LA MANZANA DE ADÁN

Advertisement

Según el viejo mito de Adán, cuando él probara la manzana que Eva le convidó (si bien puede tomarse como un cuentito que responde a una realidad deformada pero con cierto porcentaje de realidad) esto motivó que ambos fueran expulsados del “Paraíso” por “Dios”.

Por un lado me indigna comprobar cuánto es lo que nos han mentido, y aún nos siguen mintiendo, pero por otro me resulta muy cómico cuando observo la ingenuidad de tantas personas que se creen tantas cosas que nunca vieron, pero confían porque lo leyeron en un libro, y que por otra parte no creen en algunas cosas que se ven todos los días.

Eso se debe al lavado de cerebro a que hemos sido sometidos generación tras generación, y al que actualmente estamos siendo inducidos por mentalidades supuestamente superiores que inventan cada día una nueva mentira mayor para tapar la menor anterior. Pero ahora vayamos a recordar el cuentito al que nos han acostumbrado:

“Dios le dijo a Adán y a Eva que no debían probar de la manzana, pero sin embargo por sugerencia de la serpiente Eva la probó y le dio a probar a Adán, y por tal causa es que la Humanidad fue expulsada del paraíso” y ahora nos cuentan estos religiosos que ése ha sido un pecado original que debemos pagar, aunque nadie tenga pruebas de que ha sido como nos lo cuentan.

Y que por otro lado, de suceder, fue hace millones de años atrás, aunque la misma Biblia menciona el castigo hasta la tercera generación siguiente; ya han pasado algo más que tres o cuatro, pero el castigo permanece. ¿Por qué será?

Tal como en el caso del FMI, debemos pagar una cuenta en la que no hemos recibido nada a no ser, simplemente números o palabras, y además, por medio de papeles impresos de color verde que no tienen verdadero respaldo y que sencillamente han salido de una imprenta de cuarta dado que si uno se fija en el papel utilizado, es más consistente el papel con que se imprimen los billetes argentinos que el papel del dólar.

Pero que además, deberemos pagar con intereses en dólares; falsa moneda sin respaldo en oro que está siendo rápidamente depreciada en el mundo, camino al desbarranco debido a las estrategias comerciales combinadas de China y Rusia, pero que en Argentina sin embargo aumenta de valor misteriosamente gracias a la reconocida astucia financiera del ciudadano argentino promedio que desconfía de su propia moneda, pero no de los papelitos verdes con el logo del diabólico Nuevo Orden Mundial, donde además reza: “In God we trust” (En Dios creemos). En Dios; en el multimillonario Dios.

Tal así es el cuento que nos han contado sobre Adán y Eva, y sus consecuencias. Cuentito donde bien se cuidan de mencionar que la primera pareja de Adán no fue Eva, sino Lilith, a quien dedicaré un sabroso artículo, bien porque ella lo merece (fue la primera feminista) y además para no salirme ahora de contexto; es decir, que nuestro tataratataratatara…. abuelo Adán era “divorciado” de Lilith con la aceptación de Dios, pero la Iglesia católica hasta no hace poco condenaba el divorcio y por sobre todo se cuidó muy bien de jamás mencionar el episodio del que fuera partícipe Adán y su primera esposa Lilith, antes de que Dios le asignara a una segunda, llamada Eva, para que no se armara más revoltijo familiar.

La hipocresía y la mentira son los reyes de este mundo, y muchas personas se creen toda la historieta a pie juntillas; además, inexplicablemente muchos creen en un dios que nunca vieron, pero sin embargo no creen en una nave ET que ven, siendo que hay innumerables libros, testigos, fotos y videos sobre ellos.

Pero, extrañamente nunca hallaremos fotos ni videos sobre el tan mentado Dios, más allá de los cuentitos religiosos que ya comienzan a imponernos de niños a partir de los 8 años cuando nos “catequizan”, es decir, cuando comienzan a lavarnos el cerebro y a manipular nuestro pensamiento aprovechando que todavía no tenemos suficiente edad como para discernir.

