La historia verdadera tiene mucho que contarnos, si nos quitamos los velos

LA TUATHA DE DANANN: Los últimos dioses benéficos    

Es sabido que el demiurgo Yahve (Yaldabaoth) tergiversó el modelo universal de la creación, proclamándose a sí mismo como dios único, ignorando la existencia del Padre  (El Altisimo Incognoscible) y dando fin de esa manera al predominio de los hiperbóreos, la verdadera Humanidad que se regía con parámetros de paz, solidaridad y respeto por la Tierra. Desde entonces, por 7.500 años, ha reinado sobre los hombres sometiéndolos al escarnio más doloroso: la esclavitud. Peor, aún, mediante la intervención de Enki  (Lucifer) realizaron la profanación del cuerpo original humano (mediante manipulación genética), convirtiéndolo en lo que es hoy: un ser finito que necesita de matar para sobrevivir.

Junto con su profanador general, surge la horda de ángeles y arcángeles a sus órdenes, quienes se encargaron de desarrollar los grandes imperios, como Roma, para someter a quienes aún se resistían al cambio, mediante vergonzosas inquisiciones, verdaderos torturadores y asesinos de una crueldad inimaginable.










Deja un comentario