natal kármica personal como un instrumento muy valioso para descubrir cómo manejamos la energía de libra a lo largo de muchas vidas, sin importar del signo que seamos.

Qué representa Libra para la Astrología Kármica? Representa cómo lleve adelante el rol femenino de vidas pasadas, mi experiencia en la pareja, matrimonio y sociedades, y cuánto conquisté la confianza en todo lo que existe.

Libra es un signo cardinal, donde cambia la estación de la naturaleza, dando una energía de reorientación y dirección hacia los objetivos. Está representado por una balanza. Uno de sus más altos ideales es la justicia. También, la equidad, el equilibrio, el principio complementario, los acuerdos, las relaciones, la diplomacia y los contratos. Es el emisario de la paz, tiene un mensaje de cooperación, buena voluntad y hermandad.

El planeta Venus es su representante. Rige los riñones y la parte baja de la columna. Con inarmonías en la carta natal, indica indecisión, duda e inercia, y con armonías o conquistas, se cultivó fidelidad, unión cumplida con el otro, teniendo como ideal: yo soy tú, tú eres yo.

El karma de Libra, el matrimonio y algunas verdades básicas

– Nadie nació para otra persona. Esto es difícil de entender si el planeta Venus en la carta natal kármica está en los signos fijos inarmónico.

– Nadie está aquí para satisfacer tus ideales y expectativas, ni vos satisfacer a los otros. Difícil con Venus en signos de agua inarmónico.

– Tú eres el dueño de tu propio amor y puedes darlo tanto como quieras, pero no puedes exigir el amor de otra persona porque nadie es un esclavo. Pero no debes desconocer que tu amor es deficiente, le falta una parte, el proceso de conocerte te guiará a completarte. Difícil con Venus en signos de Tierra inarmónico.

Libra y el matrimonio.

Si estos simples hechos son entendidos, entonces no importa si estás casado o eres soltero, podés estar junto a otro respetando el espacio de cada uno y no interviniendo en la individualidad. O hasta podrías estar en soledad y ser amor por estar alerta a complementar con los opuestos en tu interior. Los planetas en Libra revelan la injerencia en el karma ajeno, cuánto te inmiscuiste en la vida del otro obligando a que cambie, en sus inarmonías, o con las virtudes lograste un matrimonio hermético interior entre tu ego (ascendente en la carta) y tu conciencia (ubicación del sol en el mapa), que te permitió conquistar un estado de ser amor.

El matrimonio, de hecho, es una institución. No es bueno, en primer lugar, vivir en una institución. Toda institución es regida por leyes y esto aleja el amor.

El matrimonio en nuestra sociedad se ha transformado muchas veces en un contrato tipo empresarial, frío, estricto y rígido que evidencia falta de confianza en la fusión que el amor genera. Las inarmonías en la carta con Saturno o Júpiter revelan haberse casado por status o dinero en vez de amor.

Libra, la pareja y la libertad

Se puede ser libre si no se toma el matrimonio en serio. Si lo tomas seriamente, entonces la libertad es imposible. Tomalo como un juego, porque es un juego. Cultiva sentido del humor; éste es un papel que estás desempeñando en el escenario de la vida, no algo que pertenece a la existencia, no es real en modo alguno; es una ficción. Si quieres saber cómo jugaste esta ficción, podés investigar la relación de Venus con Júpiter, con el Sol y con la Luna, es un buen comienzo.

Muchas cosas que simplemente se han de tomar con humor, se toman demasiado seriamente y, de esta seriedad, surgen todos los problemas y así el amor se aleja, el amor se siente atraído por la alegría y la libertad.

Un amor que no se vive y se hace vivir en libertad, no es amor.

En primer lugar, ¿por qué tienes que casarte?. Dentro de tus derechos básicos figuran el amar a alguien y vivir con él. Puedes vivir con alguien, puedes amar a alguien, es parte de tu experiencia, es tu derecho, no una obligación. Es la forma más poderosa de aprender a ser uno con otro. La relación de pareja es el examen para verse a como el reflejo del otro. Estamos unidos de muchas vidas y nos encontramos para lograr en el caso del hombre, más y mejor, en el caso de la mujer para amar mucho.

Es bueno dejar en claro con tu pareja, que esto es sólo un juego; nunca lo tomes seriamente. Yo seguiré tan independiente como antes. Y tú seguirás tan independiente como antes. Nunca intervendré en tu vida como tú tampoco en la mía; viviremos como dos amigos compartiendo nuestras alegrías, compartiendo nuestra libertad, pero no siendo una carga mutua.

Y en el momento en que sintamos que la primavera se ha ido, que la luna de miel se terminó, seremos lo suficientemente honestos como para no seguir pretendiendo esconderlo, sino que nos diremos que nos amamos mucho y que estamos agradecidos el uno al otro para siempre, y que los recuerdos de ese amor los mantendremos en la memoria, en nuestros sueños dorados, pero que la primavera se terminó. Nuestros caminos habrán llegado a un punto donde debemos separarnos pese al dolor que sintamos, porque el vivir juntos entonces no significará que nos amemos.

Si te amo, te dejaré en el momento en que vea que el amor se ha convertido en un tormento para tí. Y, si tú me amas, me dejarás cuando veas que tu amor está creándome una prisión.

El hombre que conoce la libertad está lleno de amor y el hombre que conoce el amor está siempre dispuesto a dar libertad. Si no puedes darle libertad a la persona que amas, ¿a quién puedes darla entonces?. Dar libertad no es otra cosa que confiar. La libertad es una expresión del amor.

Los enamorados siempre tienen miedo. El miedo es debido a que el amor llega como una brisa. No lo puedes producir, no es algo que se fabrique: llega. Pero todo lo que llega por sí solo, puede también, de la misma manera, irse. Esto crea temor en la gente volviéndola posesiva. Empiezan a cerrar sus puertas y ventanas para mantener la brisa dentro; pero cuando tus puertas y ventanas están cerradas, no es la misma brisa. Lo que creíste atrapar se perdió.

Libra: al aceptar al otro como parte de mí, se conquista el amor

Uno debe amar, amar intensamente, amar totalmente, y no preocuparse del mañana. Confía en que la existencia siempre será más bella y más sublime. A medida que tu confianza crezca, la existencia será cada vez más y más generosa contigo. Cuando se abre el centro del amor, todo el universo conspira a tu favor.

Ama intensa, alegre, totalmente y nunca pensarás en crear un lazo, un contrato. Nunca pensarás en hacer a la persona dependiente. Nunca serás, si amas, tan cruel como para destruir la libertad del otro. Ayudarás, harás su cielo más amplio. El amor tiene un solo criterio: da libertad; dala incondicionalmente. El amor transforma la edad avanzada en juventud. Si sigues amando hasta el último aliento, permanecerás joven. El amor no conoce la vejez. El amor no conoce la muerte. Si puedes continuar amando, tu amor continuará más allá de la muerte. El amor es la más preciosa experiencia de la vida. Libra te ofrece comenzar con vos, conocerte, eliminar de tu carácter los antagonismos y si logras unidad interior llegará alguien con el cual compartir un ideal mayor y así servir al cambio de consciencia social.

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.