El país más poblado del mundo no escapa a los problemas de atascos y polución en las grandes ciudades, como el ejemplo de Beijing, que con sus más de 21 millones de habitantes es una de las ciudades con más congestión del mundo y supera los límites de polución. Pero su gobierno parece seguir el dicho «a grandes males, grandes remedios» y la solución que han planteado en China es construir una nueva área cuya superficie triplicará la de Nueva York.


EcoPortal

Deja un comentario