Jorge Cuesta: biografía, estilo, obras

Jorge Mateo Cuesta Porte Petit (1903-1942) fue un químico, escritor, ensayista y poeta mexicano, además se dedicó a realizar críticas literarias; esto último lo hizo tan bien que se posicionó como el padre de este género en su país. En la obra de este autor se evidenciaron muchos rasgos de su personalidad.

Su obra se caracterizó por ser trágica y desesperanzada, donde la ansiedad y el fin de la existencia fueron sus temáticas principales. También hizo uso de un lenguaje claro y expresivo, que en ocasiones llevó al lector a una sensación de vacío y oquedad.

Jorge Cuesta. Fuente: AnonymousUnknown author [Public domain], via Wikimedia Commons

Algunos de los títulos más destacados de cuesta fueron: Antología de la poesía mexicana moderna, Triángulos de silencios y Canto a un dios mineral. Si bien el escritor comenzó siendo químico, su pasión por las letras lo condujo a ser uno de los intelectuales más prominentes, a pesar de su corta vida.

Biografía

Nacimiento de Cuesta

Jorge Mateo nació el 23 de septiembre de 1903 en la ciudad de Córdoba, en el estado de Veracruz, bajo el seno de una familia tradicional. Su padre se dedicó a la agricultura, era un hombre de carácter severo; mientras que su madre era descendiente de franceses, una mujer sumisa ante la autoridad de su marido.

Accidente infantil

Cuando apenas tenía un año de edad Jorge Cuesta sufrió una aparatosa caída. Aquel accidente le trajo como consecuencia una intervención quirúrgica, y estéticamente uno de sus ojos se vio afectado. Desde aquel entonces sufrió de fuertes dolores de cabeza.

Estudios

La formación académica de Cuesta se dio en su estado natal, después de terminar el bachillerato se fue a la capital del país para iniciar estudios superiores. Quiso ser violinista y estudiar en el Conservatorio Nacional de Música de México, pero luego se decidió por la química, carrera que cursó en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Escudo de la UNAM, lugar de estudios de Jorge Cuesta. Fuente: Both, the shield and the motto, José Vasconcelos Calderón [Public domain], via Wikimedia Commons

Primeros pasos en la literatura

Durante sus años como estudiante universitario comenzó a dedicarse a las letras, así que desarrolló algunos versos y varios ensayos. También se incorporó al grupo de jóvenes intelectuales llamados Los Contemporáneos, para difundir la cultura y el arte en todo el territorio mexicano.

Cuesta también hizo parte de la revista Los Contemporáneos conjuntamente con escritores como: Gilberto Owen, Salvador Novo y Xavier Villaurrutia, por nombrar algunos. En 1927 tuvo la oportunidad de publicar algunos escritos en la publicación literaria Ulises.

Matrimonio

Dentro de su copiosa agenda literaria, el escritor logró hacerle un espacio al amor. En 1927 conoció a la que en aquel entonces era la esposa del pintor Diego Rivera, la escritora Guadalupe Marín. Poco tiempo después viajó con ella a París y se casaron, el matrimonio duró poco más de cuatro años.

Relaciones en París y regreso a México

La estancia de Jorge Cuesta en Europa le sirvió para ampliar sus conocimientos literarios y entablar buenas relaciones. En esa época hizo amistad con los intelectuales: Carlos Pellicer Cámara, Agustín Lazo, André Breton y Samuel Ramos.

Conservatorio Nacional de Música de México, donde Jorge Cuesta quiso estudiar violín. Fuente: AB [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Regresó a su país en 1932, eso significó el fin de su vida conyugal, pero al  mismo tiempo el auge de su vida profesional literaria. Retomó sus escritos en la publicación Los Contemporáneos, también creó la revista Examen, la cual se destacó por ser crítica con la situación nacional.

Actividades en la química

A finales de los años treinta, Cuesta decidió experimentar nuevamente con la química. Así que comenzó a trabajar en una empresa azucarera y de alcoholes, fungió como director del laboratorio, y entró en contacto directo con varias sustancias y enzimas o moléculas orgánicas.

A partir de aquel entonces el escritor y químico comenzó a tener problemas de salud, especialmente a nivel psicológico. De acuerdo con algunos estudiosos de su vida los brotes psicóticos que presentó fueron producto de una sexualidad no sacada a la luz, según el informe psiquiátrico.

Últimos años de vida y fallecimiento

Jorge Cuesta pasó sus últimos años de vida padeciendo paranoia y psicosis, por lo que debió estar recluido en centros de salud mental en varias ocasiones. Había intentado contra su vida hiriéndose en los genitales; previamente tuvo una crisis parecida.

El 13 de agosto de 1942, cuando apenas tenía treinta ocho años de edad, se suicidó ahorcándose con sus propias sábanas mientras estaba recluido en un sanatorio de Tlalpan. Su fallecimiento conmocionó al mundo de la literatura en México, y despertó morbo y curiosidad en muchas personas.

Legado de Cuesta

A pesar de su corta existencia, Jorge Cuesta dejó un legado importante para las nuevas generaciones. Su alto nivel de intelectualidad y su curiosidad lo condujeron a investigar sobre diferentes temas, como lo fueron la política, la ciencia y la cultura. Para él era necesario sentar las bases para un México con más interés por el saber.

