«LAS CUEVAS DE CRISTAL Y El RETORNO DE LA MASIÓN» ADAMUS – SERIE DEL EMERGIMIENTO

Yo Soy lo que Yo Soy, Adamus de Dominio Soberano y St. Germain. 
Tomemos una buena y profunda respiración. Ahh De cierta forma dice mucho esa canción, Never Going Back Again – Nunca Voy a Volver Atrás Otra Vez. No podrían si lo intentaran. No podrían si lo desearan, algunos de ustedes todavía lo están intentando, pero simplemente no van a volver. Entonces, tomemos una respiración con eso. La celebración por nunca volver (la audiencia dice «¡Yay!» y algunos aplauden y ovacionan), al final del día, algunos de ustedes quizás quieran regresar.
Bienvenida a los Nuevos
Quiero darles la bienvenida a todos aquí, a todos los que ven en línea y a los 47 nuevos que no han estado expuestos al Crimson Circle hasta hace poco. Queremos darles la bienvenida aquí. ¿Qué van a esperar en este momento que estemos juntos en la próxima hora? No es lo que están esperando (algunas risas). 
Hablando desde mi despacho como St. Germain, esta entidad llamada Adamus fue creada por Shaumbra y por St. Germain hace un tiempo. Algunos de ustedes pueden estar familiarizados con St. Germain. St. Germain proporciona la base de esto, pero hay una faceta, una expresión, una personalidad que se creó cuando todo Shaumbra… Shaumbra es un término para estas personas que han estado juntas durante mucho tiempo. Se llaman a sí mismos Shaumbra. No es un club. No hay nada que pagar, y pueden salir cuando quieran – ¡Ejem! – o pensar hacerlo (risas).
Lo hacemos un poco diferente aquí. No hay mucha ceremonia. Esperemos que no haya mucho de lo que llamamos makyo. Makyo es su distracción espiritual, y todos la adquieren en el camino. Tarde o temprano, todos se encuentran con makyo. Es lo que hace que se salgan de su camino real, dejan de seguir a su corazón y siguen a sus distracciones. Para algunos dura, oh, algunos años, algunas vidas, pero todos experimentan un grado de makyo. 
Es la mente humana y las limitaciones que tratan de tomar posesión de todo esto, de pensar que el humano se iluminará o ascenderá, y nunca lo hará. No se trata de lo humano en este punto.
Entonces, creamos esta entidad llamada Adamus, la cuál es todos ustedes; que es Cauldre, mi mensajero; que es su adorable, adorable compañera, querida Linda de Eesa.
LINDA: (Susurra) ¡Te pagaré luego! (algunas risas)
ADAMUS: Y todos los demás. Creamos esto para ir directamente al núcleo de las cosas, volar, navegar más allá del makyo, destruirlo, detonarlo si es necesario, para llegar a lo que realmente estamos haciendo en el planeta en esta vida ahora mismo. Es muy fácil distraerse, y hay algunos a quienes les gustaría venir aquí una vez al mes y simplemente sentarse con bella música, entonar y cantar y todo eso, pero no tenemos tiempo para eso. Estamos alcanzando el verdadero propósito, la verdadera masión, que es su libertad y su pasión mezcladas, su misión y su pasión, estamos llegando a eso, porque vamos a tener la Realización en esta vida.
No solo estamos jugando con eso. No lo vamos a posponer para otra vida. Lo estamos haciendo ahora, y no siempre es fácil. Hay grandes partes del Ser, incluso los viejos aspectos y vidas pasadas que en realidad no la quieren, porque temen que su identidad se vaya a perder. Así que se aferran. Se aferran al miedo, al miedo que han tenido de ser humanos durante tanto tiempo.
Sí, hay una tremenda cantidad de miedo por ser un humano – miedo a sí mismos, a su cuerpo, a sus pensamientos, a su pasado. Vamos más allá de todo eso. Vamos directamente a la Realización en esta vida, y en realidad no es tan difícil. Se trata de una cosa muy, muy simple llamada Permitir. Permitir. Eso significa salir de su propio camino, permitiendo que se produzca un proceso natural. La parte difícil, sin embargo, es la reorientación a la energía, la nueva relación con la energía, porque simplemente no pueden quedarse en este planeta como un Maestro, como un ser consciente si todavía están tratando con la energía como antes. 
Cambiar la orientación a la energía suena maravilloso, pero crea un tremendo estrés en su cuerpo. Estrés en su cuerpo, porque tiene que cambiar todas las formas en que ha estado trayendo energía. El cuerpo utiliza esencialmente algo que llamamos el anayatron, la red de comunicación de luz del cuerpo. La forma en que todas las células, la forma en que incluso el ADN se comunica entre sí se llama anayatron. Eso es lo que ha traído la energía y eso es lo que distribuye la energía al cuerpo. El anayatron ha existido durante mucho tiempo, y en última instancia, el ADN ha existido durante mucho tiempo. Todo está cambiando. Todo cambiando.
En un momento dado, como Atlantes, tenían un tipo de hilo informativo, algo en el que toda la información sobre cómo vivir como un ser biológico se colocaba en este tipo de hilo flexible, de modo que cuando regresaran para otra vida no tendrían que volver atrás y volver a aprender todo. Entonces, fue puesto en este hilo, y que eventualmente se convirtió en el ADN y eventualmente se convirtió en uno muy rígido – muy, muy rígido – sistema de dos cadenas, pero el ADN original, solo era una cadena para mantener y transportar información.
Cuando rehagan su relación con la energía, cambia todo eso. Está literalmente cambiando el ADN, y está cambiando su anayatron. Finalmente, tendrán esta cosa llamada Cuerpo de Energía Libre, muchos de ustedes lo llaman cuerpo de luz. Eh, no soy tan entusiasta de ese término, pero su cuerpo de luz, su Cuerpo de Energía Libre, eventualmente, terminan con ese Cuerpo de Energía Libre después de haber cambiado completamente la relación con la energía en esta vida. 
No he hablado mucho sobre el cuerpo de luz, porque en este momento es una gran distracción. Enorme distracción. En primer lugar, ya está sucediendo, y no tienen que hacer nada, no pueden hacer cualquier cosa para facilitarlo, para hacerlo más rápido. Y si estuviéramos hablando de eso, todo lo que querrían hacer es ir mucho más rápido. Se distraerían porque no se trata del cuerpo de luz. Eso es makyo. Makyo. Makyo – recuerden, su distracción espiritual, mierda espiritual. Se estarían enfocando en el cuerpo de la luz porque quieren estar más saludables y más jóvenes ahora mismo. Pero la realidad es, antes de que puedan realmente, antes de que podamos hablar mucho sobre el cuerpo de luz, es más sobre su relación con la energía; lo cual, considerando todas las cosas, no es tan buena. No es tan buena. Tienen una relación muy, muy vieja con la energía, como si estuviera ahí fuera, como si no les perteneciera, como si tuvieran que trabajar para ella. Ninguna de estas cosas son ciertas. 
Entonces, para aquellos de ustedes que son nuevos aquí, tenemos un enfoque un poco diferente. Nos divertimos. Nos reímos. Si se sienten ofendidos por que maldecimos, por malas palabras, es posible que deseen apagar su computadora ahora mismo, porque decimos algunas de ellas. Lo hace, el público (risas). Yo no lo hago tanto. 
Hay muchas veces en las que hacemos distracciones deliberadas a corto plazo. Seguiremos adelante con algo y nos distraeremos deliberadamente, porque hay una tendencia a que el humano se vuelva muy mental sobre las cosas. Lo verán, aquellos de ustedes que son nuevos, lo verán más tarde hoy. Por lo tanto, nos distraemos para sacar rápidamente a alguien de su mente para permitir que un proceso natural continúe.
Y lo que hacemos aquí lo pueden considerar a veces – eh, la mayor parte del tiempo – irreverente. La mayoría de las veces seré muy directo. Por ejemplo, hay muchas personas alrededor del mundo que enseñan sobre el cuerpo de luz. Ellos  no tienen ni idea de lo que es. Ellos no entienden la energía. No entienden qué es el Cuerpo de Energía Libre o por qué lo tendrían. Lo ven como un cuerpo humano etéreo, brillante y resplandeciente, y no lo es en absoluto. No es nada de eso.
Hay personas en el planeta que están impartiendo cursos sobre cómo integrar su cuerpo de luz a través de 10 sencillos pasos. En primer lugar, no es fácil. En segundo lugar, realmente no hay 10 pasos. Hay dos. No vamos a entrar en eso ahora. Así que, lo llamaré así cuando lo vea y podría ofender a la gente, es decir, ofender a la gente y realmente no me importa. Como le dije a este grupo de Shaumbra hace mucho tiempo, no me importa si solo son cinco, porque cinco Maestros conscientes que caminen en este planeta son suficientes para hacer una diferencia para todos. Ahora, habrán más de cinco debido a algunos de los tremendos avances que hemos logrado a lo largo de los años. 
Este grupo que se hace llamar Shaumbra, son muy fuertes. Muy fuertes, como Cauldre señaló en su reciente artículo. Más fuertes de lo que uno podría esperar. A veces en la superficie parecen ser algo así como, oh, tostadas melba (La tostada melba es una tostada seca, crujiente y en rodajas finas, unas pocas risas). Tostadas melba, realmente de ese tipo, ¿por qué incluso comerlas? No hay sabor. No hay sustancia en ellas. No hay nada. A veces parecen muy, muy sensibles. A veces lloran. Hoy hubo mucho llanto, no estoy seguro de qué se trataba. Lloran sin razón aparente, aunque realmente hay una razón. Pero van más allá de eso, son duros como las uñas. Déjenme decirles que he estado parado aquí por diez años, son tan duros como las uñas de abajo. Ellos morderán. Ellos pelearán. Harán todo eso (unas pocas risas). 
Son un grupo difícil, pero también van a aprender que, eh, digamos, a partir de hoy – sus próximos pasos no tienen nada que ver con lo fuerte que son. De ningún modo. Su tenacidad, su resistencia, su capacidad para recibir golpes y volverse a levantar y tomar un montón de golpes más, no le va a servir realmente después de esto. La fuerza no va a ser necesariamente un activo. Así que aquellos de ustedes que están usando la fuerza, la perseverancia o tratando de abrirse camino a través de esto, simplemente dejen de hacerlo. No va a ayudar de ahora en adelante, porque cuando vayan a ese lugar de fortaleza dentro de sí mismos: «Voy a ser fuerte, voy a ser duro, voy a superar este próximo desafío» – lo están estableciendo como una batalla, como una pelea. Y saben que las peleas están dentro de ustedes en este momento, así que, ¿qué sentido tiene ser fuerte?
¿Qué tal en lugar de ser fuerte, de ahora en adelante, ser sabio? Voluntad sabia – iba a usar la palabra «triunfo», pero Cauldre me dijo que eso era políticamente incorrecto (algunas risas) – sabio eclipsará a fuerte cualquier día.
Entonces, sí, este grupo ha sido muy, muy fuerte, extremadamente fuerte. Pero ahora vamos a tomar una profunda respiración y nos daremos cuenta de que eso no les va a hacer mucho bien de aquí en adelante, la fuerza. Y sé que es probablemente una de esas últimas cosas en su vieja bolsa de herramientas humanas que tuvieron que sacar, «Voy a ser fuerte». Y me encanta cuando son fuertes contigo mismos en su mente, como algunos de ustedes que están teniendo uno de esos días locos – ¿alguien no tiene uno de esos en los últimos días? (Algunas risas) Están teniendo uno de esos días locos, ¿qué hacen? Se dicen: «Voy a aguantar todo esto. Voy a ser fuerte. Voy a superar esto. Voy a hacer algo de respiración. Voy a hacer «Permitir», lo que no están haciendo realmente, «y voy a superar esto». Deténganse ahora mismo. Entraremos en esto más tarde, pero déjense enloquecer. Déjense ir más allá. Dejen de ser fuertes. Sean sabios. Sean sabios.
Así que, para los nuevos aquí, si todavía están aquí – Oh, perdimos uno (algunas risas). Siento que pasara. Si todavía están aquí, es un grupo increíble. Hemos estado juntos por eones de tiempo. La mayoría de nosotros venimos desde Atlantis. Y, por cierto, cualquier persona nueva aquí, si alguna vez quieren escuchar la historia, mi historia de Atlantis y mi prisión de cristal, me encantaría contarles (el público se queja y alguien dice «está bien»). Está bien. Solo pregúntenle a cualquier Shaumbra, ellos conocen toda la historia, una y otra vez.
Hemos estado juntos desde Atlantis y hay un vínculo profundo desde allí. Regresamos juntos en la época de Yeshua, y ahí es donde se usó por primera vez el término “Shaumbra”. Hay un vínculo muy profundo y muy emocional, muy, muy emocional desde allí. Y luego muchos de nosotros estuvimos juntos en las Escuelas de Misterios, particularmente en Europa, particularmente, oh, desde hace unos 300 hasta hace unos 800 años. Entonces, hemos estado juntos mucho tiempo. Damos la bienvenida a los recién llegados, y algunos de ustedes realmente no son recién llegados. Estuvieron con nosotros a través de todos estos tiempos. Algunos de ustedes son completamente nuevos en esto. Y no se sientan como un extraño, nunca. Los invitamos a unirse a lo que estamos haciendo, porque no está destinado a ser solo para este grupo.
Este grupo se reunió bajo la guía de un querido amigo mío, un compañero Ascendido llamado Tobías. Este grupo se unió bajo Tobías y se ha unido desde entonces. Están atravesando esta increíble transformación, tan increíble que la mente todavía no puede comprenderla. Tan increíble que a veces parece un juego masivo. Pero ellos se despertarán uno de estos días, y ustedes también, y se darán cuenta de que no fue un juego en absoluto. Bueno, lo que era un juego es estar en la Tierra de los Azules, estar limitado, contenerse, dudar de sí mismos, no amarse a sí mismos. Ese era el juego.
Así que, bienvenidos a todos, y para todos ustedes, clientes habituales, respiremos profundamente y demos la bienvenida a los nuevos. Habrán muchos, muchos más por venir.
En segundo lugar, antes de lanzarnos a algunos de los temas de hoy, comprendan que hoy puede parecer que estamos saltando por todos lados. Pero ya no necesitamos ser lineales, así que vamos a ir aquí, vamos a ir allí y veremos dónde terminamos al final de todo. Tal vez terminemos de regreso al principio, porque – acostúmbrense a ello – así se supone que es la vida. No se supone que sea una línea recta siempre. Puede ir en círculos. Incluso puede colapsar. Todo puede colapsar y luego se dan cuenta: «Oh, bien. Todavía estoy aquí. Yo Existo. Nada de eso realmente importaba». Hm. 