La realidad sobre la figurativa “manzana de Adán” es que estaba referida al conocimiento, lo que sí es de público conocimiento; lo que le estaba prohibido a la “primera pareja” no era comer manzanas, sino, hacerse de conocimientos que les indujeran a preguntarse quién era el misterioso y oculto personaje a quien debían obedecer, y cuestionarse porqué razón tenían que hacerlo. Al igual que ahora y desde siempre; cuanto más miedo tenga y más ignore la persona, más sencillo resulta dominarla y llevarla de la nariz hacia donde ellos quieren.

Del árbol de conocimiento, el supuesto manzano, resultaba imperioso que el ser humano no debía probar de ninguna manera. Es decir, en otras palabras, algo así como: “Adán, no debes aprender nada nuevo ni aprender a razonar porque si lo haces te echaré de mi paraíso”, es decir, “quedarás sin mi protección”. O si se prefiere: “Adán, tú y tu descendencia deben ser brutos y estúpidos lo suficiente como para que nosotros hagamos de ustedes el alimento y los burros de carga que necesitamos, y ustedes encima nos adoren y nos den las gracias”.

Me pregunto si ése tan mentado Paraíso era intraterreno; dejo su respuesta a la investigación del lector.

Aquel que dictaba estos principios de obligatoria ignorancia, según la Biblia cristiana, seguida a pie juntillas por millones y millones de crédulos, era el famoso Dios, que habitaba en la columna de humo de día y llamarada de fuego en la noche.

Es decir, no uno, sino un conjunto de personajes de cuidado que siempre se han declarado como amenazadores, peligrosos, manipuladores y abyectos, un tenebroso grupo de psicópatas que disfrutaban del olor que despedía un animal o una persona al ser torturada y quemada viva, procedimiento conocido como “holocausto” por los judíos y recomendado por YAVE a su pueblo preferido judío para aplacarle las iras demoníacas, caprichosas e infantiloides de su señor.

Paradójicamente, nunca evitó ese tal Dios que su pueblo elegido pasara a su vez por la misma sartén y probara de su propia sopa. Su pueblo elegido (¿Elegido para qué? cabe preguntarse) a quien nunca terminó de darle la tierra prometida de la que tanto le había mencionado durante siglos y después de tantos sufrimientos; pueblo al que obligó a ser nómade sin permitirle sentar bases en paz en ningún lugar del mundo, mientras los mantenía ocupados caminando en la arena hirviente para que no pensaran.

Sin defender ni acusar al pueblo judío, ni pretender molestarlo, me pregunto: ¿Hay acaso algún atisbo de amor paternal de ese dios hacia éstos que YAVE llamaba “sus hijos” predilectos?

No se puede comprender que YAVE, si es que realmente era su padre, haya cometido semejantes herejías con “sus hijos”, como calcinarlos con sus rayos porque habían acampado metros más allá fuera de la rayita que él había indicado como límite como si eso fuese importante en semejante desierto, o bien, mantenerlos durante 40 años caminando en círculos, viviendo como animales en la carencia, las inclemencias del tiempo y en la ignorancia y la obligada adoración, induciéndolos a atacar y matar a cuanto ser vivo se les pusiera por delante.

Me estoy basando en las narraciones de la Biblia cristiana para identificar a ese tal Dios, o si se prefiere, YAVE, mencionado en la Biblia como celoso y vengativo, tirano y asesino contradictorio que sin embargo les dictaba su mandamiento paradójico de “no matarás”, mientras que un sicario ignorante tal como un Moisés enfurecido, defendía los caprichos de este tal Dios, a capa y espada, luego de subir a la nave a recibir las instrucciones de manipulación para su pueblo ingenuo.

Ya he mencionado en otro artículo que una Entidad de una Dimensión superior indicara ya hace muchos años, que distinguir a los seres oscuros de los seres de Luz es muy sencillo: “La Luz trae respuestas, la Oscuridad las oculta”. Por lo tanto, la calificación de “misterios insondables” que los sacerdotes asignan a tales “sagrados designios de Dios” ya a esta altura deberían tener respuestas directas, claras y razonables, por lo que suenan a una reverenda mentira que oculta verdades y las transforma en misteriosos secretos.

Pero también es de notarse que no existe ningún Mandamiento que rece: “No violarás niños, no pervertirás sexualmente a menores” aunque para todos rige “Ganarás el pan con el sudor de tu frente” menos para sacerdotes y pastores.

Una Entidad espiritual superior si realmente lo fuera, debería carecer por completo de la baja vibración conocida como “miedo”, pero este grupo de seres “supremos” agrupados como Dios, debido a su dudosa calidad espiritual manifestó siempre este miedo porque tiene conciencia clara de que si el Ser Humano despertara, eso sería su perdición. Ése es su verdadero miedo, que ellos despierten.

¿Sería acaso que debido a ese miedo patético, a “Dios” no le convenía que Adán y Eva probaran del Árbol de la Sabiduría porque pronto comenzarían a preguntarse tantos “porqué” sobre los antojos y atrocidades con que este “padre Dios” trataba a sus supuestos hijos?

¿Por qué razón resultaría condenada “la maldita serpiente” que trajo conocimientos al ser humano, la misma que entregó respuestas que solamente unos pocos despiertos supieron escuchar y comprender?

Los demás, tal vez aquellos sordos y ciegos a la realidad fueron denominados “muertos” por Jesús, que por supuesto no era hijo de ese falso dios YAVE sino de un Padre Luminoso, Su Padre que nunca fue Dios.

“Deja que los muertos entierren a sus muertos, y sígueme” le dijera según la Biblia (suponiendo que ésta no miente) al apóstol cuyo padre había fallecido, cuando éste le pedía tiempo para participar de su entierro.

Pero también cabe preguntarse: “¿Cuál era la manzana que el famoso Dios no quería que probaran?”. Tal vez no era exactamente una manzana, la fruta jugosa y nutritiva que cualquiera puede probar hoy en día, pero sospecho que sí era un producto de la Naturaleza, como ya podremos ver.

Así mismo corresponde averiguar “quién era esa condenada serpiente” que tanta mala fama se le ha hecho y que fue quien indujo a Eva, por supuesto mucho más sensible e inteligente que Adán, a decidir dejarse llevar por su intuición de mujer y probar de la “manzana” prohibida.

Paralelamente, si es cierto que Eva había sido formada de una parte de Adán, igualmente cabe preguntarse porque la hipócrita, atrofiada y criminal Iglesia cristiana hace tiempo atrás sostenía a muerte que las mujeres “no tenían alma”.

Estas mujeres desalmadas que han llevado desde siempre a la perdición a nosotros, los pobres hombres, que si no fuera por la travesura de Eva viviríamos felices y contentos en la idiota contemplación del paraíso… mientras que ahora tenemos que conformarnos con mirar el partido y disfrutar de una cerveza.

Todo esto ¿Adivina qué? está relacionado con el incendio del Amazonas, aunque suene discordante y por eso estos conceptos la mayoría de las personas no los asocien en una primera instancia.

En la selva amazónica crecen las hierbas con las que se compone la conocida “Ayahuasca”, que es una mezcla de dos plantas -la enredadera de ayahuasca (Banisteriopsis caapi) y un arbusto llamado chacruna (Psychotria viridis), que contiene el “alucinógeno” dimetiltriptamina, referido mundialmente hoy como DMT.

El DMT, popularmente conocido como la molécula espiritual o la molécula de Dios, era uno de los frutos del conocimiento, digamos algo así como “una manzana de Adán”. Según algunos científicos, hoy se ha descubierto que el DMT es segregado por el cerebro durante el nacimiento y en experiencias cercanas a la muerte y, aunque se consuma una muy pequeña cantidad, produce supuestas “alucinaciones” muy intensas y elaboradas en las cuales la mente o conciencia se escapa de las limitaciones del cerebro y alcanza a tener comprensión bastante más allá.

¿Comprender o ver qué cosas? Las cosas que hacen que los humanos seamos un poco más que monos y que nunca lleguemos a parecernos a los “dioses”.

Durante los momentos de acción del DMT, el participante es capaz de visualizar realidades existentes fuera de la dimensión de la Matrix y acercarse tanto a la Energía del Amor como su espiritualidad se lo permita. Y a identificarse como parte del TODO, siendo ese TODO las Dimensiones interpenetradas que vibran más allá y más acá que nuestra limitada tercera Dimensión.

Estas sustancias existen comúnmente en la selva del Amazonas y su utilización permite la comprensión de fenómenos que se producen más allá de los convencionales, es decir, trae consigo un conocimiento superior que no se puede alcanzar salvo en experiencias de meditación en elevadas frecuencias espirituales de avivamiento de la conciencia.

Paralelamente facilita el contacto integrado con la naturaleza dándose casos de posibilitar aparentes “conversaciones” con animales y plantas; los indígenas de la zona dicen que las plantas “les indican” sobre cómo realizar las combinaciones necesarias para las sanaciones.

O bien, mejor, les “indicaban” antes de semejante holocausto intencionado de vegetales y animales, que por supuesto, YAVE disfruta a pleno. El incendio intencional del Amazonas indica así un demoníaco ritual de adoración al mismo demonio YAVE al mismo tiempo que ahoga y posterga las aspiraciones evolutivas del ser humano, contaminando al planeta y eliminando sus fuentes de respiración y producción de oxígeno.

En realidad la conversación mencionada con las plantas es una interpretación sencilla y doméstica dado que las comunicaciones se realizan por sintonía del Ser Superior de la persona bajo ese efecto, con el Alma Comunitaria de la Naturaleza, es decir, una integración con el TODO.

En la mente de la persona se reciben imágenes, frases y palabras concretas de forma similar a lo que ocurre cuando se realiza una Lectura de Registros Akáshicos donde son percibidas las comunicaciones entre el Ser Superior del Lector con el Ser Superior de la otra persona a quien se le está realizando la Lectura.

Todo esto se produce en armonía vibratoria superior, en niveles de avivación de la conciencia, donde se comprueba que todos los seres vivos y aún la materia, nos encontramos hermanados en el TODO sin diferencias ni categorías a ese respecto. Lo que no les conviene que conozcamos a ciertos parásitos energéticos que viven a costa de nuestra energía vital.

Este tipo de comunicación trae consigo la representación mental de imágenes de conciencia que permiten conocer qué es lo que existe fuera de la Matrix terrestre, por eso se asemeja a “la manzana de Eva” y como esta manzana existe realmente y es comúnmente utilizada en el Amazonas, entonces HAY QUE PRENDERLE FUEGO AL AMAZONAS (74.000 focos intencionales en lo que va del año) porque arrojarle una bomba nuclear sería muy ruidoso, evidente y cuestionable. Tal vez de a poco el lector vaya comprendiendo lo que quiero expresar.

Por otro lado, en el Amazonas existe un secreto remedio que elimina rápidamente enfermedades del cuerpo y del alma, lo que no conviene a los intereses de la industria farmacéutica multinacional, propiedad de la élite que maneja el mundo, que a su vez está manipulada por la élite reptiliana negativa, ya que hay reptilianos que no son negativos para nuestra especie.

Esta última sustancia mencionada se llama Kambó y, según explica la revista argentina THC, cuyas siglas representan TetraHidroCannabinol (el principio activo del cannabis) “es usada desde hace siglos por diversas tribus del amazonas para purgar el cuerpo y limpiarlo de toxinas”. De allí que las personas que consumen el aceite medicinal de Cannabis se van librando gradualmente de dolores y enfermedades.

Su poder natural es tan grande, unas 4.000 veces mayor que la morfina, que los indígenas explican que además convierte el color de su aura a verde y esto los camufla en la selva de modo que no son reconocidos por sus presas hasta no ser ya demasiado tarde; por tal razón, los integra con la Naturaleza y antes de salir a cazar y a buscar alimento, estos nativos fuman de un preparado del kambó a fin de asimilarse y mimetizarse con la vegetación.

Esta sustancia se obtiene de la segregación a través de la piel de una ranita de brillante color verde, la “Phyllomedusa bicolor” o “ Rana Mono Gigante”, cuyo veneno, mortal si se lo ingiere por vía bucal o si su dosificación es suficiente, una vez tratado apropiadamente se aplica en dosis muy pequeñas a través de una quemadura en la piel y produce intensos efectos que incluyen vómitos, sudor, taquicardia, pérdida de control de esfínter, mareos y dolor abdominal, que se extienden por 15 minutos y se desvanecen gradualmente en el corto plazo de una hora.

Antes de ser ingresada esta sustancia al cuerpo, en cantidad controlada, la persona debe beber dos litros de agua de forma que el líquido pueda absorber energéticamente las malas vibraciones y al vomitarla, pueda expulsar los males que generan enfermedades y dolencias en el cuerpo.

