Hannan Serroukh, coordinadora de estudios islámicos del GEES, culpa a los políticos separatistas de que la sharia esté implantada en zonas de Cataluña

Hannan Serroukh

Hannan Serroukh

Hannan Serroukh, coordinadora del Área de Estudios islámicos del GEES, un grupo que asesora a diferentes fuerzas policiales sobre el riesgo de amenaza terrorista, asegura que la sharia está presente en amplias zonas de Cataluña y acusó a los partidos separatistas de haber alimentado la amenaza de confrontación con la comunidad musulmana.

Serroukh hizo estas afirmaciones en el programa “Alt News”, de Cadena Ibérica, el espacio de radio conducido y dirigido por Santiago Fontenla.

Advirtió que lo que pretenden los musulmanes radicales es “establecer un orden social islámico” y denunció la “irresponsabilidad” de los políticos separatistas al reconocer, por conveniencia e ignorancia, el estatus de determinados musulmanes permitiendo algo en lo que éstos son expertos: filtrarse por las “grietas” del sistema democrático occidental para romperlo.

En ese sentido subrayó el fracaso de Nous Catalans, una entidad que su juicio buscaba la exaltación de una identidad musulmana catalana para garantizarle votos al proyecto separatista. También expresó su rechazo a la instrumentalización de símbolos musulmanes por políticos separatistas con fines exclusivamente electorales. Se refería así a las continuadas visitas de dirigentes políticos a mezquitas catalanas. “La foto folclórica tiene consecuencias y las tiene porque es el estatus de un reconocimiento y una presencia a una ideología islámica en la política y, por lo tanto, reconoce la posibilidad de que haya un orden político islámico sin profundizar adónde nos puede llevar todo eso”. Y añádió: “Hacer fotos, fomentar la presencia mediática de quienes pretenden normalizar la identidad islámica no quiere decir tener un proyecto de gestión de la inmigración ni de cohesión social. Eso no es trabajo. Ni siquiera es una respuesta, es un maquillaje que esconde la falta de ideas y de compromiso. Están animando a los líderes no musulmanes, sino islámicos, que aprovechan todas las fisuras para normalizar ese discurso de la identidad islámica. Tanto que pedimos la separación Iglesia Estado, no es admisible que aquí lo hagamos al revés. Estamos haciendo que la política vaya a la mezquita y que desde la mezquita se esté haciendo política. Eso no es fe. Es adoctrinamiento”.

Alertó asimismo acerca de la radicalización de grupos musulmanes en la región: “Aquí entrarían las mezquitas salafistas, los supuestos imames que ni saben ni les interesa saber en qué país están, ni el idioma en el que se habla. Lo suyo es controlar. En Inglaterra se ha descubierto que existe la policía islámica. Aquí se ha descubierto que, según en qué barrios, las chicas tienen que cuidar su vestimenta si su familia no quiere tener problemas. Pasa en Figueras, en el barrio de la Marca del Ham. Apenas quedan españoles. O en Can Anglada, en Tarrasa, o en zonas de Vic, Salt y Torredembarra. La tercera fase es la de los grupúsculos violentos.

En el transcurso de la extensa entrevista, Hannan Serroukh se mostró muy crítica con las feministas, a las que animó “a dejar los tambores” y luchar como ella por liberar a las mujeres que en Cataluña sufren las restricciones de la dictadura silenciosa del islamismo radical.

“Lo mejor que podrían hacer las feministas es visitar conmigo los barrios catalanes donde existe la sharia y reivindicar allí la igualdad real entre hombres y mujeres”, indicó. En ese contexto rechazó de plano la huelga feminista del 8 de marzo.

Hannan Serroukh, coordinadora de estudios islámicos del GEES, culpa a los políticos separatistas de que la sharia esté implantada en zonas de Cataluña

Deja un comentario