Mensaje de los Shaumbra que Recientemente Cruzaron
Una cuestión primero, un hueso para recoger. Tuve una reunión hace dos noches con once seres hermosos que acabaron de cruzar en las últimas dos semanas, todos los que se llaman a sí mismos Shaumbra. Algunos a quienes conocen, otros a los que no conocen porque eran Shaumbra muy tranquilos, pero cruzaron. Nos juntamos con ellos y les dijimos: “¿De qué se trata todo esto? Pensé que querían permanecer en la Tierra como un Maestro realizado». Nos pusimos a hablar con ellos y nos dijeron: «Sabes, llegó el momento en que sentimos que el cuerpo se desgastaba en particular, o simplemente lo tuvimos, y en ese momento nos dimos cuenta de que podíamos dejarlo todo. Todo. Ya nada importaba realmente. Lo que pensábamos que importaba realmente no era tan importante, porque es el Yo Existo. Esa es la única cosa». Continuaron diciendo: «Así que dejamos ir. Simplemente dejamos ir», y no fue ni siquiera intencional cruzar.
Algunos de ellos estaban usando su fuerza para luchar contra sus dolencias físicas. Algunos de ellos estaban luchando tan duro contra algunos de sus propios demonios internos – no el dragón, sino los demonios internos, y ya no podían luchar más. Ellos simplemente dejaron ir. Ninguno de ellos dijo: «Elegí irme», pero llegaron a un cierto punto en esa enorme liberación y realización que se dieron cuenta de que estaban realizados. En algún momento, en ese último momento desesperado para el cuerpo físico, se dieron cuenta de que estaban realizados y cruzaron. 
En el cruce, se dieron cuenta de que se habían realizado y se dieron cuenta de que estaban muertos en el cuerpo físico, pero en realidad estaban más vivos que nunca. Y luego sintieron su deseo humano de permanecer en el planeta en el cuerpo físico, y hubo cierto grado de arrepentimiento, solo un fugaz momento de arrepentimiento de no estar aquí con todos ustedes, haciendo lo que estamos haciendo. Pero luego se dieron cuenta de que, en primer lugar, no tenían que hacerlo. Fue una liberación tremenda dejar el cuerpo, una liberación tremenda estar realizados, quiero decir, como un ascendido, y ni siquiera lo esperaban. Esperaban muchos más años de estar en el planeta y luchar o trabajar en las cosas o lo que fuera, y de repente estaban simplemente allí. 
Ahora, cada uno de ellos tuvo la oportunidad luego, en este punto, saben, supongo que lo llaman el escenario de luz blanca: «Oh, estoy muerto». Es maravilloso. Todo se siente tan bien en ese momento, cada uno de ellos tuvo la oportunidad de regresar, volver al cuerpo físico. Los que pasaban por enfermedades físicas dijeron: «De ninguna manera. De ninguna manera”. Los que atravesaban por algunas de las profundas batallas internas no pudieron soportar volver a eso. Entonces, se fueron. Cruzaron, y les pregunté. Les dije: «¿Qué es lo que realmente quieren compartir con Shaumbra en este momento? ¿Qué puedo traer al próximo Shaud para compartir con todos y cada uno de ellos, sus palabras de sabiduría?» Y aquí están algunas de las cosas que dijeron. 
En primer lugar, permitirse más que nada. Y se dieron cuenta de que “permitir” para muchos es solo una palabra, solo un concepto, pero dijeron “Realmente Permitir”, porque si lo hubieran hecho, si no hubieran estado dando pequeños pasos, se dieron cuenta de que las cosas tendrían que haber sido tan diferente para ellos. 
Y luego dijeron que realmente sintieron su pasión en ese momento. Realmente sentir la pasión. Y les respondí: «Pero ustedes fueron algunos de los que se quejaron de que no tenían pasión, de que estaban aburridos por las cosas, y el aburrimiento es lo que llevó a muchos de ustedes a irse, a volver aquí». Y cada uno de ellos dijo: “Sabes, en la transición, al llegar a la Realización, en esos momentos finales de mi vida, me di cuenta de que había tanta pasión. Había tanta pasión, pero había estado conteniéndome. Había estado buscando una vieja pasión humana, por ejemplo. Casi había estado fingiendo que no había pasión, que estaba aburrido”. Pero, dijeron, «Diles a todos que la pasión está ahí si la permiten, y esa pasión será el factor más importante para cambiar su relación con la energía». 
Varios de ellos dijeron: «Adamus, si pudieras decirle esto, ‘No piensen tanto en esto’. ¡Maldición! Dejen de pensar en ello. Dejen de procesarlo en su mente. Dejen de hacer cosas banales y clichés y todo el resto de esto y pasarlo por su mente. Solo respiren profundo y sean. Sólo sean. Dejen de analizar lo qué ‘es’ o qué es ‘ser’. Simplemente háganlo». 
Entonces, traigo este mensaje, probablemente no sea el mensaje más edificante para comenzar nuestro día, pero les traigo esto, y todos y cada uno de ellos dijeron: «Vamos a estar aquí», porque a donde vamos lo van a necesitar. Lo van a necesitar, el equilibrio desde el otro lado. Sí, sé que todo está dentro de ustedes y a veces es muy agradable tener un amigo y sentir la comodidad de que alguien realmente se preocupa por lo que están haciendo. 
Así que respiremos profundamente con aquellos que han cruzado, y cada uno de ellos entiende que les llegará su momento, que lo harán, y tanto como el humano dice: «No, no quiero quedarme», van a comprender que habrá un momento en el que quizás tengan ganas de cruzar. Pero se preguntarán una vez más, después de su experiencia cercana a la muerte, si desean quedarse o irse. Tendrán la oportunidad de nuevo.
Es difícil, es realmente difícil, a veces, y especialmente ahora que estamos haciendo nuestro gran avance – es  muy , muy duro. No saben lo que está pasando con su cuerpo o su mente o cualquier otra cosa. Pero ya sé que llegaremos en esta vida. Es solo que no… vamos, bueno, mantengamos esa afirmación. 
Tomemos una buena y profunda respiración. 
(Pausa)…
Bueno.

