Hallan uno de los más grandes depósitos de metano en el fondo del mar

Descubren que hay una masiva cantidad de metano que es liberado desde fumarolas o aberturas en el fondo del océano.

Su origen es un misterio, y no surge de material biológico (de seres vivos). El depósito está distribuido en todos los océanos de la Tierra. Se analizaron 160 rocas de todos los océanos, y casi todas tenían rastros de gas metano. Se calcula que bajo el mar hay más metano que en la atmósfera terrestre antes de la época industrial.

Este metano es abiótico, como había dicho, no surge de procesos químicos orgánicos, o de seres vivos. La evidencia apunta a que es de origen geológico, relacionado al movimiento del agua, magma y procesos físicos de la corteza terrestre submarina. El estudio fue realizado por geofísicos del Instituto Oceanográfico de Woods Hole (Woods Hole Oceanographic Institution). Jeffrey Seewald, geólogo líder del estudio, dijo en un comunicado:

Identificar una fuente abiótica de metano en aguas profundas ha sido un problema con el que hemos estado luchando durante muchos años (…) Aquí hay una fuente de energía química creada por la geología».

Metano atrapado en minerales bajo la corteza terrestre

Vehículo tomando muestras de las fumarolas submarinas. Crédito: Chris German/ WHOI/ NSF, NASA/ ROV Jason.

Las 160 rocas analizadas se encontraban en la parte del manto superior y en la corteza oceánica inferior. Específicamente en crestas o peñascos oceánicos, zonas de subducción (como el antearco de las Marianas) y secciones más elevadas de la corteza oceánica llamadas ofiolitas.

Las rocas fueron examinadas con un sistema de espectroscopia Ramen, un microscopio basado en láser con el cual identifican diversos tipos de fluidos y minerales presentes. Casi todas las muestras rocosas contenían un conjunto de minerales y gases que se forman cuando el agua marina es atrapada en unos minerales llamados olivinos.

Cristales de olivino. Crédito: Robert M. Lavinsky / Wilson44691 / Wikimedia commons.

Estos olivinos forman parte de las rocas ígneas (magmáticas). Los olivinos bajo la corteza se encuentran a una temperatura elevadísima, ya a más de 700 grados centígrados. Pero, cuando estos minerales se enfrían, el agua marina reacciona químicamente, liberando hidrógeno y metano en un proceso llamado serpentinización. El metano e hidrógeno quedan atrapados, formando los depósitos, que pueden permanecer sellados por millones de años, hasta que es «extraído por disolución o fractura del huésped olivino».

El metano en otros planetas

Este estudio también ayuda a comprender las instancias de la presencia de metano en otros planetas (como Marte). Los científicos dijeron en el estudio:

Debido a que pueden formarse inclusiones fluidas en rocas ricas en olivino que interactúan con el agua en cuerpos celestes en otras partes de nuestro Sistema Solar, su formación puede tener implicaciones clave para el mantenimiento de la vida microbiana más allá de la Tierra (…) La actual emisión de volátiles atrapados por estos mecanismos puede proporcionar suficiente H2 [hidrógeno] y CH4 [metano] para abastecer a los ecosistemas microbianos donantes de electrones en ambientes naturales donde la formación de H2 o CH4 no sería favorable».

Metano e hidrógeno (puntos negros) en rocas de olivino. Crédito: Frieder Klein.

La emisión de estas fuentes de combustible de las rocas podría mantener formas de vida, y sin alimentarse de otra cosa más. Así que, es posible que este proceso de emisión de metano haya estado generándose desde el origen de las placas tectónicas, y que haya aportado a la supervivencia de organismos oceánicos. No obstante, los científicos reconocen que esta explicación del origen de este metano submarino no está 100% confirmada. Se requiere mayor investigación, aunque la evidencia sí apunta a ello hasta ahora.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Referencias: ScienceAlert.

Una publicación de MysteryScience.net – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.

Mystery Planet

Deja un comentario