La distancia no es nada cuando se asocia a quien nos importa tanto

Los amores a distancia no aplican para todos, la mayoría de este tipo de relaciones no es buscada de esta manera desde un principio, sino que por algún motivo se han visto forzados a poner distancia de por medio.

Los casos en los cuales se establece de entrada una relación a distancia, que actualmente con tecnologías y aplicaciones que las favorecen, se han hecho más comunes, son casos más sencillos de manejar, porque se va dirigiendo la relación a lo que ambos quieren, siendo esto que la distancia permanezca o bien, procurando la unión física.

Pareja-en-planetas-diferentes-mandandose-un-corazón

Hablando de los amores que se tienen que separar físicamente, podemos decir que la relación estará sometida a una presión que solo las parejas más consolidadas y con acuerdos más claros establecidos, superarán de manera favorable para esa relación.

Lo lógico cuando una pareja se distancia (sin hacer relación a la distancia como alternativa de solución de conflictos de manera directa), es que haya un plan que encierre un tiempo finito en donde se establezcan las medidas que se tomarán durante ese tiempo. Evidentemente no se establecerá un régimen militar, pero una rutina y una planificación ayudarán a sobrellevar la situación.

El estar en comunicación diaria, planificar visitas en el período en cuestión y tener un lapso de tiempo estimado para disipar esa distancia, es el marco en donde se debe trabajar. Ahora bien, las condiciones de esa distancia debe establecerlas cada pareja.

Despedida-de-una-pareja1

Se ven casos que se consienten el salir con otras personas con diferentes límites, que van desde la simple socialización, hasta establecer relaciones sexuales “autorizadas”. Evidentemente todo dependerá de cada pareja, de las condiciones particulares, de lo que estén dispuestos a arriesgar y lo que estén en condiciones de sacrificar.

Evidentemente la distancia representa un riesgo, de pérdida, de reemplazo, de tomar cariño a la soledad, de reestructurar planes, de enamoramiento de alguien más, en fin… hay un riesgo latente de que la relación termine en una ruptura o caiga en engaños y traiciones.

niña-corazón-fuerte (3)

Hay distancias que logran unir y fortalecer más a las parejas, donde cada una de las partes se da cuenta de lo importante que es el otro en su vida, donde se hace evidente el no querer a nadie más como compañero de vida, donde los sacrificios se valoran y la relación se crece como resultado de un distanciamiento temporal.

El que la pareja logre superar un período de lejanía dependerá de que ambas personas estén orientadas a los mismos resultados. Que se respeten los acuerdos y existe un nivel de compromiso que no permita que la relación tambalee por las decisiones tomadas.

Si realmente alguien nos importa, si sentimos que esa es la persona con la cual queremos recorrer nuestra vida y el sentimiento es recíproco, no habrá distancia que limite o aminore ese amor, por el contrario, cada una de las experiencias consolidará la relación y la orientará a lo que ambos quieren.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Deja un comentario