Sabiduría Shaumbra
Una pregunta para comenzar la parte regular del día. Una pregunta. Linda, con el micrófono por favor. Esta es una pregunta interesante. Dejaré que tengas un voluntario antes de hacer la pregunta. Eso realmente aumenta la tensión en el salón.
SART: ¡Mierda! (risa)
ADAMUS: ¡Ah, mierda, está bien! (Adamus se ríe) Así que puedes liderar el camino en este tema.
Entonces, la pregunta es, ¿qué deberías estar haciendo ahora mismo si no deberías hacer nada? 
He dicho muchas, muchas veces que no hagan nada. Dejen de tratar de iluminarse. Pero la pregunta es, entonces, ¿qué deberías estar haciendo ahora? Interesante pregunta.
SART: Debería estar descansando en una playa en algún lugar.
ADAMUS: Bien. Buena respuesta. Buena respuesta. Sí, ¿por qué no lo haces?
SART: Retardado (risas).
ADAMUS: Retardado antes de la Realización. ¡Sí, sí!
SART: Creo que es lo primero.
ADAMUS: Bueno, quiero decir, es una pregunta lógica. ¿Por que no estás allí?
SART: No me permito a mí mismo hacerlo.
ADAMUS: ¡Bien, nos damos cuenta de eso! (Adamus se ríe) Quiero decir, eso es un hecho. Quiero decir, ¿estás trabajando duro ahora?
SART: No. No.
ADAMUS: ¿Tienes dinero en este momento?
SART: No lo suficiente.
ADAMUS: No lo suficiente, bueno… (Sart se ríe)
ADAMUS: Entonces, ¿qué estás haciendo?
SART: En realidad solo estoy pasando el rato ahora.
ADAMUS: Pasando el rato.
SART: Sí.
ADAMUS: Entonces, esa es la verdadera respuesta aquí, qué deberías estar haciendo cuando no debes hacer nada – pasar el tiempo.
SART: Sí.
ADAMUS: ¿Pero pasar el rato tal vez en una playa?
SART: Sería mejor.
ADAMUS: ¿Te aburrirías solo de pasar el rato en una playa?
SART: Probablemente.
ADAMUS: ¿Probablemente? Sí.
SART: Sí.
ADAMUS: ¿Y entonces qué harías?
SART: Intentar algo más.
ADAMUS: Salir a otro lugar.
SART: Salir a otro lugar.
ADAMUS: Correcto, correcto. En la vida en general, ¿estás aburrido?
SART: Sí.
ADAMUS: Sí.
SART: Todavía estoy esperando la masión.
ADAMUS: Bien. Seguir esperando la masión.
SART: Sí. Y he visto partes de eso, pero no la he traído.
ADAMUS: Tal vez podamos hacer que Kerri prepare un poco en la cocina (algunas risas), solo un gran tazón de masión. Sí.
KERRI: (Gritando desde la cocina): ¡De acuerdo! (Muchas risas)
SART: ¡Ponte en ello!
ADAMUS: ¡Próximamente! ¡Ya viene! En serio, Kerri, tengamos un tazón de masión aquí cuando llegues a eso. Bien, buena respuesta. Bueno.
Siguiente. ¿Qué deberías estar haciendo ahora mismo, si no deberías estar haciendo nada? Y lo que realmente estoy diciendo es que dije: “No trabajes en tu Realización. No depende de ti, el humano”. Entonces, ¿qué diablos se supone que debes estar haciendo?
ALAYA: Yo también estaría en una playa.
ADAMUS: Con Sart.
ALAYA: Podríamos hacer eso juntos alguna vez. Por supuesto.
ADAMUS: Sí, sí.
ALAYA: Absolutamente.
ADAMUS: Pero, no, espera un segundo. Él está en una Speedo (pantaloneta corta de natación ajustada). Así que… (risas)
ALAYA: Conozco una playa en topless.
ADAMUS: Ese fue Cauldre quien tiró eso, porque no sé lo que es una. No quiero saber qué es.
ALAYA: Sé dónde están las playas en topless, ¿qué podría decir?
LINDA: ¡Oh, muchacho!
ADAMUS: Sí. Sí. Así que, no estar haciendo nada en la playa. ¿Cómo es que no estás allí?
ALAYA: En realidad, la visito a menudo.
ADAMUS: Oh, lo haces. Bueno. Bueno. ¿Y por qué no estás ahí ahora?
ALAYA: Estoy aquí.
ADAMUS: Buena respuesta. Esa es una respuesta muy Zen. Sí. Necesitaremos otra mesita aquí para nuestro gran tazón de masión.
ALAYA: ¡Masión!
KERRI: Tenemos papas (Kerri viene con un tazón de papas; risas).
ADAMUS: Sólo un segundo. ¿Qué tal un poco de ensalada de frutas? (susurrando a Kerri, ella asiente) Sí (más risas). Sí, tráeme una de esas! Solo trae una.
LINDA: No.
ADAMUS: Vamos. ¡Caray! (Kerri lanza un pedazo de papa a Adamus, gritando y riendo con la audiencia) Guau.
Bueno. Perdimos dos nuevos más (risas). ¡Ellos no entienden! No se qué hacer.
Bien, estamos hablando de masión, y si este es el concepto Shaumbra de masión – una papa (más risas). ¡Una papa! Sin sabor, generalmente, generalmente frita, no particularmente nutritiva y realmente aburrida. Cualquiera puede comer papas, pero vamos a comer algo, esto no es masión, esto es aburrimiento. Esto eres tú en la playa (Adamus se la lanza a Sart) con tu Speedo. Sí, y eso no quiere decir que te pongas tu Speedo (más risas). ¡Oh, perdimos tres más! ¿Podríamos traer una mesita aquí para poner el tazón? Joe, hay una mesita justo detrás de la pared.
LINDA: Solo usa mi asiento.
ADAMUS: Él está trayéndola.
LINDA: Solo usa el asiento.
ADAMUS: Luego te vas a sentar y estarías como, ya sabes…
LINDA: Uh-oh.
ADAMUS: Muy bien, volvamos al punto. ¿Qué deberías estar haciendo ahora mismo si no debes hacer nada?
ALAYA: Estaría en Maui construyendo una casa.
ADAMUS: ¿Cómo es que no lo haces?
ALAYA: Lo hago. Estoy en el proceso de eso.
ADAMUS: Bien. Bueno. Bueno. Entonces, pero no estás en Maui en este momento.
ALAYA: No físicamente.
ADAMUS: ¿Cuándo vas a hacer la casa?
ALAYA: La tendría en unos dos años.
ADAMUS: Dos años. Guau. Eso es lento (Adamus se ríe). Guau. ¿La estás construyendo tú misma?
ALAYA: Será una combinación.
ADAMUS: Combinación.
ALAYA: Será un proceso colectivo.
ADAMUS: Oh, bien, bien. Y cuál es la dirección para que Shaumbra pueda ir y visitarla.
ALAYA: Será en Hana o Makawao.
ADAMUS: Bien. Bien (alguien trae una mesita y un plato con ensalada de frutas).
ALAYA: Y será un lugar para Shaumbra para ir e integrarse.
ADAMUS: Entonces, estás siguiendo tu pasión.
ALAYA: Mm hmm.
ADAMUS: Bien. Bueno.
ALAYA 1: Sí.
ADAMUS: Sí, puedo decirlo por tu sonrisa, tu brillo. Bueno.
ALAYA: Sí. Me encanta allí.
ADAMUS: Un par más. Gracias.
ALAYA: Mm hmm.
ADAMUS: ¡Yum! (Se sirve ensalada de frutas)
LINDA: Sí (algunas risas).
ADAMUS: Disculpa. Sí.
SHAUMBRA  (mujer): Hola.
ADAMUS: Hola. ¿Sería posible para un Maestro Ascendido obtener un tenedor? (Más risas) Oh. Sin respeto. Sin respeto.
¿Qué deberías estar haciendo ahora? (Risas cuando alguien tira un tenedor de plástico al escenario) ¿Sería posible conseguir un tenedor limpio? (Kerri le da uno) Gracias. Sí. Adelante. No te importa si yo como.
SHAUMBRA 1: No, no, no. Adelante.
ADAMUS: Bien (se ríen).
SHAUMBRA 1: En verdad, no hay realmente nada que me interese hacer en el mundo físico o incluso estar en otro lugar. A veces sueño…
ADAMUS: ¿Te gustaría un poco de ensalada de frutas?
SHAUMBRA 1: En realidad no.
ADAMUS: ¿Podríamos conseguir otro tazón? Oh, olvida el cuenco. Olvida el bol. Adelante.
SHAUMBRA 1: En realidad, me siento vacía y quiero sentirme llena de mí misma. Lo que quiero hacer es sentirme a mí misma. Reunirme conmigo misma, supongo.
ADAMUS: Bien ¿Por qué no lo estás haciendo?
SHAUMBRA 1: He estado muy distraída.
ADAMUS: ¿Por qué?
SHAUMBRA 1: El mundo físico y mi mente y…
ADAMUS: Todo eso es mierda.
SHAUMBRA 1: … justo lo que he sido … es. Es.
ADAMUS: No, realmente lo es.
SHAUMBRA 1: Sí.
ADAMUS: Quiero decir, es como «¿Eh? ¿Qué estas diciendo? Escucho las palabras, pero es como, » Errh, errh, errh!» Es como, está ahí. Tengo 11 muertos en el otro lado que atestiguan ese hecho. Están allá.
SHAUMBRA 1: Sí.
ADAMUS: ¿Por qué no has llegado todavía?
SHAUMBRA 1: Bueno, en realidad me he enfrentado a esto muy intensamente en las últimas semanas, e incluso me sentí como si me estuviera perforando en un agujero y continúe entrando en el mismo agujero, y es simplemente «dar la vuelta».
ADAMUS: También es un agujero aburrido.
SHAUMBRA 1: Sí. Sí, sí. Es un agujero aburrido.
ADAMUS: Sí, sí. Sí. Guau.
SHAUMBRA 1: «Sólo dar la vuelta. Dejarme salir de…
ADAMUS: ¿Qué vamos a hacer para cambiar eso?
SHAUMBRA 1: Creo que lo estoy haciendo (se ríe).
ADAMUS: No tanto. No tanto.
SHAUMBRA 1: ¿No tanto?
ADAMUS: No. No. Algo de…
SHAUMBRA 1: Creo que estoy tratando de hacerlo.
ADAMUS: Eso es parte del problema.
SHAUMBRA 1: Intentar no funciona.
ADAMUS: Sí, eso es probablemente parte del problema.
SHAUMBRA 1: Sí, intentarlo no funciona.
ADAMUS: Sí. Bueno, ¿qué quieres hacer? ¿Quieres hacer lo de Maui?
SHAUMBRA 1: Creo que eventualmente…
ADAMUS: ¿O estar en la playa con Sart?
SHAUMBRA 1: Creo que eventualmente… ¿eh?
ADAMUS: ¿Estar en la playa con Sart?
SHAUMBRA 1: No. No (risas). Lo siento, Sart.
ADAMUS: Quieres tu propia playa.
SHAUMBRA 1: ¿Mi propia playa? Sí.
ADAMUS: Bien. Todo bien. Bueno. Gracias. Un par más.
LINDA: Bien. Veamos.
ADAMUS: ¿Qué deberías estar haciendo si no deberías estar haciendo nada?
LINDA: Aquí vamos.
ADAMUS: Hola, ¿te gustaría un poco de ensalada de frutas?
SHAUMBRA 2 (mujer): No, gracias (se ríe).
ADAMUS: Supongo que voy a tener que comérmela toda. Adelante. ¿Qué deberías estar haciendo?
SHAUMBRA 2: Nada.
ADAMUS: Nada.
SHAUMBRA 2: No quiero hacer nada.
ADAMUS: ¿Qué estás haciendo?
SHAUMBRA 2: Mucho.
ADAMUS: Oh.
SHAUMBRA 2: Estoy haciendo demasiado en este momento, así que creo que eso es…
ADAMUS: ¿Por qué?
SHAUMBRA 2: Estoy poniéndome al día con el trabajo. Estuve sin trabajo por un mes y eso está bien. Me estoy moviendo, así que hay mucho…
ADAMUS: Oh, claro. Sí.
SHAUMBRA 2: … de lo que está pasando. Entonces, me siento…
ADAMUS: ¿Lo estás disfrutando o es aburrido?
SHAUMBRA 2: Oh, no.
ADAMUS: Oh, no lo estás disfrutando.
SHAUMBRA 2: Oh, no.
ADAMUS: Oh.
SHAUMBRA 2: Quiero relajarme de nuevo (se ríe).
ADAMUS: Sí, sí.
SHAUMBRA 2: Sólo quiero hacer nada.
ADAMUS: No hagas nada. Bueno.
SHAUMBRA 2: Y entonces las cosas fluyen más fácilmente y…
ADAMUS: ¿Pero qué es ‘nada’?
SHAUMBRA 2: Lo que yo quiera que sea.
ADAMUS: Quiero decir, es nada…