Es curioso que el ingreso del Kambó en el torrente sanguíneo deforma las facciones de quien la prueba de manera irreconocible, lo que demora cerca de medio día en retrotraerse; puede asimilarse como que al eliminar los demonios del cuerpo, en muchos casos convierte las facciones en demoníacas para evidenciar la interna lucha cruel del sujeto que saca del cuerpo lo peor de la negatividad que éste ha absorbido y que es precisamente lo que lo mantiene enfermo.

Recién pasadas las 24 horas se experimenta una paz y un aumento de la energía física producto de la sanación, y el consecuente alivio de enfermedades que la ciencia médica no consigue sanar, y mucho menos en tan corto tiempo. Personalmente señalo que por experiencia propia he comprobado que provoca posteriormente además un estado de rejuvenecimiento y un sentimiento de paz y amorosa sanación que dura varios días y a veces, semanas, como si uno se mantuviera transitando en otro plano de conciencia.

Desde THC detallaron que “los efectos que produce la secreción de la rana no son psicoactivos ni visionarios” y que “su empleo es exclusivamente terapéutico”. Y así resulta, en efecto, pero tal liberación de toxinas induce necesariamente en el estado natural pacífico y estable del que nunca deberíamos salir y del que nadie tiene derecho a sacarnos.

Por eso, esa ranita Phyllomedusa bicolor es muy peligrosa para los que lucran con la enfermedad, y dado que su hábitat es el Amazonas, HAY QUE PRENDERLE FUEGO AL AMAZONAS para que no se extiendan sus propiedades curativas no sea que las personas en el mundo se curen y dejen de consumir medicamentos que les reportan miles de millones de dólares de ganancia a los laboratorios y un 50% de porcentaje a los médicos que los recetan: si buscas en Google el significado de ANA-ANA, comprenderás la escalofriante verdad sobre el comercio asqueroso de los medicamentos entre ciertos médicos y las industrias farmacéuticas.

Si el lector quiere conocer más sobre la experiencia de estos fenómenos curativos naturales, puede referirse a mi artículo QUINCE MINUTOS EN EL INFIERNO http://www.elsenderodelser.com/2018/06/29/quince-minutos-en-el-infierno/ donde narro mi experiencia personal sobre estas curaciones y mi “diálogo” sanador con una planta de Eucaliptus.

Falta conocer sobre la serpiente. En realidad, revelar la identidad de la serpiente es un asunto muy importante que merece por su longitud y su sorprendente realidad, un artículo aparte. Sólo por ahora diré que se trata de la versión viva del mito griego sobre Prometeo, el que fuera castigado por traer conocimientos superiores a la limitada especie humana.

Este personaje vital para nuestro desarrollo, también llamado por los antiguos sumerios como ENKI, es un sabio genetista reptiliano pero en este caso benevolente quien fuera el creador de la especie humana y que sufriera ser condenado al exilio por el abyecto YAVE debido a su “pecado” de entregar conocimiento y sembrar a través de su propio ADN, potenciales latentes al ser humano que hoy por diversos métodos comienzan a liberarse, inclusive, a voluntad.

Supuestamente su prisión se encuentra bajo los hielos de la Antártida, por lo que continuaré en otro artículo con mayores detalles. No te quedes sólo con mi versión; investiga y busca, si quieres. Pero al menos, si piensas en el tema encontrarás alguna explicación válida, coincidencias o no, pero al menos ya tienes una muy probable versión sobre la tan mencionada “manzana de Adán” y porqué ha sido tan combatida de tantas maneras y desde siempre.

El Sendero Del Ser. Bendiciones. Leo

Dando un “me gusta” a mi página de Facebook: Profesor Leo – El Sendero Del Ser, recibirás de inmediato cada artículo que se postee en el mismo y así podrás decidir si te interesa y al clickear en el mismo te llevará directamente al blog para leerlo.

Si te ha resultado de interés este artículo puedes compartirlo libremente en tus redes sociales citando la fuente de origen (botones inferiores), o bien, compartir el enlace al blog: www.elsenderodelser.com a tus amigos y a quienes puedan interesarles los temas tratados.

www.elsenderodelser.comwww.profesorleo.com.arprofesorleonqn@gmail.com

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: