La derecha es la gran vencedora de la jornada legislativa vivida este domingo en Colombia, donde la ciudadanía escogió a quiénes ocuparán las 102 curules a Senado, entre 943 candidatos, y los 166 escaños para la Cámara de Representantes, entre 1.787 aspirantes. La abstención bajó y el ex presidente Álvaro Uribe registró una cifra histórica que lo posicionó como el senador más votado del país.

Un dato positivo de la jornada de elección es que la abstención bajó. De las 36.493.318 personas habilitadas para votar, solo lo hicieron 17.445.129; sin embargo, eso representa el 47% del total, lo cual supera por cuatro puntos las elecciones pasadas de 2014. Ese año los habilitados eran 32.835.856 y votó el 43% de ellos. Y uno negativo es que la Registraduría reportó más de 873 irregularidades asociadas con fraude en la jornada.

Con el 97,8% de mesas escrutadas el Centro Democrático, el partido del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, encabeza la lista de Senado con 19 curules, seguido del también partido de derecha Cambio Radical que logró 16 senadores. A estos también le siguen los partidos tradicionales Conservador (15), Liberal (14) y La U (14).

Mientras que los partidos de centro izquierda e izquierda lograron en conjunto solo 19 curules: 10 para el partido Verde, 5 para el Polo Democrático Alternativo y 4 para Coalición Lista de la Decencia. Y el partido evangélico Mira quedó con 3 senadores. Y por su parte, como era de esperar, el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia, de la extinta guerrilla de las Farc, se hundió sin pasar el umbral con 52.112 votos.

En la Cámara la situación no es diferente. El partido Liberal se impuso con 35 curules, seguido del Centro Democrático (32), Cambio Radical (30), el Partido de La U (25), el Conservador (21) y Alianza Verde (9).​ El Mira, Polo Democrático, Opción Ciudadana y Coalición Lista de la Decencia obtuvieron 2 curules cada una. Colombia Justa Libres, Coalición Alternativa Santandereana y Movimiento Alternativo Indígena y Social tienen 1 cada uno.

Así las cosas, la derecha se toma la fuerza en el Congreso de la República y con esto lleva la delantera en el poder de decisión de las leyes y temas más importantes para encaminar el rumbo del país. Algunos expertos han atribuido la victoria a varios temas de “miedo” que fueron expuestas en las campañas políticas.

La crisis política y social de Venezuela que fue ampliamente explotada por Cambio Radical y el Centro Democrático como ejemplo de lo que ellos mismos han llamado castrochavismo. La percepción de inseguridad en las grandes ciudades. Y el fracaso de las negociaciones de paz con el Eln, sumado a sus continuos ataques terroristas en contra de la Fuerza Pública y la infraestructura vial y energética.

Por eso, es de esperarse que el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, principal opositor del acuerdo de paz con las Farc, haya sido el más votado de toda Colombia y de la historia del país, con 870.390 votos. De hecho, la tercera parte de los votos a Senado por su partido, el Centro Democrático, fueron para él. La anterior mayor votación de la historia la tenía Germán Vargas Lleras (actual candidato presidencial) en el 2006 con 223.330 votos.

Paradójicamente, contrario al resultado final, las dos segunda votaciones más altas para Senado fueron para candidatos de centros izquierda y de izquierda. Se trata de Antanas Mockus, es candidato presidencial, con 539.163; y Jorge Robledo con 225.394; ambos cabeza de lista de sus partidos Verde y Polo Democrático, respectivamente. Estos partidos lanzaron en coalición su candidatura presidencial, con Sergio Fajardo.

Las consultas predicen la presidencia

En los comicios también se presentaron dos consultas para elegir a los candidatos presidenciales de los partidos Centro Democrático y de Inclusión Social, que han sido las más votadas del país con más de 9 millones de votos sumados entre las dos. Incluso, cerca de la 1 de la tarde se presentaron quejas porque los tarjetones del Centro Democrático estaban agotados y la Registraduría tuvo que fotocopiar para poder repartir más.