SHAUMBRA 2: Solo quiero sentarme afuera y mirar las estrellas.
ADAMUS: Pero eso no es nada. Eso es sentarse.
SHAUMBRA 2: Vale.
ADAMUS: O mirar las estrellas.
SHAUMBRA 2: Sí. Bueno.
ADAMUS: Sí, sí.
SHAUMBRA 2: Sentada, mirando. Solo quiero relajarme y disfrutar.
ADAMUS: Muy bien, bien. Pero…
SHAUMBRA 2: Cada momento.
ADAMUS: Sí. Parece que no lo ves en el futuro cercano en tu vida.
SHAUMBRA 2: Tal vez.
ADAMUS: Eso no suena realmente optimista.
SHAUMBRA 2: Tal vez porque estoy en medio de todo, y es como, bueno, ¿dónde está la salida (se ríe).
ADAMUS: Sí. Sí. Bueno. Gracias. Muy buenas respuestas hasta ahora. Es una pregunta difícil. Sí. No me mires a mí ni a tu marido (a Linda). Sí, ¿qué deberías estar haciendo cuando se supone que no debes hacer nada?
AEMO: Algo más.
ADAMUS: Algo más.
AEMO: Sí.
ADAMUS: ¿Qué estás haciendo?
AEMO: Lo que estoy haciendo es, bueno, ya sabes, ya que tengo dinero ahora, puedo hacer cualquier cosa, y lo estoy haciendo. Estoy muy interesado en muchas cosas…
ADAMUS: Tengo que detenerte aquí, porque hay muchos Shaumbra que de repente levantan la bandera amarilla. Ellos dicen, «Ooh! ¿Cómo consiguió dinero de repente? ¿Cómo hiciste eso?
AEMO: Lo heredé.
ADAMUS: Lo heredaste.
AEMO: Sí.
ADAMUS: Bien. Entonces, si alguien regresa para la próxima vida, elijan a padres ricos (algunas risas).
AEMO: Bueno, no eran ellos realmente ricos, es solo que, ya sabes, no soy estúpido. Entonces, hice las cosas bien, así que ahora trabajan para mí, porque me di cuenta de que no puedo conseguirlo por mi cuenta.
ADAMUS: Correcto, correcto.
AEMO: Así que, desde la parte humana.
ADAMUS: Sí. ¿Qué estás haciendo? Quiero decir…
AEMO: Bueno, estoy viajando
ADAMUS: Viajar. Bueno.
AEMO: Y estoy buscando un lugar con algunas personas que conozco de muchas encarnaciones, como algunos amigos, como el sudeste asiático, como Estados Unidos. Sé que no puedo encontrar un lugar donde esté realmente contento por muchos, muchos años.
ADAMUS: Correcto. Correcto.
AEMO: Entonces, tengo que siempre… ¿por qué?
ADAMUS: No, estoy de acuerdo contigo.
AEMO: Sí.
ADAMUS: Sí.
AEMO: Porque aburre.
ADAMUS: Se vuelve aburrido.
AEMO: Así que puedo quedarme allí durante casi medio año y luego tengo que – ¡schhhtt! – darme una vuelta, ya sabes. Y tengo mucho, mucho interés por el futuro de la tecnología. También estoy invirtiendo en criptografía, en robótica.
ADAMUS: ¿Es todo esto satisfactorio? ¿Lo estás disfrutando?
AEMO: Oh, sí, sí.
ADAMUS: Oh, bien.
AEMO: Es como que realmente, realmente – me hace sentir vivo.
ADAMUS: Correcto. Bueno. Eso es importante.
AEMO: Y también, hacer algo con las personas que me rodean. También les emociona, ya sabes, porque puedo mostrarles una manera de no aburrirme de la vida o salir de la agonía, ya sabes.
ADAMUS: Correcto. Correcto. Entonces, mencionaste que viajabas, así que cuando estamos teniendo conversaciones con Shaumbra en nuestras pequeñas reuniones, la primera cosa que realmente les gustaría hacer en su lista de deseos, creo que lo llaman así, es viajar.
AEMO: Sí.
ADAMUS: Es sólo viajar. Salir y ver el mundo en su última vida en el planeta. Ir a algunos de los lugares en los que solían vivir en vidas pasadas o visitar algunos de los lugares en los que nunca han estado, pero viajar, número uno.
AEMO: Sí, empecé por las islas, las Islas Canarias. Y luego, cuando entró el dragón, estaba en Ko Pha-ngan, en Tailandia, y hubo algo de Disneylandia que se hizo realidad. Es como una isla que todavía está completamente…
ADAMUS: ¿Estás aburrido en absoluto?
AEMO: No.
ADAMUS: No. Bien.
AEMO: No.
ADAMUS: Muy bien, bien. Buena respuesta. Gracias.
AEMO: Me aburro si no tengo nada que hacer. Por ejemplo, si realmente me aburro, me siento en mi auto y voy por la Autobhan en Alemania.
ADAMUS: Sí. Eso será…
AEMO: Y conducir a 250 Km. por hora.
ADAMUS: Sí, sí. Eso haces.
AEMO: Eso es genial.
ADAMUS: Eso haces. Sí.
AEMO: Eso me hace sentir vivo (se ríe).
ADAMUS: Sí. Y lo es. Es vivir. No tiene que tener mucho sentido. Quiero decir…
AEMO: No.
ADAMUS: … no tiene que hacerlo en absoluto. Es realmente confiar en ti mismo ahora mismo. Vamos a entrar en eso en un momento.
AEMO: Sí. Sí, porque la cosa también es, sé que no tengo tanto dinero. No soy un multimillonario, y probablemente lo hará, pero sé que si continúo, regresará.
ADAMUS: Lo hace.
AEMO: Sí.
ADAMUS: Lo hace. Pero – aquí hay una pequeña pista sobre eso – no viene de la vieja manera, como si se trata de una herencia o si se trabaja duro o solo se trata de visualizar un montón de dinero. No va a venir a través de eso, así que supéralo ahora mismo. Viene de formas totalmente diferentes.
AEMO: Lo siento así.
ADAMUS: A medida que cambias tu relación con la energía, no quiero entrar en eso, pero está ahí. Ni siquiera tienes que trabajar en ello. Y el humano tiene un momento realmente difícil, y la mente se enfoca en todas las veces que ha estado en quiebra e incluso ahora cuando dice: «Pero parece que no puedo reunir el dinero». En cierto punto, con el cambio en tu dinámica energética, está ahí.
AEMO: Sí. Y también tuve muchos consejos tuyos.
ADAMUS: Oh. Sí.
AEMO: Y de Shaumbra.
ADAMUS: Comisión del 15% (risas).
AEMO: Hablaremos de eso más tarde, ¿de acuerdo? (ellos ríen).
ADAMUS: Gracias por tu respuesta.
AEMO: Vale.
ADAMUS: Un par más. Disculpa mientras alimento a mi mensajero. ¿Te gustaría algo?
LINDA: No. Geoff estaría horrorizado.
ADAMUS: ¿Por qué? Es buena fruta fresca. Bueno.
LINDA: ¡Horrorizado!
ADAMUS: Horrorizado.
LINDA: ¡Horrorizado!
ADAMUS: Mm. Mm. Mm (algunas risitas). Cualquiera, por favor, ven aquí. Consuman algo, porque no hay cuencos (más risas). ¿Qué deberías estar haciendo si no deberías estar haciendo nada?
ANNETTE: Sólo disfrutarme.
ADAMUS: ¿Qué significa eso?
ANNETTE: Divertirme.
ADAMUS: ¿Qué significa eso?
ANNETTE: Ponerme en contacto con mi pasión.
ADAMUS: ¿Qué significa eso?
ANNETTE: Permitirme.
ADAMUS: Bien. Sí, pero, quiero decir, está bien, todas las palabras bonitas.
ANNETTE: Sí, pero esta es una pregunta difícil, lo sabes.
ADAMUS: Lo sé.
ANNETTE: Sí, entonces.
ADAMUS: Eso es lo que amo de ellos.
ANNETTE: ¿Qué debería estar haciendo? Viajar, um…
ADAMUS: ¿Estás en tu vida ahora mismo? (Kerri trae más vasijas y utensilios) Gracias (risas). ¿Ven? Ni siquiera tuve que pedirlo. Solo está ahí. Simplemente aparece. Gracias.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Entonces, ¿estás aburrida ahora?
ADAMUS: No en este momento.
ADAMUS: ¿Estás asustada ahora?
ANNETTE: Sí, estoy nerviosa.
ADAMUS: Quiero decir, no solo por estar aquí con el micrófono y al frente de alrededor de 18 millones de personas mirando.
ANNETTE: No, no me siento asustada. No.
ADAMUS: ¿En tu vida?
ANNETTE: No.
ADAMUS: No.
ANNETTE: No. No, no me siento asustada.
ADAMUS: Huh.
ANNETTE: No. En realidad, me siento libre, porque soy capaz de… sí, siento que me he liberado.
ADAMUS: ¿De qué?
ANNETTE: De todas las limitaciones en las que he estado durante mucho tiempo.
ADAMUS: Ni siquiera cerca. Lo siento.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Lo siento.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Linda me ha pedido particularmente y un poco Cauldre que deje de meterme en la vida de la gente.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Pero no lo considero así. Considero que es amor (algunas risas). Considero que solo…
ANNETTE: Sí, sí, sí. Pero eso está bien. Esta bien.
ADAMUS:… es el amor más asombroso.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: No, yo…
ANNETTE: Pero me siento más libre de lo que me he sentido en los últimos años. Así que me siento más libre, aunque quizás tú…
ADAMUS: No, lo miro con el ceño fruncido, porque estoy mirando en general y, no sé cuán personal debería ser…
ANNETTE: Sí, puedes volverte muy personal.
ADAMUS: Me encanta cuando dicen eso.
ANNETTE: Sí, sí. Puedes hacer eso.
LINDA: Lo lamentarás.
ANNETTE: No, no lo lamentaré, porque sí, es un aprendizaje, así que…
ADAMUS: Entonces, te sientes más libre que antes, pero mira de dónde vienes. Y has tenido, ya sea que quieras llamarlos miedos o lo que sea, a los grandes cambios. Quiero decir, te gustan los pequeños cambios incrementales y luego dices, «¡Oh, mira!», Ya sabes. «Cambiamos de un tono de azul claro a un tono de azul un poco más profundo», pero eso no es nada. Y tienes… hay mucho miedo ahí dentro.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Sí, y el dragón, ya sabes, allí tratando de batir las cosas, así que está haciendo de que haga su trabajo, y dice: «¿Pero a qué le tienes tanto miedo? ¿De qué tienes tanto miedo?” Tal vez no de las cosas pequeñas, ya sabes, como tener miedo de volar o conducir un auto y eso, pero solo miedo de lo que viene después. Eso es lo que estoy sintiendo. Tal vez estoy muy lejos. Tal vez muy lejos.
ANNETTE: Sí, sí. No sé qué decir al respecto. Me siento feliz y libre.
ADAMUS: Bien.
ANNETTE: Y capaz de crear algo diferente a lo que he creado antes.
ADAMUS: Pero siento…
ANNETTE: Y siento que las cosas vienen a mí en lugar de que yo intente… seguirlas desde el exterior. Así que, sí, realmente siento eso.
ADAMUS: Entonces, ¿qué estás haciendo en tu vida diaria? Eres de Noruega.
ANNETTE: Sí, soy de Noruega y tengo cuatro hijos.
ADAMUS: ¿Cuánto tiempo has vivido allí?
ANNETTE: Sí, toda mi vida. Yo nací allí.
ADAMUS: Oh, en serio.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: ¿Y en qué ciudad vives?
ANNETTE: Sandnes. Recientemente me mudé a un lugar llamado Ålgård, pero es como dos, tres millas al sur de Stavanger. Sí.
