La NASA utilizó datos de rayos X y luces infrarrojas tomados de la Vía Láctea y los convirtió en sonidos, generando música.

Un nuevo proyecto que utiliza la sonificación ha convertido imágenes astronómicas de la Vía Láctea del observatorio espacial de rayos X Chandra de la NASA y otros telescopios en sonido.

Esto permite a los usuarios «escuchar» el centro de la Vía Láctea según se observa en rayos X, luz óptica e infrarroja. Al traducir los datos inherentemente digitales (en forma de unos y ceros) capturados por telescopios en el espacio en imágenes, los astrónomos crean representaciones visuales que de otra manera serían invisibles para nosotros.

En los vídeos con imágenes sonificadas de la Vía Láctea la traducción comienza en el lado izquierdo de la imagen y se mueve hacia la derecha. Y los sonidos representan la posición y el brillo de las fuentesLa luz de los objetos ubicados hacia la parte superior de la imagen se escucha como tono alto mientras que la intensidad de la luz controla el volumen.

Las estrellas y las fuentes compactas se convierten en notas individuales, mientras que las nubes extendidas de gas y polvo producen un zumbido en evolución.

El crescendo ocurre cuando llegamos a la región brillante en la parte inferior derecha de la imagen. Aquí es donde reside el agujero negro supermasivo de 4 millones de masas solares en el centro de la Vía Láctea conocido como Sagitario A * (estrella A), y donde las nubes de gas y polvo son más brillantes.

Los usuarios pueden escuchar los datos de esta región, de aproximadamente 400 años luz de diámetro, ya sea como «solos» del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA, el Telescopio espacial Hubble y el Telescopio espacial Spitzer, o juntos como un conjunto en el que cada telescopio toca un instrumento diferente, según un comunicado publicado en la web de Chandra.

Cada imagen revela diferentes fenómenos que ocurren en esta región de la Vía Láctea a unos 26.000 años luz de la Tierra.

La imagen del Hubble describe las regiones energéticas donde nacen las estrellas, mientras que la imagen infrarroja de Spitzer muestra nubes brillantes de polvo que contienen estructuras complejas. Los rayos X de Chandra revelan gas calentado a millones de grados por explosiones estelares y salidas de Sagitario A *.

Además del Centro Galáctico, este proyecto también ha producido versiones sonificadas de los restos de una supernova llamada Cassiopeia A, o Cas A.  Y los «Pilares de la Creación» ubicados en Messier 16.

En Cas A, los sonidos se asignan a cuatro elementos encontrados en los escombros de la estrella explotada. Así como otros datos de alta energía. La distribución de silicio (rojo), azufre (amarillo), calcio (verde) y hierro (púrpura) se revela moviéndose hacia afuera desde el centro del remanente. Comenzando desde la ubicación de la estrella de neutrones, en cuatro direcciones diferentes de la Vía Láctea

(Con información de Europa Press)

SEO RCeni

Cada día somos más los seres humanos que reconocemos la importancia de conectarnos con nuestra sabiduría. Lo hacemos para alcanzar paz interior, mejorar nuestras relaciones o sentirnos merecedores de abundancia y prosperidad a todo nivel. Hablamos de crecimiento personal.

Deja un comentario

Deja un comentario