La Señal 118 | ADEMAR GEVAERD Y J. VALLEE: CASO OVNI ISLA COLARES (video)

Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)

El caso OVNI isla Colares en Brasíl es uno de los más enigmáticos y particulares en la historia de los fenómenos del misterio. OVNIs persiguiendo a los pobladores, 4 muertos, 40 heridos graves y miles de afectados por la acción de unos rayos que, dicen, se desprendían de estas naves. Jacques Vallée y Ademar Gevaerd se encargaron de investigar estos eventos extraños y nos traen sus conclusiones.

Además, sumamos a Carlos Alberto Iurchuk, quien junto a Fortunato completarán la historia con datos y reflexiones, respectivamente. Pero no es todo, tenemos testimonios de las víctimas, de la doctora que les atendió y de Hollanda Lima, el oficial de inteligencia que estuvo a cargo de la investigación, para luego declarar ante cámaras acerca de lo que realmente había sucedido.

Un dato relevante: Hollanda Lima murió dos meses después de hablar de este caso con Ademar Gevaerd. Algunos dicen que fue un suicidio, otros que se trató de un asesinato.

MIRA AQUÍ EL PROGRAMA COMPLETO SOBRE EL CASO COLARES:

Parte de las declaraciones de Hollanda Lima a la Revista UFO de Gevaerd: 

UFO Magazine – ¿Fueron los ataques que estaban ocurriendo con cierta frecuencia comunicados al Gobierno, a las autoridades estatales o municipales?

Hollanda – Sí, claro. Algunos médicos del Ministerio de Salud Público de Pará habían sido enviados por el gobierno para examinar a las personas. Se analizaron las pieles quemadas y tomaron las declaraciones de los pacientes, pero no hacian nada más que eso – nada más. Algunas víctimas se recuperaron fácilmente. Otros estaban muy aterrados. Algunos tenían náuseas, o se quedaron dormidos durante días. Un ciudadano una vez vino a buscarme y me dijo que al lado de su casa había aparecido una luz, que se enfoco un rayo brillante hacia él. Me dijo que él estaba tan aterrorizado que corrió dentro de su casa, cogió un arma y apuntó a la luz. Entonces los rayos más intensos vino y le hizo caer. El pobre hombre pasó dos semanas con problemas de locomoción (Ed.: Debido a que cayó), pero no tuvo nada más serio.

Él no ha sido golpeado por nada sólido, en forma de inyección, por ejemplo. Parece que la naturaleza de esta luz era la de una energía muy fuerte que dejaba a la gente paralizada. Creo que las autoridades federales se les informó que este tipo de ataque a los seres humanos estaban ocurriendo en la región, pero no tengo conocimiento de ninguna prueba. Sólo he recibido órdenes de mi comandante, nada más.

Hollanda Lima, dos meses antes de su muerte.

UFO Magazine – Si estas deposiciones se habían recogido desde el comienzo de la Operación Plato, ¿cuando empezaron los primeros encuentros cercanos con OVNIS en esa región?

Hollanda – Era lo suficientemente significativa. Cierta noche, nuestro equipo estaba buscando en la Isla de Mosqueiro, en un lugar llamado Bahia do Sol (Editorial: una conocido balneario de Belém, cerca de Colares), por tanto, teníamos información de que estas cosas estaban sucediendo ahí. Y como estábamos investigando todo y cualquier indicación de sucesos ufológicos, nos acomodamos en el lugar. En este período, los agentes que tenían más tiempo que yo dedicado a esta operación – ya que «Cogí el tren cuando ya estaba en marcha» -, me interrogaron todo el tiempo, después ellos vieron algunas luces, como si ya estaban convencidos de la existencia del fenómeno. Como yo estaba todavía indeciso, me dijeron: «Pero capitán, ¿todavía no cree?» Le respondí que yo no lo estaba, que necesitamos más pruebas para creer que esas cosas eran platillos voladores. No había visto a ninguna nave en ese momento. Sólo la luz, muchas y variadas. Todavía no estaba satisfecho.

Comenta esta nota…

Deja un comentario