Si bien no pudo ver publicada la mayoría de su obra, su sobrino Víctor Cuesta se ha mantenido firme en dar a conocer muchos textos que el autor dejó. Además muchos estudiosos se han referido a él como uno de los más grandes literatos mexicanos, con una expresividad poco común.

Estilo

La obra de Jorge Cuesta estuvo enmarcada dentro del movimiento modernista. Se caracterizó por el uso de un lenguaje expresivo, lleno de emociones y a la vez claro. En los textos del autor era común observar el reflejo de su personalidad, sus sentimientos y experiencia de vida.

Cuesta fue un escritor pesimista, desesperanzado, angustiado y lleno de incertidumbres, lo que hizo que su obra literaria fuera oscura y enigmática. Con sus temas más frecuentes (la tristeza, la soledad, la melancolía y el fin de la vida) dio a los lectores una sensación de falta se soporte, de levedad, de vacío.

Obras

– Antología de la poesía mexicana moderna (1927).

– La poesía de Paul Éluard (1929).

– Robert Desnos y el sobrerrealismo (1930).

– Naufragio de la duda.

– Triángulos de silencios.

– Canto a un dios mineral (1942).

– El arte moderno (Edición póstuma, 1943).

– Poemas y ensayos (Edición póstuma, 1964).

Breve descripción de algunas de sus obras

Antología de la poesía mexicana moderna (1927)

Con esta obra Jorge Cuesta recopiló algunos de los poemas más destacados y representativos de autores mexicanos de aquella época. Tanto el desarrollo como la publicación del libro generaron controversia y polémica porque muchos escritores no fueron incluidos.

En esta Antología estuvieron presentes muchos de los intelectuales que pertenecieron al grupo de Los Contemporáneos, entre ellos: Xavier Villaurrutia, Gilberto Owen y José Gorostiza. El modernismo, la elegancia y la creatividad fueron elementos presentes.

Canto a un dios mineral (1942)

Es uno de los poemas más conocidos de Jorge Cuesta, el cual se dio a conocer dos meses después de su fallecimiento. La obra se trató de un ser divino que tenía el poder de modificar y hacer todo a su manera; un ser que tenía el control de todas las circunstancias de la vida.

Hubo en el texto algunos elementos naturales, los cuales simbolizaron situaciones de la existencia humana. Por ejemplo, el agua era un reflejo del ser y el correr del tiempo; la soledad y la angustia estuvieron presentes como característica esencial del autor.

Fragmento

“Capto la seña de una mano, y veo

que hay una libertad en mi deseo;

ni duran ni reposan;

las nubes de su objeto el tiempo altera

como el agua la espuma prisionera

de la masa ondulosa.

… Una mirada en abandono y viva,

si no una certidumbre pensativa,

atesora una duda;

su amor dilata en la pasión desierta

sueña en la soledad y está despierta

en la conciencia muda.

… Es la vida allí estar, tan fijamente,

como la helada altura transparente

lo finge a cuanto sube

hasta el purpúreo límite que toca,

como si fuera un sueño de la roca,

la espuma de la nube…

El lenguaje es sabor que entrega al labio

la entraña abierta a un gusto extraño y sabio:

despierta en la garganta;

su espíritu aún espeso al aire brota

y en la líquida masa donde flota

siente el espacio y canta.

… Ese es el fruto que del tiempo es dueño;

en él la entraña su pavor, su sueño

y su labor termina.

El sabor que destila la tiniebla

es el propio sentido, que otros puebla

y el futuro domina.

Fragmento del poema “De otro fue la palabra, antes que mía”

“De otro fue la palabra —antes que mía—

que es el espejo de esta sombra, y siente

su ruido, a este silencio, transparente,

su realidad, a esta fantasía.

Es en mi boca su substancia, fría,

dura, distante de la voz y ausente,

habitada por otra diferente,

la forma de una sensación vacía.

… al hallarla en el ruido que la nombra

y en el oído hace crecer su hueco

más profundo cavándose en el eco”.

Fragmento de “Dibujo”

“Suaviza el sol que toca su blancura,

disminuye la sombra y la confina

y no tuerce ni quiebra su figura

el ademán tranquilo que la inclina.

Resbala por la piel llena y madura

sin arrugarla, la sonrisa fina

y modela su voz blanda y segura

el suave gesto con que se combina…”.

Fragmento de “Fue la dicha de nadie esta que huye”

“Fue la dicha de nadie esta que huye,

este fuego, este hielo, este suspiro,

pero, ¿Qué más de su evasión retiro

que otro aroma que no se restituye?

Una perdida a otra substituye

si sucede al que fui nuevo respiro,

y si encuentro al que fui cuando me miro

una dicha presente se destruye…”.

Referencias

  1. Jorge Cuesta. (2019). España: Wikipedia. Recuperado de: eswikipedia.org.
  2. Domínguez, C. (2003). Jorge Cuesta (1903-1942). México: Letras Libres. Recuperado de: letraslibres.com.
  3. Cuesta, Jorge. (S. f.). (N/a): Escritores Org. Recuperado de: escritores.org.
  4. Marín, S. (2015). Canto de un dios mineral, Jorge Cuesta. (N/a): Poemario. Recuperado de: poemario.org.
  5. Jorge Cuesta. (S. f.). (N/a): Isliada. Recuperado de: isliada.org.

Deja un comentario