Las desventajas de querer ser agradable todo el tiempo

Advertisement

No puedes querer ser agradable en todo momento, a veces debemos ser fuertes con nuestras emociones para que nos tomen en serio




  Ser buenas personas más que una necesidad es una obligación, pero muchas veces nosotros nos pasamos de buenos con las personas que no lo merecen, y es que sí puede que debamos hacer el bien sin mirar a quien pero no está bien que se aprovechen de nosotros ¿no crees?



  En un mundo donde las máquinas sustituyen el trabajo humano, va cobrando importancia la virtud de saber comunicar bien y conectar con los interlocutores, y es por esta razón que las corporaciones buscan perfiles profesionales que gente empática y abierta de mente que les ayuden a conocer los gustos de sus potenciales clientes o que sepan conectar con resposanbles de otras empresas.
  En nuestro trabajo, incluso en nuestras relaciones familiares, de amistad o de pareja puede que encontremos a una persona que sea muy amable con los demás, tanto hasta el punto que muchas veces deja de hacer cosas para sí misma para ayudar a los demás.



  Esto se le puede decir que es caridad pero no está bien ser excesivamente caritativo, sí, hay que ayudar pero no todo el tiempo, no cuando no podemos y por ello estamos aquí para ayudarte a que abras los ojos.

Desventajas de querer ser agradables todo el tiempo

  El exceso de amabilidad puede tener varias causas, como el miedo al rechazo, el conflicto y la confrontación.
  Este temor, a su vez, puede resultar de años de patrones de pensamiento y comportamiento “entrenados”, de la educación, de experiencias y eventos en los que el conocimiento se ha manifestado, en lugar de confrontación, no entrar en un conflicto.



1. Las personas así a menudo son explotadas

 Simplemente porque tienden a decir que sí y pueden sacrificar sus propias necesidades con tal de complacer a los demás, también soportan tanta audacia exigente, no pueden rechazar ninguna petición o deseo, en resumen, porque son demasiado bondadosos o  carecen de seguridad en sí mismos.
  Si tu sientes que te están utilizando con más frecuencia, aprende a decir que no.

2. A menudo son heridas

   La gente agradable es útil, confía, tiende a dejar de lado sus propias necesidades. Si, entonces, esta ayuda, la confianza depositada en ella, no es apreciada y correspondida por el otro lado, por supuesto está asociada con la decepción y, a menudo, con las heridas emocionales.



  Tras esto viene la dolorosa comprensión de que las personas que se creían como “buenos amigos” no se convierten en verdaderas amistades, porque solo estaban interesadas en sacar ventaja y explotar a la otra persona.

3. Ser agradable todo el tiempo desgasta emocionalmente

 El agotamiento puede tener muchas causas, incluso descuidar las propias necesidades. Además, a estas personas a menudo se les asignan actividades de las que no son responsables.



  Esto deja menos tiempo para completar las tareas que solo nos competen a nosotros, menos tiempo para proyectos personales, en sí, menos tiempo para uno mismo.
  Esto conduce inevitablemente a la susceptibilidad, al error, al  estrés, a las demandas excesivas  y, tarde o temprano, a una sensación de agotamiento.

4. Pretender ser lo que no se es por mucho tiempo, termina hundiendo

 En este personaje inventado de “solo ser amable”, la ira y los sentimientos negativos no se manifiestan, estas personas aceptan todo sin contradicción: todo esto puede actuar como una espiral negativa, lo que empuja cada vez más hacia abajo y conduce a un carrusel mental agobiante. 



 Si no eres capaz de parar, eventualmente puede afectar tu salud mental y, posteriormente, tu salud física.

Haz un cambio

  Ahora, la dirección de rotación de la espiral se puede cambiar nuevamente, por supuesto, no de la noche a la mañana, con una serie de experiencias de éxito más pequeñas y más grandes, de esta manera se trata de mostrar de manera más clara quienes somos en verdad. 
 No se trata de ser ahora lo opuesto, sino quitarnos el peso de pretender ser agradables todo el tiempo.
Puedes probar algunas de las siguientes afirmaciones y comentarios para comenzar el proceso:



– Diciendo conscientemente que no.
 Haz que otros sepan que algo te está molestando, mediante una afirmación o acción.
 Si recibes reacciones negativas o positivas, eso debe ser secundario, lo importante es que puedas exteriorizar en verdad lo que te sucede, marcando límites, pidiendo espacio y mostrando respeto tanto para ti como para los demás.
 Se trata de liberarte de una carga, sin pretender que lo agradable que tenemos sea opacado por una personalidad hosca, sino más bien que fluya cuando en verdad así lo estás sintiendo.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos