La Biblia y los evangelios son falsificaciones deformadas de la historia real.

ALEXANDRE ELEAZAR Y LA APOLOGÍA DE JEHOVÁ

Primero fue la novedad de Sitchin y Anton Parks, ahora los escritos de Alexandre Eleazar, que son tomados por los informadores de la red, especialmente los ubicados en lugares destacados en YouTube, sin ningún tipo de sentido crítico y vendiéndolos como la última realidad anti-sistema.
Personalmente afirmo que la única novedad anti-sistema es no creer profundamente en nada y mantener libre nuestro sentido común, so pena de caer en trampas de las que la matrixposee en abundancia.

Los libros soportan mudos cualquier teoría, los catedráticos están sistemáticamente en contra de cualquier cosa que ponga en duda lo oficial, los informadores de la red conspiranoica están siempre contentos de contar con nuevo material y hasta los manuscritos pueden ser alterados y falsificados totalmente.
La profusa información y fechas que brinda Eleazar en sus escritos son de difícil comprobación, por lo cual no podemos tomar sus dichos como un documento histórico fehaciente. Algunas fechas, como la del diluvio, coinciden con la de otros estudiosos. Y varios datos parciales se ajustan a lo escrito por Helena P. Blavatsky en el tomo Antropogénesis de su Doctrina Secreta.
Reconoce que el origen de todo es increado, desde un universo oscuro y desconocido que, sin embargo, alberga luz, algo así como sucede con la electricidad que es invisible mientras viaja por el cable, pero se manifiesta como luz y calor en cuanto se encuentra con una resistencia que lentifica su flujo.

Desde ese universo espiritual emana el hombre original, Adam Kadmon y luego el Dios Todopoderoso, creador del universo o, al menos, de una porción del mismo.

De la parte positiva de este Dios surge la civilización de los Bere y de la negativa, la de los Paios.
Eleazar muestra a este Dios Todopoderoso con los atributos y algunos de los nombres del Jehová bíblico, aunque advierte en todo momento que tanto la Biblia, como los evangelios son falsificaciones deformadas de la historia real.
Este Dios parece manifestarse periódicamente como su hijo, el cual lidera a los Beres en sus contiendas contra los Paios, grupo que se revela al Dios Todopoderoso reclamando por su libre albedrío. En total se ha encarnado dos veces en la Tierra, siendo la tercera entre los años 1980 y 1989 (?) la cual debiera haber sido la fecha del Juicio Final. Ninguna de sus encarnaciones terrestres corresponde a la de Jesús de Nazaret al que declara abiertamente como un invento literario de la iglesia católica.

Los Paios o Pale son conocidos también como Kurus y su guerra en el cielo contra los Beres parece ser la relatada en el Bhagavad Guita.

Dios vence a los Paios y debido a que es bondadoso y justo, les otorga su pedido de gobernar su propia civilización con sus propias pautas; pero en una área determinada de la galaxia. Sin embargo, prontamente, este grupo encuentra un globo con características asombrosas y se apodera de él, aún cuando está fuera del área asignada por Dios. Este globo es Nigeriazi (nuestra actual Tierra) y está habitado por unos humanos muy pacíficos llamados Niger.


Los Paios, en número de 65, llegan a Nigeriazi hace unos 17.500 años. Inmediatamente se imponen a los Niger como dioses y establecen un vasto imperio de explotación y crueldad. Se multiplican entre sí y mestizándose con los Niger.
Pero Dios descubre el engaño y recluta a Beres voluntarios que llegarán a la Tierra con el objetivo de derrotar a los Paios y devolver la libertad a los Niger. Estos desembarcan en el actual Mexico, a las ordenes de Eleazar Iezus y las 3 Xurides (las 3 Marías) hace 12.894 años, formando la civilización tolteca. A diferencia de los Paios, los Eduen nunca se mezclan con otras razas.
Los detalles de las batallas libradas, persecuciones, asesinatos, etc, podrán encontrarlos sintetizados en el libro LEEDANIK de Alman (si desea leerlo haga click aqui)

La Tierra ocupada por los Paios, es recuperada por los Beres. Se esperaba que los Paios “aprendieran” de aquellas civilizaciones de luz, pero en verdad nunca pudieron abandonar su estilo de vida de dominación, engaño y crueldad, de manera que van a luchar por restablecer su imperio, hasta que, finalmente, asesinan cruelmente a una de las Marias y Dios reacciona matándolos a casi todos en el llamado “Golpe” que se trató de rozar la Luna con la Tierra produciendo grandes incendios y poco después, el conocido diluvio, que extermino a 2/3 de la humanidad.
Resumiendo, identifica a Jehová con este Dios Supremo que sólo quiere el bien y la justicia, pero la intervención de los Pale convirtió al mundo en todo lo contrario y su avance en la actualidad se debe a que han reconquistado el globo, sobre todo a partir del avance del catolicismo.
Las 3 razas originales hoy están prácticamente mezcladas, pero se las puede identificar por su conducta predominante:

La identificación de Jehová (que está tergiversada en la Biblia) corresponde al concepto, también de Blavatsky, de que se trata de un Elohim o Dyanchohan o líder de raza, de los cuales hay siete. En este caso, ya no le correspondería el criterio, que se aplica tanto hoy en día en la red, de que se trata de un demonio que sumió a la Tierra en la actual decadencia, sino que ha intervenido personalmente para su corrección, en forma enérgica.

El mal es producido por esta raza extraterrestre. Las víctimas principales son los Niger y teóricamente, los Beres han venido para ayudar a estos últimos y serían el grupo humano que no se adapta a esta forma de existencia.
En cuanto al tema específico de los JUDIOS, que seguramente el lector identificará con los Pale, Eleazar asegura que el pueblo paio Iuda pactó con Jehová una alianza de obediencia que han cumplido hasta hoy, a cambio de las tierras que hoy ocupan y del perdón por haber ellos matado a María (hecho que les ha ganado el odio inconsciente de todos los humanos). Estos serían los sefardíes, en tanto que los Ashkenazi mantienen su lealtad con la causa Pale. No es de extrañar que las tierras otorgadas sean las conocidas como Palestina, ya que, como su nombre parece indicarlo, pertenecían a los Pale, de ahí su nombre.

Podría escribir mucho más sobre este tema, pero prefiero dar lugar a los comentarios y preguntas de los lectores, con el fin de orientar el estudio hacia sus intereses particulares.
EL CENTINELA NOCTURNO

Ir a la fuente

Deja un comentario