Las 60 mejores frases de dentistas

Te dejo las mejores frases de dentistas, ideales para tomar con humor las temibles citas con el dentista, así como para agradecer a estos profesionistas por su labor al evitarnos mayores dolencias y ayudarnos a lograr una bonita sonrisa. 

Algunos autores que podrás encontrar en esta compilación son Daniel Tosh, Mark Twain, Jore Luis Borges y George Bernard Shaw. Te pueden interesar también estas frases sobre la salud.

Fuente: pixabay.com

-El tiempo lo cura todo… menos las caries, esas las cura el dentista.

-El cepillo de dientes no elimina seis meses de sarro 30 minutos antes de tu cita con el dentista.

-Algunas torturas son físicas y otras son mentales, pero la que incluye ambas es la que te practica el dentista. -Ogden Nash.

-Un médico entierra sus errores, un dentista los saca, pero un profesor tiene que vivir con ellos.

-Nunca abras la boca, a menos que estés en la silla del dentista. -Sammy Gravano.

-Diente que nace torcido, el dentista lo endereza.

-Lava tus dientes todos los días para mantener al dentista lejos.

-Para la persona con dolor de muelas, incluso si el mundo se tambalea, no hay nada más importante que una visita con el dentista. -George Bernard Shaw.

-Los dentistas son lo opuesto a los psicólogos. Te cuentan su vida y tú haces “mmm hmm” con la boca llena de artefactos raros. -Mirelle Hdb.

-Si un paciente no puede limpiar sus dientes, ningún dentista podrá limpiarlos por él. -Martin H. Fischer.

-Un dentista en su trabajo, siendo su vocación, siempre mira profundo dentro de la boca. -George D. Prentice.

-Las únicas personas que necesitan un título profesional son los dentistas y los neurocirujanos. -David Hockney.

-Felicidad es que tu dentista te diga que no va a doler y luego lo ves tomando el taladro. -Johnny Carson.

-¡Siempre quise ser un dentista! Pensé que iba a estar arreglando dientes y diseñando hermosas sonrisas. -Tori Bowie.

-Sé amable conmigo, podría ser tu dentista algún día.

-Visita al dentista, no dejes que tu miedo a sufrir sea más grande que tus ganas de sonreír.

-Le dije a mi dentista que los dientes se me están volviendo amarillos, y me dijo que usara una corbata café. -Rodney Dangerfield.

-El precio de una consulta con el dentista se olvida en un par de años, pero el resultado jamás.

-Dentista: similar a tus padres, pero critican tus dientes en vez de tu estilo de vida.

-La odontología no es cara, lo que es caro es el descuido.

-La mejor y más barata consulta con el dentista es cuando lo correcto se hace extremadamente bien la primera vez, y aparte dura.

-¿Me pregunto si existe tal cosa como un dentista espiritual? ¡Creo que mi personalidad está llena de caries! -Charles M. Schulz.

-Dentistas: profesionistas que mejoran vidas una sonrisa a la vez.

-Un buen dentista nunca te altera los nervios.

-El rechinar del intelecto es para la mayoría de las personas tan doloroso como el taladro de un dentista. -Leonard Sidney Woolf.

-Cuando la vida está pateando a los demás en los dientes, conviértete en dentista. -Kevin Myers.

-Sé amable con tu dentista, él también tiene sentimientos.

-El dentista te dice “enjuaga”. Entonces te inclinas y estás mirando un retrete en miniatura. -Bill Cosby.

-Un diente doloroso está mejor fuera que dentro. Perder un miembro podrido es una ganancia. -Richard Baxter.

-La ansiedad matemática es peor que una revisión periódica con el dentista. -Charmaine J. Forde.

-Dichosos son aquellos que sostienen conversaciones alegres con los impotentemente mudos, porque serán llamados dentistas. -Ann Landers.

-Un dentista llega a la raíz de los problemas.

-Un dentista verdaderamente increíble es aquel difícil de encontrar e imposible de olvidar.

-Algunos buscan sonrisas bonitas, los dentistas las crean.

-No hay nada que le duela más a un dentista que la pérdida de un bracket.

-Un buen dentista se hace recordar por la calidad, no por el precio.

-Los dentistas te dicen que no te limpies los dientes con objetos metálicos filosos. Te sientas en su silla y lo primero que hacen es tomar un gancho de hierro. -Bill Cosby.

-Me gustaría ser valiente. Mi dentista asegura que no lo soy. -Jorge Luis Borges.

-Somos entusiastas con la risa en la mayoría de las circunstancias, pero más o menos con el dentista. -Joseph Heller.

-El mejor momento para visitar el dentista es cuando no te duele nada.

-Ser un diseñador famoso es como ser un dentista famoso. -Noreen Morioka.

-Si el sufrimiento trajera consigo sabiduría, la oficina del dentista estaría llena de ideas brillantes. -Mason Cooper.

-Los dentistas son superhéroes disfrazados.

-Nunca le tuve miedo a nada en el mundo, excepto al dentista. -Taylor Caldwell.

-Le dije a mi dentista que quería un diente que me hiciera juego con los otros. Me dio un diente con cuatro caries. -Rodney Dangerfield.

-La odontología se lleva a cabo desde la ciencia, pero se ejecuta con el arte.

-¿Te refieres a que la gente paga para que les hagas esto? ¡Pensé que las habías secuestrado a estas personas! ¿Cómo me convierto en dentista? -Michael Buckley.

-A mi me gusta posponer ciertos tipos de cosas, como las visitas al dentista. -Johnny Depp.

-Las caries eran un problema constante que significaban una boca llena de plata para los pacientes, y para los dentistas, un bolsillo lleno de oro. -Claudia Wallis.

-La tarjeta de mi dentista dice: “los dientes son las ventanas hacia el alma” -Jimmy Fallon.

-Soy un dentista. Yo creo sonrisas. ¿Cuál es tu súper poder?

-Le tengo cierta fobia a la oficina del dentista. -Joelle Carter.

-No me asustas. Soy un dentista.

-Todos los dentistas hablan mientras trabajan. Han heredado esto de sus ancestros profesionales, los peluqueros. -Mark Twain.

-Era una sonrisa dulce, pero ocultaba una peligro, como la que tenían los dentistas. -Andy Paine.

-No amigo mío, no estoy borracho. Solo que acabo de ir al dentista y no necesito ir en otros seis meses. Es un hermoso pensamiento. -Agatha Christie.

-He ido al dentista varias veces, así que conozco el proceso.

-Voy al dentista cada seis meses y me hace una limpieza. Así que tengo suerte de que esos tratamientos de flúor que me aplicaron cuando niño funcionaron, no tengo caries. -Daniel Tosh.

-Cuando los dientes tenían caries o estaban dañados, el dentista sabía que solo había algo por hacer: tomaba las pinzas y los sacaba. Si quedaba la mandíbula, no era culpa suya. -Mark Twain.

-Dentista: un prestidigitador que, poniéndote metal en la boca, te saca monedas del bolsillo. -Ambrose Bierce.

Deja un comentario

Menu
A %d blogueros les gusta esto: