La lenta caída de El Corte Inglés

La Gran Recesión impactó doblemente a El Corte Inglés y todavía estamos viendo sus consecuencias. El anuncio que hizo la semana pasada (cerrará, venderá o transformará 25 centros) es una gota más en el camino hacia la irrelevancia de la gran empresa española.

Los problemas son múltiples y las salidas complicadas. Pero lo básico es que no ha sabido adaptarse a los tiempos. Quizá no había forma de adaptarse bien con un modelo anticuado sin grandes traumas que no tienen fácil solución.

El doble impacto de la crisis

El primer impacto gordo que sufrió El Corte Inglés fue la crisis que comenzó en 2007. El primer afectado fue el consumo y fue una crisis muy larga en España, con unos niveles de paro muy altos y una recuperación lentísima. Esto afectó a todos los sectores pero sobre todo a los que estaban centrados en el consumo como El Corte Inglés.

Pero a esto se le sumó que el modelo estaba ya agotado. En otros países este agotamiento llegó antes y muchos de las grandes empresas del estilo (como Sears en EEUU) estaban ya en declive.

Los motivos de este agotamiento del modelo son variados y eso hace aún más complicado adaptarse: por un lado los consumidores prefieren tiendas monomarca, ya no van a una gran tienda que ofrezca todo; por otro hay competencia que ofrece esas mismas tiendas monomarca aglomerdas: los centros comerciales; y por último el fenómeno online.

Sin apenas transformación

Con todo esto, El Corte Inglés pasó de tener unas ventajas increíbles para el consumidor (tener de todo y ser muy flexibles con las devoluciones) a ofrecer algo que todo el mundo ofrece, tanto online como físico. La transformación era inevitable.

Sin embargo, en lugar de transformarse, atacó segmentos saturados (Bricor para bricolaje, Supercor y Opencor para supermercados) con unos resultados desastrosos. Y para colmo llegó tarde y mal al mundo online, incapaz de competir con Amazon y similares.

Al final y después de más de una década de crisis el modelo sigue siendo el mismo, sin apenas cambios, cuando tendría que haber sufrido una transformación profunda para poder seguir compitiendo.

Errores estretégicos

Para rematar, durante estos años (y años atrás) ha habido varios errores estratégicos que han lastrado la compañía. La clave de este tipo de negocios no es tanto la venta en sí como el financiero e inmobiliario. El segundo no ha ido mal, ya que tienen tiendas en lugares bastante buenos (aunque también han tenido errores como el de Arroyosur). Pero el primero nada bien.

El principal problema es que El Corte Inglés llegó a la crisis muy endeudada debido a un plan de aperturas muy desordenado y en ciudades que no podían dar rentabilidad ni aunque hubieran sido un éxito.

La solución a esto se intentó dar con una ampliación de capital y metiendo un socio externo, cosa que añadió presión y problemas entre los socios tradicionales.

La gestión familiar de una empresa grande y no sacarla a bolsa no tiene por qué ser mala (no hay más que mirar a Alemania) pero tiene que haber una buena alineación y es cierto que en las crisis las discrepancias se suelen multiplicar.

Por último, recientemente se ha decidido la venta de las joyas de la corona (Óptica 2000, Informática El Corte Inglés, seguramente Viajes El Corte Inglés) para pagar deuda (presionados por el socio externo), cuando estas rentables empresas deberían haber sido las bases de un nuevo negocio. Cuando comenzó la crisis deberían haberse centrado en lo rentable (comenzando por estas empresas) e ir cerrando lo no rentable.

Posibles salidas

Con un modelo agotado solo se me ocurre una salida: menos centros (ya han empezado pero continuará), más elitistas, intentando atraer a un consumidor premium que pague por los grandes espacios (también lo han comenzado, hay centros muy especializados en turistas con alto poder adquisitivo), menos empleados y menos relevante.

No creo que haya una caída brusca si no la hemos visto ya, pero si una reducción paulatina del tamaño como estamos viendo ahora y seguiremos viendo en el futuro.

Imagen | imcountingufoz

Seguir leyendo en la fuente original

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.