Con el 99% de las mesas escrutadas, Iván Duque ganó la Gran Consulta por Colombia con 4.031.296, quien manifestó que su contrincante Martha Lucía Ramírez será su fórmula vicepresidencial, quien fue la segunda mayor votación de la consulta con 1.530.329 sufragios. Y en la consulta de Inclusión Social ganó Gustavo Petro, con 2.847.029.

Este resultado no sorprendió ni a los expertos ni a la opinión pública. Duque y Petro hace cerca de un mes lideran las encuestas de intención de voto de los colombianos para elegir el próximo presidente de Colombia. Con ellos, el país se polariza entre la derecha y la izquierda, respectivamente.

Con Duque la derecha prácticamente tiene un puesto en la segunda vuelta, que deberá lucha por él con Germán Vargas Lleras. Y Petro que siempre la liderado las encuestas de percepción, también se ve vencedor para una segunda vuelta, con igual detractores como seguidores.

Los empresarios, por ejemplo, apoyan a Duque porque confían más en sus propuestas económicas que en las de Petro, donde ven una amenaza a la seguridad macroeconómica del país por sus políticas populistas. Pero, ¿quiénes son estos candidatos, los más opcionados a llegar a la Casa de Nariño?

Iván Duque Márquez, con 42 años, podría convertirse en el presidente más joven de Colombia. Es hijo del político liberal antioqueño Iván Duque Escobar, quien fue Ministro de Minas del ex presidente Belisario Betancur, gobernador de Antioquia y Registrador Nacional. Contrario a su padre, él se considera conservador y ha adoptado las políticas de seguridad nacional del senador Uribe.

En su trayectoria política ha sido asesor del Ministerio de Hacienda del actual presidente Juan Manuel Santos en el gobierno de Andrés Pastrana, quien ahora es opositor de Santos. Hizo carrera en el Banco Interamericano de Desarrollo y fue nombrado por la ONU en el equipo que investigaría un ataque de Israel contra una comisión humanitaria en la Franja de Gaza.

Fue asesor internacional de Uribe Vélez y cuando éste le declaró la oposición al presidente Santos, reclutó a Duque para que haga parte de su camada. Ahora es uno de los políticos que le habla al oído al ex presidente y el representante de su partido por la presidencia de Colombia. En las elecciones de 2014 Duque Márquez formó parte de la lista cerrada al Senado del Centro Democrático, donde ocupó el séptimo renglón y fue elegido senador.


Gustavo Petro

Gustavo Petro es el congresista con más votos del partido de izquierda Polo Democrático, de quién se separó por diferencias ideológicas y formó su propia alianza, la Coalición de la Lista de Decentes. Como senador ha sido el gran opositor de Álvaro Uribe en su presidencia, y con cuyo partido se disputa ahora la llegada a la Casa de Nariño.

Petro reveló que la campaña presidencial de Uribe en 2002 había recibido apoyo económico de Enilse López, conocida como ‘La Gata’, condenada posteriormente por nexos con los paramilitares. Además, presentó una fotografía del hermano del entonces presidente, Santiago Uribe, donde aparece junto al narcotraficante Fabio Ochoa.

En el Congreso también destapó varios escándalos de parapolítica y farcpolítica, que evidenció la relación entre paramilitares y guerrillas con políticos del país. Y renunció a él para lanzarse a la alcaldía de Bogotá, que ganó en 2012. Anteriormente, aspiró a la presidencia en las elecciones de 2010, donde quedó en segunda vuelta con Juan Manuel Santos, quien finalmente ganó.

De joven perteneció a la guerrilla del M-19, que organizó la toma al Palacio de Justicia (1985) y a la embajada de República Dominicana (1980). De esta forma, ha sido el ex guerrillero que más alto ha llegado en la política colombiana y sería el primero en alcanzar la presidencia.

Ir a la fuente

Posted in: Sin categoría

Deja un comentario