Las 70 mejores frases de LeBron James

Cuando hablamos de LeBron James (Akron, Ohio, 1984) tal vez hablamos de uno de los baloncestistas con mayores éxitos de la historia.

Nacido en un ambiente de pobreza y marginalidad, el esfuerzo constante le hizo llegar a lo más alto en el olimpo de la NBA, siendo considerados por muchos aficionados como un digno sucesor de otro maestro de la canasta: Michael Jordan.

Artículos relacionados:

Frases célebres de LeBron James

Apodado como “The King” (El Rey), LeBron James ha conseguido hasta la fecha tres anillos como campeón de la NBA. Su figura no deja a nadie indiferente: es odiado y amado casi a partes iguales.

En el artículo de hoy vamos a repasar las mejores frases de LeBron James, así como sus declaraciones y citas célebres más motivadoras.

1. Tal vez mi dolor fue mi motivación.

Hablando sobre su infancia y la relación con sus padres.

2. Mi sueño se ha convertido en realidad ahora, y es la mejor sensación que he tenido.

Cuando llegó a la mejor liga del mundo.

3. Pienso primero en el equipo. Me permite triunfar, permite a mi equipo triunfar.

Siempre prefirió asistir a un jugador desmarcado.

4. Si se muestra una gran oportunidad, me gustaría aprovecharla.

No es de esas personas que dejan escapar los trenes.

5. Ganar es algo muy grande para mi.

Ambicioso como pocos, saborea las mieles del éxito.

6. Como atleta profesional, mucho se va a decir de ti, pero yo solo intento moverme hacia delante e intentar conseguir mis metas.

Debes abstraerte y hacer bien tu trabajo.

7. No puedes tener miedo de fracasar. Es la única forma en la que triunfas, no vas a triunfar siempre, lo sé.

Nada tiene que hacerte perder el rumbo hacia el éxito.

8. Tienes que aceptar el fracaso para mejorar.

Solo son aprendizajes.

9. Me gusta la crítica, te hace más fuerte.

Cuando alguien opina algo negativo de ti, no te lo tomes personal y apóyate en eso para mejorar.

10. Tengo motivación, mucha motivación.

Una frase de LeBron James que no se puede discutir.

11. Me gusta reír y bromear, pero no me distraigo fácilmente.

Siempre concentrado en sus partidos.

12. Creo que la razón por la que soy quien soy hoy es porque pasé por esos momentos difíciles cuando era más joven.

La infancia le curtió a todos los niveles.

13. Tengo una responsabilidad de liderar y la tomo muy en serio.

Siempre ha tenido el peso de aupar a sus equipos hacia la consecución del anillo de la NBA.

14. Ser el único hombre en la casa junto a mi madre me ayudó a crecer.

Creció sin padre, por lo que tuvo que madurar antes que la mayoría.

15. Desde que soy un niño siempre era un ganador.

Le encantaba ganar y competir al máximo.

16. Cuando tienes ese respeto de tus compañeros, haces las cosas de forma más cómoda.

Sentirse apoyado y valorado redunda en una forma de jugar más confiada.

17. Hay mucha presión puesta en mi, pero yo no pongo mucha presión en mi mismo.

Solo hay que salir a la pista y dar lo mejor, y los resultados vendrán solos.

18. Siempre he sido un líder. Siempre he sido la persona más alta del equipo cuando era más joven. Parece que sabía qué hacer en todo momento.

Su liderazgo es natural.

19. Ahora, siendo padre, llego a casa, veo mi hijo y olvido cualquier error que he cometido o la razón por la que estoy descontento. Llego a mi casa y mi hijo está sonriendo o viene corriendo a mi. Me ha hecho crecer como individuo y como hombre.

Sobre las enseñanzas que gana cada día en su rol de padre.

20. El compromiso es una gran parte de lo que soy y lo que creo. ¿Cuánto estás comprometido para ganar? ¿Cuánto estás comprometido para ser un buen amigo? ¿Para ser de confianza? ¿Para ser exitoso?

Una cuestión de compromiso diario.

21. No sé lo alto que soy o lo que peso. Porque no quiero que nadie sepa mi identidad. Soy como un superhéroe. Llámame hombre-baloncesto.

Aunque oficialmente mide 2,03m y pesa en torno a 113 kg, LeBron habla así sobre sí mismo.

22. La primera vez que puse un pie en una cancha de baloncesto me convertí en un hombre de negocios.

Una máquina de hacer dinero.

23. Dios me dio otros dones para hacer otras cosas, además de jugar al baloncesto.

Una de esas frases de LeBron James que ha dado la vuelta al mundo.

