Lanzan un mapa que muestra el potencial del bosque secundario en países centroamericanos

El proyecto Bosques Secundarios, implementado por el Programa de Bosques, Biodiversidad y Cambio Climático del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), lanzó recientemente un mapa que muestra el potencial del bosque secundario en Centroamérica, con el propósito de que los gobiernos, el sector privado, ONG, comunidades, academia y otros actores visualicen con facilidad la ubicación y el potencial de estos ecosistemas para construir estrategias de trabajo y proponer planes de acción que permitan su gestión y conservación.

El mapa fue generado con el apoyo de investigadores de la Unidad de Modelado Ecosistémico del CATIE y contempla datos de Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica.

Jean Pierre Morales, líder del proyecto Bosques Secundarios, comentó que el mapa muestra sitios puntuales o regiones con presencia de bosque secundario aptos para el manejo forestal sostenible. “Estos sitios se identificaron mediante la consulta a expertos; en el caso de Costa Rica no se realizó un taller de consulta debido a que ya existe una definición legal”, agregó Morales.

Además, muestra mapas de uso o cobertura de los paisajes estudiados, se usó la cobertura del bosque secundario como punto de partida para el análisis y se tomaron en consideración las áreas con pasto y charrales que eventualmente pueden convertirse de nuevo en bosques.

También, el mapa brinda información acreca de la distancia a carreteras, como una variable renta de ubicación. “Entre más cercano el bosque secundario, el pastizal o el charral esté de la carretera menor es el costo de acceso para el manejo y aprovechamiento”, explicó Morales.

[Img #55858]

Proyecto Bosques Secundarios de Centroamérica. (Fuente: DICYT)

Otra variable que el mapa ofrece es la pendiente del terreno (entre más plano sea el terreno más fácil es el manejo y aprovechamiento del bosque secundario); la distancia a la deforestación registrada entre 2000 y 2017 (los sitios más alejados de los puntos deforestados son menos propensos a sufrirla); y la distancia a áreas protegidas (entre más cercano esté el bosque al área protegida menor la probabilidad de deforestación.

Por otra parte, Morales detalló que los mapas resultantes por país vienen expresados en un gradiente de valores de cero a uno, en donde cero son los sitios menos adecuados con base en los criterios evaluados, ya sea para el manejo y el aprovechamiento del bosque secundario o para la reconversión de pastizales o matorrales a zonas con cobertura boscosas, mientras que los uno son sitios más adecuados.

En este sentido, las categorías de la clasificación final son:

Alta adecuación: la suma de todos los criterios que está en el rango de 0.66 a 1
Media adecuación: la suma de todos los criterios que está en el rango de 0.33 a 0.66
Baja adecuación: la suma de todos los criterios que está en el rango de 0 a 0.33

El proyecto Bosques Secundarios cuenta con el financiamiento de la Iniciativa Climática Internacional (IKI). (Fuentes: CATIE/DICYT)

C.1040

Deja un comentario