Mientras más inteligente sea una persona y más socialice con los demás, menos satisfecha se sentirá con su vida. O al menos esa es la conclusión a la que llegó un estudio realizado por psicólogos de la London School of Economics y la Singapore Management University.




  Sin duda, esta afirmación desafía la creencia de que socializar y rodearnos de amigos nos hace más felices.
  De hecho, todo parece indicar que no es así para todos, fundamentalmente para quienes tienen un cociente intelectual por encima de la media. En esos casos, socializar no se traduce en una mayor felicidad ni produce una mayor satisfacción con la vida.



  Las personas sabias e inteligentes se adaptan fácilmente a cualquier situación que la vida les presenta, ya un momento agradable o por lo contrario un momento desagradable, esta hermosa capacidad solo la tienen aquellas personas que han pasado por muchas experiencias a lo largo de su vida.
  En un particular estudio realizado por psicólogos profesionales de la London School of Economics y la Singapore Management University, se pudo determinar según las personas consultadas que cuanto más inteligente y sociable es una persona, más insatisfecha se vuelve consigo misma, optando por alejarse de aquellas personas que por diversas razón no logran ser de su agrado.



  El resultado final de este estudio puede causar cierta controversia, ya que siempre hemos tenido la costumbre de que para ser felices debemos compartir con nuestros amigos y con demás personas de nuestro círculo social y afectivo.
  Teniendo en cuenta este estudio, parece ser que la felicidad también puede llegar a nuestra vida de otra manera, disfrutando la soledad verdaderamente como debe ser para lograr ese estado de armonía en el alma.

¿A qué se debe esta afirmación?

  Para la realización de este estudio, se encuestaron a personas jóvenes las cuales sus edades oscilaban entre los 18 y 28 años, con una participación de más de 15.500 encuestados.
  Para la mayoría de estas personas la felicidad y la satisfacción emocional la encontraban cuando compartían largas cantidades de tiempo con sus amigos o personas de su círculo social y afectivo.



  Caso contrario sucedía con aquellas personas que poseían un coeficiente intelectual superior al de las personas promedio.
 Los resultados de la investigación según los investigadores se puede resumir de forma simple.
  Ellos estiman que aquellas personas sabias e inteligentes encuentran la felicidad en la soledad de manera más natural, esto se debe a que el tener que socializar con personas ajenas a usted y gastar determinada cantidad de tiempo, los hace alejar considerablemente de sus objetivos, metas o proyectos de vida, los cuales les generan mayor tranquilidad y resultados positivos.



  Los psicólogos también plantean que para este tipo de personas no es problema afrontar situaciones adversas en soledad, de hecho les genera más satisfacción ya que son independientes al momento de tomar decisiones importantes por lo cual su felicidad no depende de alguien más.

Ir a la fuente

Deja un comentario