24. Estoy seguro de mi capacidad.

Sobre su autoconfianza.

25. Siempre he sido un chico desinteresado y esa es la única forma que conozco de jugar en la cancha e intento jugar al máximo de mi capacidad, no solo para mi mismo, sino para mis compañeros.

Sobre su altruismo en la pista.

26. Siempre digo que vivo con las decisiones que tomo. Siempre hay forma para corregirlas o caminos mejores. Al final del día vivo con ellas.

Hay que ser consciente con los aciertos y errores del pasado.

27. Me gusta estar alrededor de la gente.

Se siente bien en buena compañía.

28. Escucho a mis amigos y a mi madre decir que soy especial, pero honestamente no lo entiendo.

No se considera nada del otro mundo.

29. Tengo metas a corto plazo; mejorar cada día, ayudar a mis compañeros todos los días, pero mi última meta es ganar un campeonato NBA. Es todo lo que importa. Sueño sobre ello todo el tiempo. Sería impresionante.

Frase de LeBron de cuando aún no había ganado el título. Y ya va por el tercer anillo.

30. Cada noche en la cancha lo doy todo, y si no doy el 100%, me critico a mi mismo.

El esfuerzo no puede ponerse nunca en discusión.

31. Warren Buffet me dijo una vez “sigue tus instintos”.

El gran inversor se dirigió una vez a LeBron James para decirle esto.

32. Cuando estás en el campo de juego no se trata de si gustas o no. Todo lo que importa es jugar a un alto nivel y hacer lo que haga falta para ayudar a tu equipo a ganar.

Puedes ser más o menos popular, pero si ganas partidos estás siendo importante.

33. Es difícil ganar la liga, porque todos los equipos son buenos, tienen buenos jugadores. Es mucho más difícil que en el instituto. Es competitivo y eso es lo que más me gusta.

Llegar a ganar el anillo significa ser élite entre la élite.

34. Odio dejar que mis compañeros se vengan hacia abajo. Se que no voy a acertar cada tiro. A veces intento hacer la jugada correcta y resulta en una pérdida. No me siento fatal, porque tengo que responder preguntas sobre ello. Me siento fatal en el vestuario porque podría haber hecho algo más para ayudar a ganar a mis compañeros.

Sobre su liderazgo en la pista.

35. Voy a usar todas mis herramientas, mi habilidad y hacer la mejor vida que pueda.

Sobre su filosofía de vida.

36. No necesito mucho. El glamour y todo eso no me excita. Simplemente estoy alegre de tener el baloncesto en mi vida.

Una gran frase de humildad de LeBron James.

37. Quizás los que quemaban mis camisetas no eran fans de LeBron James.

Sobre su salida de Cleveland.

38. Esto es un trabajo y queremos pasarlo bien. Pero es un trabajo y debería parecer que vamos a trabajar.

No hay que confundir disfrutar en la pista con la falta de profesionalidad.

39. Con ese vestuario no me podía dormir después de los partidos.

Una crítica a uno de sus equipos.

40. Estoy feliz por ser parte de la familia Nike.

Sobre cuando fichó por la multinacional del textil.

41. Fue genial estar allí con un buen amigo.

Sobre JR Smith, uno de sus amigos y compañeros de equipo.

42. No queremos que se sientan frustrados, eso se te queda demasiado en la mente. Tenemos que trabajar en ello y ver lo que hicimos mal.

De los errores se han de sacar conclusiones para mejorar.

43. Fuerza, lucha y coraje.

Sus tres principios de juego.

44. Me río y bromeo, pero no me distraigo con mucha facilidad.

Su concentración siempre es a prueba de bombas.

45. ¿Cuándo supe que tenía talento? Creo que comenzó cuando comencé a practicar deportes, deportes organizados.

Ahí supo que su talento atlético era descomunal.

46. Me gusta salir y subir a la cancha, usando mi velocidad y agresividad hacia el aro.

Su modo de juego.

47. Jugué como si todos los días fueran mi último día con una pelota de baloncesto.

No hay otra forma de jugar al máximo nivel.

48. No puedes tener miedo al fracaso. Es la única forma de tener éxito: no vas a tener éxito todo el tiempo, y lo sé.

Siempre hay que mirar hacia delante, a pesar de los errores.

49. Mi padre no estaba allí cuando yo era un niño, y siempre solía decir:¿Por qué a mí? ¿Por qué no tengo un padre? ¿Por qué no está él alrededor? ¿Por qué dejó a mi madre? Pero a medida que fui creciendo, miré más profundamente y pensé: ‘No sé por lo que mi padre estaba pasando, pero si él estuviera presente todo el tiempo, ¿sería yo quien soy hoy?

