LAS HERIDAS EN EL CORAZÓN

La reflexión que vas a leer a continuación no es solamente un conjunto de palabras correctamente ordenado, sino la esencia de una reflexión o de una experiencia.

Si la aprendes de memoria, estará bien; pero solamente surte su efecto si la lees con el corazón, y si la dejas que se repita dentro de ti para que la comprendas y la integres.

Déjala que peregrine dentro de ti… que se expanda… que te llene… que te hable más allá de lo condensado…

UNA DE LAS TRAMPAS DE LA INFANCIA ES QUE NO HACE FALTA COMPRENDER ALGO PARA SENTIRLO. PARA CUANDO LA RAZÓN ES CAPAZ DE ENTENDER LO SUCEDIDO, LAS HERIDAS EN EL CORAZÓN YA SON DEMASIADO PROFUNDAS.

Deja un comentario