El pterosaurio Quetzalcoatlus (Archivo)

© AP Photo / Itsuo Inouye

MOSCÚ (Sputnik) — Investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres identificaron una nueva especie de pterosaurios con envergadura alar de hasta 10 metros, lo que los sitúa entre los animales voladores más grandes de la historia, según el sitio web EurekAlert!.

El Cryodrakon boreas, del grupo de pterosaurios azdárquidos, vivió durante el período Cretácico, hace unos 77 millones de años.

Sus restos fueron descubiertos en la provincia canadiense de Alberta hace tres décadas, pero los paleontólogos asumieron hasta ahora que eran de una especie ya conocida que se llama Quetzalcoatlus.

Un estudio publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology revela que se trata de una nueva especie y del primer pterosaurio descubierto en Canadá.

«Es un descubrimiento genial, sabíamos que este animal estaba aquí, pero ahora podemos demostrar que es diferente a otros azdárquidos y por eso recibe un nombre», cita el comunicado al autor principal del estudio, David Hone.

El esqueleto principal es de un animal joven con una envergadura alar de unos cinco metros, pero un hueso del cuello gigante de otro espécimen sugiere que un animal adulto tendría una envergadura de hasta 10 metros.

El Cryodrakon boreas, por lo tanto, es comparable en tamaño a otros azdárquidos gigantes, incluido el Quetzalcoatlus descubierto anteriormente en Texas, EEUU, que podría alcanzar los 10,5 metros de envergadura y pesar unos 250 kilos.

Al igual que otros azdárquidos, era un carnívoro y un depredador que cazaba a animales más pequeños, como lagartos, mamíferos y hasta dinosaurios bebés.

Deja un comentario