Un estudio reveló que una de las formas de reducir el estrés laboral, es ignorar a tus compañeros del trabajo.


  Muchos factores influyen en el trabajo para crear el escenario perfecto en donde se desarrolle el estrés. El ruido, el calor, daños en los equipos o las instalaciones, un compañero que no para de hablar… son tantas cosas. 
 Sin embargo, una de las que más podríamos controlar para ayudar a reducir el estrés laboral es la de los compañeros de trabajo, pues evitarlos o ignorarlos sería muy positivo.
 


  Un estudio realizado por la psicóloga Ulrika Leons, mostró que las conversaciones con los compañeros de oficina y las interrupciones durante el horario laboral, nos hacen perder la concentración de lo que estamos haciendo.
  Puedes estar avanzando en tus labores a una velocidad adecuada, pero una vez que seas interrumpido, te llevará de 25 a 30 minutos retomar el ritmo que llevabas. Al final, terminar después de lo planeado provoca estrés.

El cansancio en el trabajo

  Los días dentro de la oficina en ocasiones son terribles. Hay días en los que te sientes muy cansada, irritable, y cualquier estímulo puede ponerte del peor humor posible.



  Todo puede empeorar con esas personas que hacen que te sientas mucho más cansado en el trabajo. Esos compañeros que vuelven tu día a día mucho más agotador, porque sí existen.
  Esos compañeros tóxicos que hacen te sientas todavía más cansada por tensarte en todo momento. Muchas veces puede ser que ni te estén hablando y aún así te sientes molesta. Pero también están aquellos grandes amigos que te hacen perder demasiado tiempo.

¿Evitar distractores?

  Por eso, de acuerdo con los consejos de Business Insider, la solución para aumentar tu estrés y cansancio en el trabajo es evitar a tus compañeros.
 Ellos aseguran que el trabajador pierde demasiado tiempo platicando con las personas a su alrededor y se atrasan en sus labores diarios. Esto provoca mucho estrés por el rezago.



  La psicóloga Ulrika Leons manifestó por un estudio realizado que las interrupciones constantes y conversaciones durante horas de trabajo provoca que pierdas la concentración.

Una vez que te desconcentras –según las afirmaciones de Leons– tardas aproximadamente 25 minutos en retomar el ritmo de trabajo que tenías. Al terminar después de lo planeado generas mucho estrés que se puede evitar optimizando mejor los tiempos.

Ir a la fuente

Deja un comentario