La dramática persecución de Falun Gong en China [Documental] #Katecon2006

Documental canadiense sobre el Falun Gong (Energía Vital). En China su práctica está siendo perseguida. El gobierno tortura y ejecuta a muchos de sus seguidores. «En 1992 una nueva práctica espiritual se extendió por China, tiene años más tarde el Falun Gong contaba con 70 Millones de seguidores. Temeroso de su popularidad, el gobierno chino decidió prohibir esta “secta” encarcelando a más de los 200.000 creyentes” 

Título original: Beyond the Red Wall – The persecution of Falun Gong Documental emitido por el CANAL HISTORIA País: Canadá Año: 2007 Canadian Television Fund Creador: Govierno de Canada y la Canadian Cable Industry

Falun Gong (literalmente ‘práctica de la rueda de la ley’, en español), también conocido como Falun Dafa, es una disciplina espiritual introducida en China en 1992 por su fundador, Li Hongzhi.​ Se basa en los principios de «verdad, benevolencia y tolerancia» y combina la práctica de la meditación y ejercicios con filosofía moral.​ Se identifica como una práctica de qigong de la escuela budista, aunque sus enseñanzas también incorporan elementos extraídos de las tradiciones taoístas.3
Falun Gong emergió al final del boom del qigong en China, un periodo que vio la proliferación de prácticas similares de meditación, ejercicios lentos y respiración regulada.​ A diferencia de otras escuelas de qigong no implica costes o afiliación formal, también se caracteriza por la ausencia de rituales diarios o veneración.Pone además, gran énfasis en la moralidad y en la naturaleza teológica de sus enseñanzas.Académicos occidentales han descrito Falun Gong como una disciplina de qigong, un “movimiento espiritual” basado en las enseñanzas de su fundador o en un “sistema de cultivación” en la tradición de la antigüedad china,​ y a veces como un nuevo movimiento religioso (NMR).
Aunque la práctica gozó inicialmente de apoyo considerable por parte del gobierno chino, a mediados de los años 90, el Partido Comunista Chino y organizaciones de seguridad pública comenzaron a ver a Falun Gong como una amenaza potencial debido a su tamaño, independencia del estado, y enseñanzas espirituales. En el año 1999, el gobierno estimaba que había 70 millones de personas practicando Falun Gong.  ​ Las tensiones culminaron en abril de 1999, cuando más de 10 000 practicantes de Falun Gong se reunieron pacíficamente cerca del edificio central del gobierno en Beijing para pedir reconocimiento legal y libertad de interferencia del estado. Esta demostración es vista ampliamente como un catalizador para la persecución subsiguiente.
El 20 de julio de 1999, los líderes del Partido Comunista iniciaron una campaña en contra de la práctica la cual incluía propaganda dedicada a erradicarla. El gobierno bloqueó el acceso en internet a páginas web que mencionan a Falun Gong, y en octubre de 1999 lo declaró una «organización herética» que amenazaba la estabilidad social. Las organizaciones de derechos humanos reportan que los practicantes de Falun Gong en China sufren una variedad de abusos de sus derechos humanos: se estima que cientos de miles han sido puestos en prisión de manera extrajudicial, y otros practicantes detenidos son obligados a realizar trabajo forzado, sufren abusos psiquiátricos, tortura, y otros métodos de coerción para reformar sus pensamientos a mano de las autoridades chinas​ En el año 2009, al menos 2000 practicantes de Falun Gong murieron a causa de abusos mientras se encontraban bajo custodia. Algunos observadores calculan que la cifra es mucho más elevada, y reportan que decenas de miles pueden haber sido asesinados para suplir la industria de trasplante de órganos en China.  En los años desde que se inició la persecución, los practicantes de Falun Gong han participado activamente en abogar por el respeto a los derechos humanos en China.

El fundador de Falun Gong Li Hongzhi ha vivido en los Estados Unidos desde el año 1996, y Falun Gong tiene un gran número de seguidores a nivel mundial. Dentro de China, algunas fuentes estiman que decenas de millones de personas continúan practicando a pesar de la persecución. ​ Se estima que cientos de miles de personas practican Falun Gong fuera de China en más de 70 países a nivel mundial. 

Seguir leyendo en la fuente original

Deja un comentario