Hay grandes problemas que tienen que asumir en estos momentos los consumidores en Estados Unidos. Por una parte, tienen que hacer frente a la desaceleración económica que están sufriendo las empresas, creada por la guerra comercial de Trump contra su gran enemiga la China.

Además, se puede añadir los datos de creación de empleo en Estados Unidos. Se han creado 130.000 puestos de trabajo de los 160.000 que se habían previsto por el Gobierno de Donald Trump, por tanto, hay que añadir otro problema para los ciudadanos de Estados Unidos, su mercado laboral.

Nos podemos preguntar: ¿Cómo les está afectado a los consumidores estadounidenses las salidas de tono de Trump?

Los consumidores en Estados Unidos cada vez más recurren al crédito para comprar

Los consumidores en Estados Unidos están acudiendo cada vez más al crédito para financiar sus compras, un tendencia que rompe con las previsiones de llegar a un gasto sólido, es decir, que los consumidores gasten el dinero que tienen ahorra y que no pidan dinero prestado para hacer sus compras.

Las familias han sido el principal motor de la economía de Estados Unidos durante el segundo trimestre del 2019, ya que han impulsado el gasto a una tasa anual del 4,7 por ciento, el mayor nivel en casi un lustro.

El gasto del tercer trimestre del 2019 se prevé que sea elevado. Los datos de las ventas de los comercios minoristas del mes de julio muestran que hay un aumento de la demanda subyacente de los consumidores estadounidenses. Por tanto, hasta el mes de julio de este año se ha alcanzado un 9,7 por ciento anual, el nivel más alto desde el año 2003.

Menor crecimiento de sueldos y creación de empleo en Estados Unidos

Los sueldos de los trabajadores estadounidenses han sido firmes durante el 2019. Existen ganancias totales que han excedido el 5 por ciento durante los últimos años, hasta llegar a los niveles actuales en el mes de julio de este año.

Además, el indicador de comodidad del consumidor estadounidense se está acercando a los niveles más altos en las 2 últimas décadas, gracias al crecimientos de sus salarios y que los precios de las acciones son elevadas.

Pero a pesar de estos datos que contribuyen al gasto, son muchos los motivos por los que los consumidores estadounidenses tienen que tener precaución. El principal es que se está dando una debilitación económica en Europa y Asia, promovida por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Pero para Estados Unidos, según el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jeremy Powell, ha asegurado que su país no habría una recesión, ya que se están tomando las políticas monetarias adecuadas.

Aún así, la industria manufacturera de Estados Unidos ya está sufriendo la recesión, aunque el resto de la industria está consiguiendo expandirse, aunque sea a un ritmo moderado, el riesgo es que la debilidad se está generalizando.

Los últimos datos de empleo en Estados Unidos mostró que los empleados privados encontraron 96.000 puestos de trabajo durante el mes de agosto de este año, es decir, la menor cantidad de hace 3 meses.

La contratación se ha desacelerado durante el 2019, amenazando con parar el crecimiento de los sueldos y, por tanto, se va a frenar el consumo de los ciudadanos en Estados Unidos. La media de crecimiento de las nóminas privadas durante el último trimestre ha sido de 129.000 dólares en el mes de agosto, por debajo de los 240.000 dólares que había al inicio de 2019.

Los tipos de interés de las tarjetas de crédito están por encima del 17% en Estados Unidos

Hoy en día los consumidores de Estados Unidos tienen un menor nivel de deudas relacionadas con los préstamos hipotecarios. El foco principal de deuda son los préstamos para estudios y los saldos de las tarjetas de crédito.

Por tanto, se puede decir que los ciudadanos de Estados Unidos focalizan gran parte de su crédito en estudios y en sus tarjetas de crédito. Por lo general, las tarjetas de crédito tienen un mayor coste a nivel de tipos de interés.

En la actualidad, las tasas de los tipos de interés de las tarjetas de crédito se sitúan por encima del 17 por ciento. Por ahora, los consumidores estadounidenses están en un ciclo de crecimiento, pero no se sabe si esta situación va a durar por mucho tiempo.

Desde la Reserva Federal, y más concretamente desde su presidente Jerome Powell, se avisa que existen riesgos significativos asociados con el enfriamiento del crecimiento a nivel mundial y la incertidumbre de la política comercial de Estados Unidos para conseguir un crecimiento continuo de la economía a largo plazo.

En El Blog Salmón | Así es la lucha de las tierras raras entre China y EEUU

Imagen | Flickr

Seguir leyendo en la fuente original

Deja un comentario