ADAMUS: ¿Qué tan lejos te has movido?
ANNETTE: No, sólo una milla.
ADAMUS: Oh. Bien (algunas risas).
ANNETTE: Entonces es una milla al sur, entonces es… sí. Grandes cambios. Tengo cuatro hijos…
ADAMUS: Entonces, ¿qué tan lejos vives de donde naciste y creciste?
ANNETTE: Como, oh, eso no está lejos. Es como dos millas.
ADAMUS: Bien. Así que, esto prueba mi teoría. No, realmente lo hace.
ANNETTE: Sí. Sí, pero ¿qué quieres decir entonces? ¿Qué estás tratando de…
ADAMUS: Es muy fácil de sentir, creo que dices que estás relativamente feliz y que todo está bien y que no tienes miedo cuando te has quedado tan azul en esa Tierra de los Azules. Y luego dices: «Oh, no. Estoy realmente feliz. Todo está bien”. ¿Hasta dónde has llegado? Quiero decir, ahora, te atreviste a venir aquí. Te subiste a un avión y apareciste aquí, así que puedo abusar de ti (algunas risas). Eso es bastante audaz.
ANNETTE: Sí. Pero, sí, pero me refiero a que tienes restricciones. No puedo simplemente alejarme de mis hijos. Tengo la responsabilidad de cuidar de mis hijos.
ADAMUS: ¿Cuánto tiempo va a durar eso?
ANNETTE: Al menos durante cinco años más, porque entonces tendrán 18 años.
ADAMUS: ¿Y entonces qué vas a hacer?
ANNETTE: Voy a, sí, vivir mi vida.
ADAMUS: Entonces ahora están viviendo en tu sótano o en tu ático o lo que sea.
ANNETTE: Sí, sí, en mi casa. Mi casa.
ADAMUS: Y todavía están allí.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Entonces, ¿es importante en la Realización y la verdadera libertad que tendrías, como, dejar a tus hijos?
ANNETTE: ¿Qué quieres decir? Me gusta…
ADAMUS: Eso – son – bueno, iré directo al grano. ¿Los niños te están reteniendo?
ANNETTE: Sí. Siento eso.
ADAMUS: Bien.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Una buena respuesta honesta.
ANNETTE: Sí, y eso ha sido algo muy difícil, porque he estado sola con ellos durante muchos años y el hijo mayor está realmente enfermo y ahora, cuando me mudé, se enfermó más. Así que fue traumático, porque simplemente dejó de hablar, porque ya no puede hablar. Sí, mis hijos…
ADAMUS: Esto es realmente personal, pero ¿qué crees que está sucediendo allí?
ANNETTE: Despertar.
ADAMUS: Para tu…
ANNETTE: Para él. Para él.
ADAMUS: Sí, para tu hijo.
ANNETTE: Y también como si estuviera desempeñando su papel para toda la familia, como…
ADAMUS: ¿Qué tal si está absorbiendo muchas energías, asumiéndolas personalmente por ti y por algunos de los otros miembros de la familia?
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: ¿Es esto algo bueno, asumir la responsabilidad de tus hijos? ¿Es esto algo bueno?
ANNETTE: Oh, estás preguntándome, ¿si esto es algo bueno para mí? ¿Tener la responsabilidad de mis hijos?
ADAMUS: Sí. Sí. Quiero decir, ¿es eso responsable?
ANNETTE: No. No. Pero sabes que no puedo simplemente dejarlos.
ADAMUS: Oh, así que está bien tener una casa donde tu hijo esté enfermo.
ANNETTE: No. De hecho, le compré – está en un hospital ahora, lleva cuatro meses allí – así que le compré un departamento. No puedo tenerlo conmigo por más tiempo, porque es demasiado limitante o restrictivo.
ADAMUS: Pero estuvo allí mucho tiempo, ¿verdad?
ANNETTE: Sí. Sí. Así que sentirme libre ahora tiene que ver con él, como, ¿cómo dices eso? ¿Cuál es la palabra? Separación, como…
ADAMUS: ¿Sabes qué es lo mejor para él?
ANNETTE: No.
ADAMUS: Permitirte a ti misma dar este gran paso y realizarte. Te estás frenando. Dices que es porque eres responsable, pero es una excusa, y él está tomando una cantidad tremenda de cosas por toda la familia, absorbiendo gran parte de las energías, pero también es completamente una distracción. Permite tu propia Realización – puedes hacerla con o sin él. No se trata de eso, pero es un tremendo servicio. Observa lo que sucede cuando realmente superas algunos de estos temores y temores profundos que tienes. Mira qué diferencia hace en él.
ANNETTE: Sí, ¿pero cómo las miras? Porque como que me siento libre ahora, yo…
ADAMUS: ¿Libre de qué? ¿Dentro de la Tierra de los Azules para vagar tan lejos como quieras dentro del azul?
ANNETTE: Sentirme libre, como, sí, sentirme libre como si entendiera totalmente que he sido parte de la creación de la Tierra de los Azules, así que ahora tengo que deshacer eso.
ADAMUS: Correcto.
ANNETTE: Y liberándome de las limitaciones del miedo.
ADAMUS: Estas son muchas palabras, pero quiero ver algo realmente en tu vida, no solo las palabras. Y no estoy tratando de…
ANNETTE: No, estoy bien.
ADAMUS: Bien. Bueno. Gracias.
ANNETTE: Sí. Me gusta. Agradezco esto. Así que.
ADAMUS: Entonces, quiero que realmente sientas esto, quiero decir, profundamente, ya sea que estés aquí o después de que te vayas. Detecto una energía muy específica de estar asustada. Es muy fácil para los humanos pasar por alto y decir: «No tengo miedo». Mírame. Mi vida está bien”. Pero tienes un hijo que está muy enfermo. Pones mucha responsabilidad en tus hombro. Nunca has hecho realmente lo que querías hacer en la vida – quiero decir, esto se remonta a mucho tiempo atrás, y vuelve aproximadamente a la época en que tenías tres o cuatro años, y había cosas que querías hacer y las sostuviste en ti hasta la edad de 12 años – y luego no las hiciste.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Y luego te quedaste en tu zona de seguridad, lo cual es comprensible, pero hay algo dentro de ti que dice: «Ya no puedo quedarme aquí». Simplemente no puedo quedarme en esa zona de seguridad». Y dices que eres libre y que todo en tu vida está bien. No lo está.
ANNETTE: No, no está bien.
ADAMUS: Bien.
ANNETTE: Pero me siento libre, como que puedo – soy responsable de cambiarlo o de cómo crear mi vida de ahora en adelante. Por lo tanto, no está bien en absoluto.
ADAMUS: Sí.
ANNETTE: No, pero elijo ser feliz con eso.
ADAMUS: ¿Cuántos hijos tienes?
ANNETTE: Cuatro.
ADAMUS: ¿Y cuántos años tienen los demás?
ANNETTE: Hay uno de 14 y las gemelas que son de 13.
ADAMUS: ¿Cómo están?
ANNETTE: No están bien después de mudarse y ver a su hermano mayor enfermarse realmente. Era como «¿Cómo es posible que deje de hablar?»
ADAMUS: Sí.
ANNETTE: Sí, muy enfadadas.
ADAMUS: Así que solo voy a ir directo…
ANNETTE: Sí, están enojadas, y están enojadas conmigo, porque me moví y… sí.
ADAMUS: Sí.
ANNETTE: Sí. Pero no podía permanecer en esa situación viviendo con él y viviendo con ellos por mi cuenta en ese lugar. Así que fue como – yo solo – como dices – estar sofocada.
ADAMUS: Sí, sí.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Sí. Y, ya sabes, asfixiada…
ANNETTE: Necesitaba hacer algo drástico para cambiarlo, porque ya no podía manejarlo así.
ADAMUS: Y la asfixia a veces es algo a lo que te acostumbras, quiero decir, porque suele suceder lentamente con el tiempo. Asfixia de tu pasión, de la vida, de todo lo demás, y es muy lento y dices: «Bueno, no, sigo respirando», pero no mucho. Y viniste aquí por esto.
ANNETTE: Sí, lo sé.
ADAMUS: Y estoy compartiendo esto contigo ahora mismo. Haces la Realización y tu iluminación para ti misma, todos ustedes. Lo hacen para sí mismos. Por ti para nadie más. No pueden hacerla por nadie más, será contraproducente para ustedes. Pero hay una gran implicación en esto en tus hijos, tu familia, porque hay un desequilibrio, un desequilibrio energético que está presentándose. Tus deseos y necesidades; sus necesidades como las de tus hijos. Están sintiendo en lo que realmente vinieron aquí en esta vida y el enorme desequilibrio de energía que se está creando. Me siento en tu casa ahora mismo.
ANNETTE: Sí, es cierto.
ADAMUS: No solo el lugar físico, sino toda tu familia. Y todos son considerados al respecto. Todos están de acuerdo, pero hay un desequilibrio de energía que está sucediendo. Y finalmente, vuelve a ti, porque ellos entendieron, cuando te eligieron como su madre, entendieron la importancia de esto en tu vida. Son tus mayores fanáticos y seguidores, y ahora están decepcionados, porque has conseguido poco. Te has cerrado y dices: «No, todo está bien». No está bien. Ahora, no estoy tratando de hacer tu vida miserable…
ANNETTE: Pero va a suceder.
ADAMUS: ¿Cuándo?
ANNETTE: Sí, pronto.
ADAMUS: No, ¿cuándo? Pronto.
ANNETTE: Sí, sí. Siento que estoy casi…
ADAMUS: No. No. No lo estás.
ANNETTE: Oh.
ADAMUS: No, no al ritmo actual, y es por eso que viniste aquí para que podamos cambiar todo eso. En el patrón de energía actual en el que te encuentras, esto continuará durante mucho, mucho tiempo.
ANNETTE: Vale.
ADAMUS: Y no quieres eso.
ANNETTE: Sí. ¿Cómo lo rompo entonces?
ADAMUS: Lo hiciste al venir aquí.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Lo hiciste al pararte aquí…
ANNETTE: Sí, sí, sí, sí. Sí. Sí.
ADAMUS: … conmigo.
ANNETTE: Sí, eso fue siguiendo mi pasión, permitiéndome a mí misma, porque, como, la he rechazado, mi pasión, porque, sí, ¿cuál es el punto?
ADAMUS: ¿Cuál es el punto?
ANNETTE: Sí, pero no ahora.
ADAMUS: Y estás usando…
ANNETTE: Y la gente piensa que estoy loca en casa. Como si estuviera haciendo, ya sabes, la Confirmación, en el Cristianismo, cuando los chicos tienen 14 años.
ADAMUS: Sí.
ANNETTE: Entonces, estoy teniendo eso el sábado, el próximo sábado, y me dicen: «¿Cómo puedes ser tan irresponsable y simplemente volar ahora?»
ADAMUS: Sí. Oh, por supuesto.
ANNETTE: Pero sentí que realmente quiero hacerlo, entonces, ¿por qué no puedo?
ADAMUS: Y acostumbrarte a eso, esa pasión solo por hacer algo y la mente dice: «Esto es una tontería, y tengo hijos en casa y ¿qué pasa con el dinero?»
ANNETTE: Y no solo la mente, toda la familia.