Sobre la ausencia de la figura paterna en su vida.

50. Sabes, Dios me dio un regalo para hacer otras cosas además de jugar el baloncesto.

No es un hombre unidimensional.

51. Pasé por muchas batallas en la escuela secundaria.

Los institutos de Ohio siempre tienen problemas y reyertas.

52. Pero los deportes me alejaron de estar en una pandilla, o estar asociado con las drogas. Los deportes fueron mi salida.

Una vía de escape.

53. Para mí, ya siendo parte de un hogar monoparental y sabiendo que solo éramos mi madre y yo, despertabas veces y esperabas que al día siguiente pudieras estar junto a tu madre porque ella estaba tratando de Asegúrate de que me cuiden. Pero lo único que me importaba era que ella estuviera en casa.

Otra reflexión acerca de su infancia.

54. Siempre hay personas que te piden algo. Pero siento que tengo una base. Tengo un elenco de apoyo que no me molesta demasiado.

Su entorno familiar y de amistades.

55. Odio decepcionar a mis compañeros de equipo. Sé que no voy a hacer cada tiro. A veces trato de hacer el juego correcto, y si resulta en una pérdida, me siento fatal. No me siento mal porque tengo que responder preguntas al respecto. Me siento mal en el vestuario porque podría haber hecho algo más para ayudar a mis compañeros a ganar.

Un líder nato debe serlo en cada momento.

56. Mi madre y yo siempre hemos estado ahí el uno para el otro. Tuvimos algunos momentos difíciles, pero ella siempre estuvo ahí para mí.

El apoyo materno fue fundamental en la vida de LeBron James.

57. Cuando éramos niños, íbamos en coche hacia el norte, esa es nuestra autopista. Habría edificios de oficinas al costado de la carretera y yo diría que así es como se verá mi casa cuando crezca. Voy a empezar a hacer que mi casa se vea así.

Un recuerdo de infancia que quiere plasmar en su hogar presente.

58. Para todas las posiciones, solo traigo la determinación de ganar. Al ser un jugador desinteresado, creo que puede continuar con mis compañeros de equipo. Cuando uno de los mejores jugadores en la cancha es desinteresado, creo que se transfiere a los otros jugadores.

El altruismo hecho jugador de baloncesto.

59. Ya sabes, cuando tengo un mal partido es cuando pienso que todavía tengo trabajo por hacer y mucha gente que impresionar.

Una forma de redimirse tras una derrota.

60. Akron, Ohio, es mi hogar. Siempre será recordado. Akron, Ohio, es mi vida.

Sobre su pueblo natal.

61. No voy a pelear porque significo demasiado para nuestro equipo, y no puedo permitirme ser expulsado por un partido o hacer algo estúpido para ser expulsado de un partido de postemporada.

El don de controlar las emociones en pos del equipo.

62. Crecí en el lado norte de Akron. Entonces esas noches de miedo y solitarias, eso es todas las noches. Oyes muchas sirenas de policía, escuchas muchos disparos. Cosas que no quiere que sus hijos escuchen crecer.

Un sitio peligroso.

63. Hay algunos equipos y logos que puedes ver, sin importar dónde estés en el mundo, y sabes exactamente quiénes son y qué significan.

El lenguaje NBA es universal.

64. Se ejerce mucha presión sobre mí, pero no me presiono mucho. Siento que si juego mi juego, se solucionará solo.

Todo consiste en fluir.

65. Necesito música. Es como el latido de mi corazón, por así decirlo. Me mantiene activo sin importar lo que esté pasando: malos partidos, prensa, lo que sea.

La música le motiva antes y después de cada encuentro.

66. Tus compañeros de equipo te dan la confianza. Me dan la confianza todo el año, toda la postemporada.

Su confianza se fundamenta en ellos.

67. No quiero que me llamen armador, pero no puedo detenerlo.

Reflexión sobre su rol en la pista.

68. Ser el único hombre en el hogar con mi mamá definitivamente me ayudó a crecer rápido.

No había más remedio.

69. Cuando tenía 5 años, sucedieron algunas cosas financieras, y me mudé siete veces en un año. Nos mudamos de un apartamento a otro, a veces viviendo con amigos. Mi madre siempre decía, ‘No te pongas cómodo, porque es posible que no estemos aquí mucho tiempo’.

Una forma de vida nómada que le ayudó a madurar tempranamente.

70. Si se abre una gran oportunidad, me encantaría estar involucrado… o protagonizar una película.

Sus planes van más allá del deporte de la canasta.

Ir a la fuente

Deja un comentario