La tormenta Barry se convierte en huracán de categoría 1

Tras haber tocado la tierra en el estado de Luisiana, Barry se ha debilitado a tormenta tropical.

storm barry hurricane

© Mark Fulford / Reuters
Las nubes oscuras a medida que la tormenta Barry se acerca a una playa en Seaside (Florida), el 12 de julio de 2019.

La tormenta tropical Barry fue actualizada este sábado como huracán de categoría 1 por las autoridades meteorológicas de EE.UU. antes de tocar tierra en el estado de Luisiana. Al arribar al estado, se ha vuelto a debilitar hasta una tormenta tropical, su estatus actual.

Según medios locales, en estos momentos Barry es una tormenta con vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora que se mueve en dirección noroeste, a una velocidad de 9,6 kilómetros por hora.

Su centro se ubica a unos 8 kilómetros al noreste de la comunidad no incorporada de Intracoastal City en Luisiana.

Mientras Barry continúa su paso, las autoridades estadounidenses advierten de una marejada ciclónica peligrosa, fuertes lluvias y viento en la parte norte y central de la costa del golfo del país.

Meteorólogos estiman que el huracán podría causar inundaciones catastróficas a lo largo del río Mississippi, un marejada ciclónica de hasta 1,8 metros y hasta 50 centímetros de lluvia, señala la prensa. La amenaza de inundación es la preocupación especial para las ciudades de Baton Rouge, Lafayette y Nueva Orleans.

Barry es considerado el primer huracán de la temporada de huracanes del océano Atlántico 2019. Ante su avance se ha ordenado la evacuación de casi 10.000 personas. El presidente Trump ha declarado una emergencia federal en el estado. Asimismo, se han desplegado tropas de la Guardia Nacional para ayudar a los que se encuentran atrapados por las inundaciones.

Todos los vuelos desde y hacia Nueva Orleans han sido cancelados este sábado debido a la tormenta. Cerca de 72.000 personas en Luisiana se encuentran sin electricidad.

Deja un comentario