ADAMUS: Sí, bueno. Todos.
ANNETTE: Sí, sí. Le dí mucha importancia.
ADAMUS: Acostúmbrate a ello. Ya no hay locos. No los hay. Y al principio se siente muy extraño e incómodo decir: “Voy a ir a Colorado por un fin de semana. No sé por qué”.
ANNETTE: Sólo tres días. Tres días.
ADAMUS: Sí. “Tres días, sabes, ir y volver. No sé por qué”. Quiero decir, todo esto es una locura, una locura, una locura. Y si lo miras desde un punto de vista humano en la superficie, ¡eso es una locura! ¿Qué sucede contigo?
ANNETTE: (Riéndose) Sí.
ADAMUS: Pero si miras lo que realmente está sucediendo, estás siguiendo a tu corazón. Sabías que necesitabas estar aquí. Sabías que necesitabas que te patearan el trasero, y no fue tan malo, ¿verdad?
ANNETTE: ¡No, no, no! No. Lo disfruté…
ADAMUS: Que te pateen el trasero (risas).
ANNETTE: Sí, pero yo… sí! ¡Sí!
ADAMUS: Linda, ¿podrías darle un tazón de fruta, por favor (más risas)? No, y siempre me sorprende porque – y esta no es la primera vez que sucede – pero alguien se levanta y dice: «Oh, mi vida está bien». Lo estoy haciendo muy bien». Y estoy como mirando la energía y diciendo: «¡Esto es un choque de trenes! Quiero decir, ¿cómo puedes…? Pero es un buen choque de trenes. Es como, «Sí, pero, oh, la colisión estará bien».
LINDA: Una dulzura para ti (entregándole un tazón de fruta).
ANNETTE: ¡Gracias! Gracias. Sí.
ADAMUS: Entonces lo mejor, y por lo que realmente viniste aquí, es por claridad. Entonces, el dragón dijo: “Lleva tu trasero a Colorado”, para que puedas tener esta claridad. No hay excusas. Permite tu Realización. Y no significa que debas moverte o hacer otra cosa, sino que la permitas, porque has estado dudando como loca y justificando. Eres muy buena asegurándote de – alisar las aguas.   
ANNETTE: Sí, sí, sí.
ADAMUS: Permite tu Realización, observa lo que sucede, primero con tus hijos, y particularmente con tu hijo quien está realmente sintiendo en esto ahora mismo. Quiero decir, algo está pasando. Él sabe que algo está pasando. Consúltalo con él más tarde y volverá a hablar suficientemente pronto.
ANNETTE: Pero he tenido miedo de abandonar mi…
ADAMUS: Oh, no. No estabas asustada.
ANNETTE: Sí, pero antes tuve miedo de abandonar a mis hijos.
ADAMUS: En cierto modo, lo hiciste. Ya lo hiciste. Al abandonarte a ti misma y por eso viniste aquí…
ANNETTE: Sí, sí, sí. De esa manera.
ADAMUS: … en esta vida, abandonaste a tus hijos y por eso están reaccionando. Es por eso que se están enfermando y es por eso que hay muchos problemas emocionales que se presentan y luego un montón de culpa se devuelven a ti. Pero, no, como dijiste al principio, no tienes miedo. Todo está bien, ¿verdad?
ANNETTE: Sí, pero no ha sido así. Pero lo siento ahora.
ADAMUS: Lo sientes ahora.
ANNETTE: Sí, sí.
ADAMUS: Bien. Quiero decir, no solo como una esperanza lejana en el futuro, «Tal vez las cosas mejoren». Esa es una gran manera en que los humanos se engañan a sí mismos.
ANNETTE: Sí. No, en realidad sentí en mi corazón que ahora está funcionando.
ADAMUS: Entonces, ¿qué fue lo más importante que te dije?
ANNETTE: ¿Ahora?
ADAMUS: Mm hmm.
ANNETTE: Eso … uh… (pausa)… sí.
ADAMUS: Sí.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Tomemos una profunda respiración juntos, solo tú y yo.
Permite tu ser. Permitir – cómo lo llamas – la Realización, pero permitirte y no has estado haciendo eso porque pensaste que tenías que cuidar de todos los demás.
ANNETTE: Sí, sí.
ADAMUS: Y, que, cinco años más de cuidado, que en realidad son como unos 50 años, pero como, «Oh, voy a esperar». No lo hagas. Y tus hijos están – te quieren mucho y están tomando tantos desequilibrios, porque saben porqué estás aquí y no lo estás haciendo. 
ANNETTE: Vale.
ADAMUS: No lo estás haciendo. Entonces, lo más importante que te estoy diciendo es que dejes de retrasarte o distraerte. Es lo mejor para tus hijos. No lo haces por tus hijos, pero es lo mejor para ellos. No significa que tengas que dejarlos. Puedes estar más cerca que nunca. No significa que de repente tu comunidad te eche. En realidad, estarán ciegos a lo que realmente te vuelves, indiferente en el mejor de los casos, porque todavía están en la Tierra de los Azules, y tú estarás en la Tierra de los Arco-iris. ¿Bien?
ANNETTE: Vale. Gracias.
ADAMUS: Correcto. ¿Qué es lo más importante que te dije hoy?
ANNETTE: Permitir mi Realización.
ADAMUS: Exactamente.
ANNETTE: Y mi ser.
ADAMUS: No hay excusas. Ninguna en absoluto.
ANNETTE: No hay excusas.
ADAMUS: Sí.
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: Sí.
ANNETTE: ¿Recibo algún consejo? (Risas)
ADAMUS: ¿Consejos en cuanto a cómo hacerlo?
ANNETTE: O no cómo hacerlo, sino simplemente…
ADAMUS: Sí. Sí, uno grande. Deja de tener miedo. Deja de estar asustada. A pesar de que parte de ti dice: «No lo estoy», lo estás.
ANNETTE: ¿De qué tengo miedo?
ADAMUS: Lo que viene después. Lo mismo que cualquier otra persona aquí en esta sala tiene miedo, lo mismo que todos los que miran en línea: «¿Qué pasa después? ¿Lo lograré?”. Empecé este Shaud con solo decir que once cruzaron, y eso no es una gran ayuda (Adamus se ríe). 
ANNETTE: Sí.
ADAMUS: ¡No es realmente una buena motivación! Pero es a lo que se dirigen las cosas en este momento. Y ahí está ese miedo: «¿Voy a aporrear ese punto de la Realización y me iré?»
ANNETTE: Hm.
ADAMUS: Y es muy atractivo, porque miras hacia atrás, estás como, ya sabes, sobrevolando toda la escena en tu vida, y es como, «¡Caray! «¿Realmente quiero volver con las personas que no me entienden, los niños que tienen problemas, todo lo demás en la vida, realmente quiero volver a eso?» 
ANNETTE: Entonces, los desequilibrios en los niños…
ADAMUS: Estás pensando demasiado. Estás pensando demassssiado.
ANNETTE: Sí, eso lo sé. Sí, lo hago.
ADAMUS: Sí, demasiado.
ANNETTE: Pero quiero decir, como, entonces los niños están…
ADAMUS: Respira profundamente (ambos respiran profundamente). ¡Ahh! La sabiduría antes que la fuerza.
ANNETTE: ¿Mhm?
ADAMUS: La sabiduría.
ANNETTE: Sí, la sabiduría antes que la fuerza. Sí.
ADAMUS: La sabiduría antes que la fuerza. Así que deja de luchar en tu camino. Eres bastante fuerte, en realidad, pero sé sabia ahora. ¿Bueno? Y voy a responder tu pregunta cuando lleguemos a la siguiente parte.
ANNETTE: Vale.
ADAMUS: Bien.
ANNETTE: Gracias.
ADAMUS: Tú juegas. Te preguntas: «¿Qué debería estar haciendo?» 
ANNETTE: Vale.
ADAMUS: Gracias.
ANNETTE: Sí. Gracias.
ADAMUS: Y gracias por estar aquí. Tomó mucho coraje.
ANNETTE: Sí. ¿Me das un abrazo?
ADAMUS: Muchos (la audiencia dice «Aww» y algunos aplausos cuando Adamus le da un abrazo).
ANNETTE: Gracias. Realmente lo aprecio. Muchas gracias.
ADAMUS: Ah. Hm Está bien, vamos a tomar una buena y profunda respiración con eso. Creo que hemos terminado con la sesión de preguntas.
¡Oh! Lo que hiciste por todos fue simplemente hermoso (aplausos de la audiencia). Y no vas a recordar mucho de eso. No, no lo harás, así que vuelve y escucha o mira el video más tarde. Pero fue muy atrevido de tu parte. Estás fuera de tu rango normal simplemente diciendo: «Voy a tomar un avión, no sé por qué, y voy a ir a Colorado, no sé por qué, y espero que suceda algo». Seguiste a tu corazón esta vez, en lugar de lo que crees que deberías hacer, en lugar de tus responsabilidades, y brindó tanta bendición a tantas personas.
ANNETTE: Gracias.
ADAMUS: Gracias. Tomemos una profunda respiración junto a eso. ¡Ah!
Una de mis cosas favoritas es hablar con los humanos (Adamus se ríe) y especialmente en nuestras reuniones, talleres e incluso hoy aquí, y para que alguien diga: «No, todo está bien». Todo es bueno y la vida es simplemente maravillosa», voy a… (hace una mueca) porque puedo ver un poco de eso (algunas risas). Y, sí, para ustedes nuevos en línea, también iré a visitarlos (más risas). Ya saben, y mi intención no es avergonzar a ninguno de ustedes. La intención es decir: “Seamos realistas acerca de las cosas”. Entonces, déjame ser tu dragón hoy y sacar la claridad, y no siempre es divertido. A veces hay un poco de nervios, pero…
ANNETTE: No sentí nerviosismo. Se siente bien.
ADAMUS: Se siente bien.
ANNETTE: Sí, porque…
ADAMUS: ¿Quieres hacerlo de nuevo? (Adamus se ríe)
ANNETTE: Por favor (risas). Totalmente abierta.
ADAMUS: Sí, lo estabas.
ANNETTE: Totalmente recibirme y permitirme, porque solo, ya sabes, necesitaba esto. Así que solo estoy agradecida por tu presencia, tomándote tu tiempo en este Shaud para compartir conmigo.
ADAMUS: Oh, fue importante para todos.
Tomemos una buena y profunda respiración.
Así que hice la pregunta: “¿Qué deberías estar haciendo si no deberías estar haciendo nada?”, como en el sentido de que siempre les digo, ya saben, deja de trabajar en tu Realización, querido humano. No depende de ti. Tú no eres el que en realidad la deseaba. Solo querías seguir viviendo la vida teniendo más experiencias, una encima de la otra, como una máquina de experiencia perpetua (una persona se ríe). Pensé que era divertido. Tengo una risa por aquí (algunas risas más). Saben, como una máquina de movimiento perpetuo, pero era como pasar y tener más experiencias y luego pasar por la experiencia de lo que es ser espiritual y luego la experiencia de tener otra vida y ser espiritual. Pero algo cambió en esta vida. Fue la vida de la Realización. Punto. Eso es. Eso es.
Ahora, digo: «¿Qué se supone que deben hacer si no se supone que deben hacer nada?» ¿Simplemente pasar el rato con Sart en la playa sin hacer nada? ¿De viaje? ¿Participar en la tecnología? Claro, todos esos, y qué tal esto.

Su Masión
Recuerden que hace un par de Shauds les dije que estábamos teniendo este gran debate en el Club de Maestros Ascendidos sobre la libertad frente a la pasión o la misión de hacer algo, y diría que probablemente el 80% de Shaumbra tenían «libertad» o «libertad y» – querían ambos. Muy, muy pocos fueron a la parte de la pasión. Y pensé que era una gran broma, porque esa es una de las cosas que tanto falta en este momento, la pasión. Y muchos de ustedes están aburridos. Pero en ese aburrimiento, también tienen mucho miedo de pasar al siguiente nivel. Están esperando algo, están esperando que un meteoro caiga del cielo, les golpee en la cabeza y los lleve a su Realización. Y están aburridos como locos ahora mismo. Y, caramba, yo también lo estaría.
Y quería esperar hasta este Shaud para decir que todo lo se trata en este momento es su masión. Y, saben, ¿libertad? No, no tanto. ¿Qué es la libertad de todos modos? No van a tener libertad hasta que realmente reorienten la energía. Hasta que no tengan esa nueva relación con la energía, no tendrán libertad. Es una buena meta noble y es una gran palabra de moda para que Shaumbra la use «Libertad, libertad, libertad», pero no tanto en este momento. No tanto.
En primer lugar, no sabrían qué hacer con ella si la tuvieran. Lamento ofenderlos a todos, pero simplemente no sabrían qué hacer con eso. Sería tan abrumador para el sistema en este momento tener verdadera libertad. Y piensan: «Bueno, libertad, sabes, quiero poder subirme a un avión e ir a Colorado el fin de semana». Eh, libertad – libertad es estar sin el cuerpo físico para sujetarse, sin toda la viejos Aspectos, sin toda la basura vieja, sin nada de eso, sin tener que preocuparse por el dinero. Esa es la verdadera libertad, y finalmente, sí, es ahí hacia donde vamos. Pero en este momento, en realidad se trata de la masión.
Voy a mover esta (tabla), así que no lo hago – quiero caminar de un lado al otro y Cauldre quiere comer, pero quiero un ritmo.
Así que ahora mismo, se trata de masión. ¿Qué se supone que deben hacer si no deben hacer nada? Bueno, primero que nada, humano, sal del camino, deja que todo esto suceda. Y humano, al mismo tiempo, es el momento de sentir realmente en la masión, la pasión, en eso, sí, es una especie de misión. No es que esté todo controlado y con secuencias de comandos ni nada de eso, pero hay una pasión que está ahí, y la descubrimos en nuestro último Shaud.
Hablamos acerca de los headbangers (Atlantes que petardearon la cabeza), que es mi término para aquellos Atlantes que comenzaron el trabajo con los cristales, la energía, todo con el propósito de estandarizar el cuerpo humano y el cerebro, pero que finalmente conduciendo a la gente a la Tierra de los Azules, quedando atrapados particularmente en el mente – también en el cuerpo, pero particularmente en la mente – alteraron eventualmente lo que se llamaría el ADN, haciendo que la limitación sea algo aceptable. Y creando, en todo este trabajo intenso con los cristales, oh, lo hablamos en el Retiro Ahmyo recientemente en la isla. Entramos en ello muy, muy profundo. Hubo 22 Shaumbra que se vieron profundamente afectados por el trabajo que hicimos y que fue la preparación para hoy, por cierto.   
El trabajo que se hizo allí (en Atlántida) no fue siniestro ni malo. Se hizo por buenas razones, pero por alguna razón se devolvió con fuerza. En cierto modo, no pueden llamarlo un resultado contraproducente; fue solo una gran experiencia, pero a lo que condujo fue a una tremenda limitación: limitación en el cuerpo, limitación de la mente, tremenda limitación.   
Y dije en nuestra última reunión, «Así que ustedes fueron los headbangers». Hubo un ruido, un ruido muy distintivo cuando las bandas para la cabeza funcionaban. Y las diademas no se parecían a esas (refiriéndose a las pelucas de Tad y Gary, imitando las diademas Atlantes). Esas parecen motivos de fiesta o un nido de pájaros en su cabeza (algunas risitas). No estoy seguro cuál de ellas, pero probablemente sea un buen nido de pájaros.
Pero estas bandas para la cabeza eran una combinación de cristales y metal y estaban afinadas de tal manera que cuando uno se las ponía y luego se entraba en una de las cámaras para su… ya saben, era como si las estuviera viendo ahora. Estoy intrigado por la – cómo lo llaman en estos días – cirugía estética, todas las cosas que la gente está haciendo con sus cuerpos, lo cual no es un problema. Pero en ese entonces todo el mundo iba con las cintas en la cabeza, porque querían ser como todos los demás. Era lo que había que hacer. Era la moda del día, hacer los tratamientos de las bandas en la cabeza. Y, finalmente, eso consiguió que todos quedaran atrapados en el cerebro, en la mente. Y luego la mente estuvo tan bien programada en cierto modo, que la mente los mantenía en la mente, no les dejaría salir de la mente. Y luego hubo algo dentro de ustedes que despertó y dijo: «Tengo que salir de la mente», pero están usando la mente para salir de la mente, y no funciona.
Había una interferencia que ocurría cuando se colocaban estas cintas en la cabeza. Y, no, nunca lo hice. Nunca lo hice. Vi a muchos haciéndolo. Nunca lo hice, porque era un niño esclavo. No, yo estaba (algunas risas). No, no. No era digno de tener la diadema. No, solo fue usada por la elite – ustedes. Solo utilizada por la elite. No, era un niño esclavo, así que nunca tuve una y probablemente fue algo bueno, de lo contrario probablemente estaría sentado en la audiencia en este momento, en lugar de estar aquí en la silla grande (más risas).
Saben, les voy a contar una pequeña historia aquí.
LINDA: ¡No!
ADAMUS: No, no. Esta es realmente buena. Entonces, estoy viendo todo esto y estoy corriendo, les traigo cuencos de fruta y agua, saben, como cuando van a un spa y los atienden y les ponen estas cintas en la cabeza y les dan masajes. Los van a poner en la recámara. Estoy viendo todo esto, «Bueno, no soy digno. Solo soy un pequeño niño esclavo. No soy digno de todo esto». Y luego, en ese momento, lo entendí y me di cuenta: «Algún día me llamarán para que les saque esta mierda de su cerebro». (Risas) No, de verdad. Ese fue el pensamiento exacto que tuve. No usábamos la palabra «mierda» en ese entonces, pero era equivalente. «Algún día me llamarán para que les saquen toda esta mierda de su cabeza, ¿y no es esto como una especie de karma interesante?” (Adamus se ríe). Me estoy riendo. Se pensó que era… y aquí estamos.
Así que había un ruido cuando los ponían en la recámara, y casi odio mencionarlo, porque pueden escucharlo por un tiempo. No, no vamos a jugar nada, sólo pueden sentirlo. Era como un golpeteo. Era como, «¡Bam! ¡Bam! ¡Bam!” Así, pero muy, muy fuerte, muy fuerte cuando estaban en la recámara. En realidad, si no tenían puesta la banda, casi no había sonido en absoluto. Pero si tenían esta cosa puesta, era «¡Bang!» Un ruido, como «¡Bang!», como aplastante. Eran los impulsos energéticos que entraban en la mente y se adentraron tan profundamente que, posteriormente, llevaría a todas las generaciones posteriores, a cualquier descendencia y su descendencia y, finalmente, a todos los humanos a tener esta conformidad, viviendo en esa limitación, la Tierra del Azul, viviendo en la mente, y al principio tratando, en algunos momentos, tratando de salir de la mente. Pero cuando eso falló, entonces usaron la mente para tratar de salir de la mente. No funciona. Sólo los lleva a más profundidad. Tiene que haber algo que suceda más allá de la mente, algo que ocurra para que rompa el patrón.
Entonces, ustedes son uno de los primeros en pasar por esto. Saben, siempre nosotros… no sé si se preguntaron, pero otros lo han hecho – ¿Por qué este grupo? ¿Qué nos unió? Es internacional. Quiero decir, no son solo uno o dos países. ¿Qué nos unió a todos? Escucharon la historia, estando juntos en el tiempo de Yeshua. Pero, saben, solo eso en sí mismo no era un vínculo suficiente para mantenernos a todos juntos por tanto tiempo. Estaba esa cosa común de todo ser – en los tiempos de Atlantis – ser parte del desarrollo, usar y aplicar esa tecnología.       
Ahora, no estaba destinado a asumir algún viaje de culpa o algo así. No es un karma, así que no lo tomen así. No era necesariamente algo malo, porque en ese momento era donde estaba la conciencia. Era el momento en que se trataba de, «Vamos a juntar todo esto». Vamos a jugar al Kumbaya en todo momento. Todos somos uno. Hagamos que nos veamos igual, actuemos igual y pensemos lo mismo». Por eso me opongo, me opongo rotundamente, a todo este movimiento de «volver a la unidad». Es un montón de basura Atlante y no tengo ninguna tolerancia con eso en absoluto, porque ustedes son seres soberanos sin deuda con nadie o con ninguna cosa.   
Pero aquí estamos con todo este – donde estamos ahora, nos reunimos, estamos en este modo de quiebre, yendo más allá de la Tierra de Azul, y parte de toda la dinámica que se produce ahora es algo que tantos Shaumbra están haciendo, «Estoy bien. Todo está bien y va a ser realmente bueno en el futuro”. Y es delirante. Tal vez hace sus días un poco mejor. Pero saben, sin lugar a dudas, sin duda alguna, que hay algo más allí. Algo está sucediendo. Ustedes lo saben, sin lugar a dudas, que es hora de que esto se abra de golpe, y esa es la masión. Esa es la masión. Y se podría decir que es esta vieja historia Atlante, los cristales y la conformidad y todo lo demás. Es la vieja historia Atlante.
Hace un rato – estoy saltando por aquí, dice Cauldre – hace un rato, hablé de las cuevas de cristal. ¿Lo recuerdan? Las cuevas de cristal. Hicimos, creo, un merabh o algo así. Me decepcionó un poco, y me gustaría que lo ofrecieran gratis, no me importa. El 90% de los Shaumbra que fueron allí eran cazadores de tesoros. Fueron allí queriendo riquezas, ¿y saben qué había en esas cuevas de cristal? Era todo un recordatorio de la pasión para revertir lo que se hizo en ese entonces. Eso es. Las cuevas de cristal, que son muy, muy reales, por cierto, lo que estaba allí era la pasión. Muchos fueron allí buscando oro y plata y, «¿Cómo es que no me enriquecí después de mi visita allí?». Perdieron el punto. Se distrajeron. Lo que estaba allí era el recordatorio de su masión en esta vida. Su misión, llámenlo así.
*Haga clic aquí para obtener más información sobre la Caminata a las Cuevas Cristalinas.
¿Libertad? No tanto ahora, porque tienen algo más importante en su corazón, en su ser para estar aquí. Entonces, comencé diciendo: “¿Qué deberían estar haciendo cuando no deberían estar haciendo nada?” En otras palabras, el humano se sale del camino. Permitir que esto suceda. Pero lo enmendaré y diré que ahora es el momento de desatar tu masión. Su misión por estar aquí en este planeta en este momento era romper esa diadema de cristal, de la Tierra del Azul. Esa es la pasión. Eso es lo que les dará tantas razones para levantarse por la mañana. Observen, mientras permiten su masión, cómo cambia la energía a su alrededor.
Tienen miedo de esa masión. Pueden pensar en ello, pero prefieren decir: «No, vamos a tener libertad». No llegaremos allí hasta que abordemos la razón por la que vinieron a este planeta en esta vida en el tiempo de las máquinas. No van a tener esa libertad hasta que pasemos por esta. La Realización, sí, pero estoy hablando de permanecer en el planeta como un humano. Y les dije a los once de la otra noche, les dije: «No dejaste que tu masión – tu misión, tu pasión, saliera». Y tuvimos una larga conversación, una larga conversación y «Oh, no, no. No realmente. Estaba permitiendo mi pasión». Es como, ¡No me jodan. Soy Adamus Saint-Germain! Puedo ver a través de eso. No me digan que no estaban asustados cuando veo el temor. No me digan que todo está bien, cuando no veo nada más que agitación. 
Así que ahora mismo, ¿libertad? Vendrá. No se preocupen por eso. Pero ahora es el momento de recuperar esa masión, ¿por qué vinieron al planeta? ¿Por qué están atravesando por los increíbles desafíos en su vida? ¿Por qué a veces parecen tener una gran cantidad de problemas que simplemente no pueden enfrentar? ¿Por qué han experimentado el miedo justo cuando quieren liberarse, conseguir ir más allá? Todo fue parte de regresar al «Bueno, esto es lo que se hizo y aquí está el grupo que va a romper con ello».
Haremos un merabh en un momento, pero quiero que realmente sientan en eso. Tomen todo lo que hemos hablado y lo que habló Tobías por los últimos – cuántos años – 20 años o más, y todo se reduce a esta simple cosa: Vinieron aquí para romper un viejo patrón, primero para ustedes y luego para otros. ¿Están listos para ello? No, le tienen miedo, y yo también lo tendría, porque lo cambia todo.
¿Está el planeta listo para ello? Realmente no importa en este momento. Realmente no importa. Pero al menos cuando salgan de esa vieja programación de las bandas en la cabeza, va a presentar los potenciales para otros, como a los pocos nuevos que aún están mirando, también presentará el potencial para que ellos lo hagan.
Qué Viene Después
En los próximos dos meses, más como 45 días, van a tener algunas experiencias en su vida que han llamado – como tú (Annette) viniste aquí, llegaste para esto. Todos van a tener una experiencia, no como esta, pero van a tener algo en su vida que aparece; digamos que el dragón está ayudando a facilitarlo y no es para hacerles ningún daño en absoluto, sino que les mostrará algunos, eh, algunos miedos, algunos temores, algunas cosas en ustedes. 
El único propósito por el que está ahí es que vayan ahora más allá de la mente, y al hacerlo, sentirán que se van a volver locos, como si estuvieran en caída libre y no saben si van a golpearse contra el suelo o van aprender a volar. Van a tener algunas experiencias muy extrañas. No las haré. El dragón no las está haciendo. Ustedes las están haciendo en su vida. Fue muy importante, nuestra charla de hoy, animarlos a todos para lo que viene a continuación en su vida.
Saben que a veces sienten como que lo están perdiendo, que están perdiendo todo sentido de la realidad, que todo se desorienta, incluso pueden tenerlo físicamente en su cuerpo, lo que en muchos de ustedes aparece. Saben que a veces sienten que están perdiendo la comprensión de todo y lo que hacen, porque son muy fuertes, se aferran aún más. No esta vez. Va a ser muy aterrador para algunos de ustedes, pero no se aferren. No traten de volver a meterse en la caja. No usen afirmaciones azules. En otras palabras, no intenten volver a la 3D, a su cerebro. Esta experiencia que se presenta es algo que, podrían decir, que el Maestro ha planeado magistralmente para ustedes, sabiamente planeado para que los ayude a salir, salir de la mente.
La mente es algo muy difícil, y saben, ustedes ayudaron a programarla. Y la mente es una cosa muy limitada. Les dirá que todo es bueno cuando por debajo saben que no lo es. Y los llevará a aplazar todo para mañana, si es posible.
Entonces, lo que viene en los próximos, voy a decir 45, tal vez 60 días en su vida serán experiencias diferentes para todos ustedes. Y no me digan, ninguno de ustedes, o ni siquiera se atrevan a publicar algo en las redes sociales por lo que pasaron la semana pasada o el mes anterior, porque es un makyo absoluto. Tratan de obtener un foco de atención cuando no se trata de focos. Ninguno de ustedes, ninguno de ustedes ya han pasado por esto, y he ayudado para asegurarme de que todavía no haya sucedido.
En los próximos 45 a 60 días, algo que se presente, y podría ser el sueño más extraño que hayan tenido, los invertirá. Podría ser una experiencia externa, tal vez una situación de salud, tal vez repentinamente, de repente todo – sienten como que les retiraran la alfombra de debajo de ustedes. Esta vez no se aferren a ella. Dejen que suceda.
Y recuerden lo que dije antes: la Sabiduría sobrepasa a la fuerza. Y recuerden que cuando esto suceda en su vida. No es una fuerza externa, aunque va aparecer así. No está ahí para hacerles daño o estrago alguno, aunque el humano lo va a pensar de esa manera. Está ahí para ayudarlos a liberarse – liberarse de la misma mente que ayudaron a programar hace un tiempo.
Tomemos una buena y profunda respiración con eso, y ¿qué tal un poco de música y un merabh para unir todo esto?
(La música comienza)
De Vuelta a las Cuevas de Cristal – Merabh 

Hay una enorme masión, su misión – y llamémosla así, es su misión en esta vida – y todo se relaciona con la Realización. Todo está relacionado con su última vida en el planeta. Todo se relaciona con el Tiempo de las Máquinas, si observan cómo todo esto es tan perfecto y hermoso. 

Existe una enorme pasión por deshacer lo que se hizo hace mucho tiempo, liberarse a sí mismos de la mente, permitir su Realización, y saben, no pueden permanecer en la mente. No pueden estar confinados a la mente si van a estar realizados. Simplemente no funciona.

No pueden estar usando la vieja forma de tratar con la energía. Simplemente no funciona.

Los once que vinieron a mí recientemente dijeron: «Diles que dejen que su masión aparezca, que no tengan miedo de ella nunca más, que no se distraigan», y yo digo, sí, distraídos por cosas como la libertad.

La libertad es una de esas cosas escurridizas para alcanzar hasta que realmente hayan  hecho lo que vinieron a hacer aquí. No estoy diciendo que están atrapados. Estoy diciendo que la masión viene antes de la libertad. Oh, eventualmente traerá la libertad.

Para mí, a veces la libertad y la alquimia son grandes distracciones. Usamos la alquimia hace cientos de años para sacar a esos vampiros espirituales del camino. Nosotros dijimos: «¡Mira! ¡Por aquí! ¡Por aquí! Puedes convertir la piedra en oro. Solo quédate en ese fuego, sigue avivándolo, sigue poniendo piedras allí y mira, se convertirá en oro». Por cierto, no es así como sucede, pero fue una gran distracción para los cazadores de tesoros. Sacarlos de nuestro camino.

En este momento es el momento de dejar que surja ese masión. Y ahora es el momento para cada uno de ustedes, para que regresemos y visitemos las cuevas de cristal, pero ahora como seres maduros, seres sabios, no solo seres que están tratando con este pequeño truco de la alquimia, en busca de riquezas.

Realmente estaba muy decepcionado, tengo que decir, cuántos fueron a las cuevas de cristal solo para querer tesoros. No todos, pero algunos. Demasiados.

Volvamos allí ahora mismo y veamos lo que realmente les espera.

Tomemos una profunda respiración y vayamos juntos como un grupo, todos ustedes, todos nosotros.

Reunámonos y sintamos el vínculo común en todos y cada uno de ustedes con los headbangers, los Atlantes.

En aquel entonces, supongo que podrían haberlo llamado, «la ciencia para el mejoramiento de la humanidad». Pero fue un poco imprudente, un poco imprudente, pero una experiencia infernal, ¿eh? El infierno de una experiencia.

Volvamos allí ahora junto con este vínculo común que todos ustedes comparten.

Hay una cueva de cristal en particular a la que quiero llevarlos hoy.

Vamos para allá. Pueden simplemente flotar allí, saben.

Al entrar en esta cueva de cristal, oh, hay tanta belleza.

He encontrado, con tantos Shaumbra, que las cuevas tienen una especie de fascinación misteriosa. Vivieron ustedes bajo tierra durante mucho tiempo después de la caída de Atlantis y, de hecho, hay algo hermoso y reconfortante en las cuevas. Pero una cosa acerca de ellas es que son realmente limitantes. Están muy estrechas. ¿No fue tan apropiado después de la Atlántida, del trabajo con las limitaciones del cuerpo y la mente, que luego tendrían que vivir en una cueva durante muchas, muchas, muchas, muchas vidas? En realidad, ayudó a fundamentar todo el trabajo de conformismo que se realizó.

Vayamos a las cuevas ahora mismo. Y les ruego que se permitan imaginarse ahora, permítanse soñar, déjense llevar; no, no se contengan más, dudando o preguntándose qué pensarán los demás.

No más impedimentos. No los pueden haber y van a tener esa experiencia en el próximo, oh, digamos, de 45 a 60 días. Va a estar justo en su cara. Pero no se detengan.

Tienen tal certeza, tal certeza pero luego la ocultan, la retienen. No más. Simplemente ya no podemos ir allí. No más impedimentos. No me importa lo raro que piensen que la gente va a pensar que son. No importa.

Entremos en las cuevas de cristal ahora y realmente sintamos lo que hay aquí.

A los humanos, ellos decían: “Miren estos magníficos cristales. Apuesto a que valen una fortuna”.

Lo que realmente está aquí es un recordatorio, un recordatorio de la belleza de este planeta. Se sembró con cristales o energía Crística, cristales puros, no solo en piedras, sino cristal puro.

Y lo que hay aquí en las cuevas, bueno, incluso el recordatorio de los seres angélicos que primero sembraron este planeta con los cristales, con la energía.

Realmente permítanse sentir. No se contengan. No hagan esto de estar filtrando sus pensamientos.

Lo que está aquí en estas cuevas de cristal es energía viviente.

Lo que está aquí es el potencial para la Nueva Energía. El potencial para que utilicen la energía de una manera diferente, y como se dijo, ellos nunca entenderán lo que realmente está aquí, nunca entenderán realmente estas cuevas de cristal hasta que estén listos para entender que la energía se puede utilizar de manera muy, muy diferente en este planeta.

Y el núcleo de eso, el núcleo de la comprensión real está aquí. No se trata del valor de las gemas que están aquí.

Aquí está el potencial para la Nueva Energía, para dejar que la energía les sirva ahora como un Maestro, como un ser sabio. Eso es lo que hay aquí.

(Pausa)…

Y lo que está aquí es el recordatorio también de Atlantis, de la energía de este estado de cristal puro, que podría alterar la mente y el cuerpo durante mucho tiempo. Creó un efecto hipnótico.

Verán, los cristales son una energía muy clara. No solo estoy hablando de un cristal físico, sino de la esencia, los Cristos, claridad.

Así que, está el recordatorio de las bandas Atlantes en la cabeza, de toda la, bueno, es solo hipnosis. Eso es todo lo que era. Hipnotizó profundamente a la mente y luego al cuerpo. Pero aquí también está la liberación de eso.

Aquí está el regreso a los verdaderos Cristos, la verdadera energía clara, algunos la llamarían la energía de la semilla Crística.

Aquí es donde su potencial para la nueva relación con la energía está anclado en la Tierra, en la realidad física.

En los próximos dos meses, tendrán una experiencia en su vida, algo que los llevará más allá de la mente, más allá de la hipnosis, y para algunos será muy incómodo, tal vez incluso aterrador. Y van a tratar de aferrarse a su vida, a usar toda su fuerza, su voluntad, su determinación.

Pero cuando estén pasando por esto en su vida, es realmente, con el propósito de abrirse paso, ir más allá de la mente, romper lo azul, romper un montón de viejas excusas y justificaciones, salir del miedo a ser humano y el temor a que un humano llegue a la Realización.

Cuando se presente esa experiencia – será diferente para todos ustedes – cuando llegue, respiren profundo y recuerden estar aquí, regresar a las cuevas cristalinas. Y no recuerden regresar aquí, no piensen en ellas solo porque están tratando de tener un tesoro o algo de dinero o algo así. No vengan aquí para ser un alimentador de energía.

Vengan aquí para mayor claridad, y para un recordatorio.

Vengan aquí para recordarse a sí mismos de su masión, por qué vinieron aquí, por qué eligieron esta vida, de lo que se trataba todo el viaje. Y, saben, la mente ha tenido una manera maravillosa de remover todo eso, enterrarlo y todo lo demás. Pero ahora es el momento de la masión – su misión, su pasión – regrese. 

Ustedes son los que llamo los headbangers, los mismos que iniciaron toda esta tecnología de bandas para la cabeza. Es por eso que ustedes son los que han elegido regresar para ser los primeros en salir.

Aquí en las cuevas cristalinas permítanse sentir esa pasión.

Hoy hice la pregunta: «¿Qué se supone que deben hacer si se supone que no deben hacer nada?» Permítanse sentir esa pasión una vez más.

No más huir de ella. No más esconderse de ella. Sentir esa pasión, para recordar la verdadera razón por la que regresaron a esta vida, recordar lo que era realmente importante. Todas esas otras pequeñas cosas por las que pasan sus días preocupados, simplemente no son importantes. Realmente no lo son. Está justo aquí, este masión, esta razón para su vida, está justo aquí.

Los once con los que hablé el otro día dijeron: «Si tan solo me hubiera permitido recordar». Dijeron: «Adamus, por favor, llévale esto a Shaumbra. Por favor, hazles saber, así que si deciden quedarse aquí en el cuerpo como Maestros realizados, que esa pasión se manifieste, que los días de aburrimiento se han ido ahora, los días de preguntarse por qué se quedan, los días de esa bruma azul-grisácea alrededor de todo. ¿Les recordarías eso? Esa es la razón por la que están aquí”.

Y para la mente puede sonar increíble, exagerado, grandioso. Y a la mente le digo: «Vete a la mierda». (Algunas risas) No, en serio, lo digo en serio. Que se joda, lo que quieran decir. Eh, acabamos de perder algunos nuevos más (más risas).

A la mente le digo: «Cállate». No es grandioso. No es una historia inventada, no es otra cosa que, finalmente, volver a la verdad y a la claridad. Eso es.

¿No es gracioso cómo la mente tiene una forma de minimizar? Dice: «Oh, esto no podría ser verdad».

Van a tener una experiencia en los próximos 45 a 60 días que les parecerá increíble, más allá, sin conexión a tierra, irreal, de ensueño, casi como un poco de todo, y toda esa experiencia se trata de sacarlos de la mente. Y lo único que quiero señalar… (el celular de alguien comienza a sonar) Siempre se requiere uno (algunas risas). Es muy fácil distraerse, de verdad. No lo hagan.

Tomemos una profunda respiración juntos, queridos Shaumbra.

¿Grandioso? No, no, no del todo. ¿Exagerado? Je, en absoluto. No se detengan.

Tomemos una buena y profunda respiración y sintamos una vez más la belleza de estas cuevas de cristal.

Aquí está todo el potencial para la nueva relación con la energía. Los cristales y la energía en este planeta, son como sinónimos, lo mismo.

Aquí está el recordatorio de su pasión en esta vida. Aquí es donde llegan a cuando, bueno, cuando esta cosa los golpea, sea lo que sea.

Y lo que iba a decir antes es que trabajé con todos ustedes en configurar esto, y lo único de lo que no tienen que preocuparse es de un golpe fuerte y llenarse o de morir en el intento – como me gusta llamarlo (Adamus se ríe). Bueno, solo (riendo)… eso no va a ser parte de eso. Eso no va a ser parte de eso. No, será algo más de lo que llamarían psicológico, emocional, no físico.

Tomemos una buena y profunda respiración juntos. Qué día ha sido.
Hm. Será interesante ver qué pasa entre ahora y entonces.
Pero mientras tanto, solo recuerden que, a pesar de la locura dentro de ustedes, y de mucho menos del mundo que los rodea, a pesar de toda la locura, respiremos profundamente y recordemos que...
ADAMUS Y AUDIENCIA: … todo está bien en toda la creación.
ADAMUS: Con eso, Yo soy Adamus de St. Germain.
ver: Shaud 9 
Presentando a Adamus Saint-Germain
Canalizado por Geoffrey Hoppe
Mayo 4 de 2019
Traducción: Yezid Varón




























Deja un comentario